Sentecia interlocutoria Nº 18 de Secretaría Civil STJ N1, 06-06-2018

Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
Número de sentencia:18
VIEDMA, 5 de junio de 2018.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “VICOPISANO S.A. s/Queja en: MORGANTE, A.M. c/JHONMIC S.A. S/INCIDENTE” (Expte. Nº 29596/17 -STJ-), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:
Los señores Jueces doctores A.C.Z., E.J.M., R.A.A. y L.L.P. dijeron:
Que llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal en virtud del recurso de hecho deducido por el letrado apoderado de la Empresa Vicopisano S.A. D.H.J.C., con el patrocinio letrado del doctor C.A.L. a fs. 63/74 y vta. de las presentes actuaciones.
Impuesto del contenido de la causa el señor Juez de este Superior Tribunal, doctor S.M.B. y advirtiendo la intervención en los autos principales del doctor E.O.V., atento tener amistad manifiesta y frecuencia de trato con el citado profesional, se excusa de entender en las presentes actuaciones en los términos del art. 30 del CPCyC.
Abordando el estudio y mérito de la cuestión traída a resolver, corresponde señalar en primer lugar que las causales de recusación y excusación son taxativas y de interpretación restrictiva. Las causales nacen de la ley, no de la sola voluntad de las partes y deben ser interpretadas con criterio restrictivo pues como ha sentenciado la Corte, se trata de una materia que afecta “el principio constitucional del juez natural” (CSJN., 30/4/96, LL, 1996-C, 691). No cabe duda que el apartamiento de un Magistrado del conocimiento de una causa (sea espontáneo o provocado) trasunta un acto de suma gravedad institucional dado que importa hacer una excepción a las reglas atributivas de la competencia cuyas normas son de orden público. No menos cierto es que toda redistribución de asuntos configura un trastorno en el desenvolvimiento de la organización judicial. Y es por esa misma razón que a través de este criterio restrictivo, ajustado al texto legal, se busca impedir “que las causas no sufran desplazamientos generados por un exceso de escrupulosidad del magistrado interviniente” (Fallos: 310:2845; 319:758; 326:1512).
En segundo término, cabe también señalar que no obstante el criterio que viene manteniendo este Superior Tribunal, en cuanto tiene dicho que: “si bien las causales de apartamiento de los magistrados previstas en la ley procesal son de interpretación restrictiva cuando son articuladas por las partes, sus defensores o mandatarios, por el contrario cuando se trata de decidir acerca de la inhibición o excusación de un magistrado -como en el caso de autos-, es dable...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba