Sentencia Nº 1797/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:30 de Octubre de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

SANTA ROSA, 11 de octubre de dos mil diecinueve
VISTOS:
Los presentes autos caratulados: "PEÑA CLAUDIA GRACIELA c/ MAGIANA S.A. Y OTROS s/ LABORAL", expediente nº 1797/18, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, y

RESULTANDO:

1°) Que a fs. 687/701 el Dr. Javier Horacio Díaz, en su carácter de apoderado de la Sra. Claudia Graciela Peña, interpone recurso extraordinario provincial contra la decisión de la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, la que en su parte resolutiva dispuso: "I.- Hacer lugar parcialmente a los recursos de apelación interpuestos por la parte actora, demandada y codemandada de conformidad a los fundamentos dados en los considerandos" (fs. 682vta).

Funda el recurso interpuesto en los incisos 1º y 2º del art. 261 del CPCC.

2°) Al relatar los antecedentes de la causa expresa que promueven demanda laboral contra la firma Magiana SA y/o INC SA y/o quien resulte responsable por diferencias de haberes, haberes adeudados, S.A.C. proporcional, vacaciones año 2012 y proporcionales 2013, licencia por matrimonio y demás conceptos indemnizatorios que expresamente menciona. Indica que la Sra. Claudia Graciela Peña efectuaba tareas de maestranza para la empleadora con un contrato de trabajo a tiempo parcial, cuando en realidad tenía una jornada a tiempo completo.

Expresa que por sentencia judicial (e/a: Peña, Claudia Graciela c/ Magiana S.A. y Otros s/ Daños y Perjuicios (Laboral), Expte n° H 67288) se acogió su reclamo y reconoció la jornada laboral a tiempo completo, sin embargo, la accionada continuó abonando los haberes por la jornada contractual. Dice que esta circunstancia, y la negativa del empleador a conferir licencia por matrimonio y la anual ordinaria, la obligó a considerarse en legal situación de despido por exclusiva culpa de la accionada.

Apunta que la sentencia de primera instancia acogió parcialmente la demanda contra ambas accionadas lo que motivó el recurso de apelación ante la Alzada. Señala que la Cámara de Apelaciones aplicó erróneamente la ley y quebrantó el principio de congruencia tanto al modificar la sentencia de primera instancia al rechazar la indemnización dispuesta por el art. 1 de la Ley N° 25.323 y por el art. 45 de la Ley N° 25.345, al limitar la sanción conminatoria del art. 132 bis de la LCT, como al mantener la aplicación de la tasa mix dispuesta en la instancia de grado.

En relación con el primer motivo invocado, manifiesta que la sentencia en crisis al rechazar la indemnización prescripta por el art. 1° de la Ley N° 25.323 restringió el alcance de la norma tornándola inaplicable al supuesto de hecho planteado.

Argumenta que el art. 7 de la Ley N° 24.013 solo dispone en qué circunstancias se debe considerar que una relación laboral no se encuentra registrada pero de manera alguna indica cuándo la relación laboral se encuentra deficientemente registrada. Así, explica que en el caso de marras la actora se encontraba incorrectamente registrada ya que si bien su contrato se registró en los términos de la ley, lo era bajo una remuneración y modalidad contractual que no se compadecía con la real.

Párrafos más adelante concluye que el tribunal ad quem en cuanto subsumió la no registración y la registración deficiente en las disposiciones del art. 7 de la Ley N° 24.013 aplicó erróneamente la ley ya que restringió la norma aplicada al extremo de prescindir del supuesto de registración deficiente que la propia norma sanciona.---

También critica el alcance dado al art. 45 de la Ley N° 25.345 en tanto sostiene que una correcta interpretación de la norma debe armonizar con el art. 80 de la Ley N° 20.744. De tal forma, dice que no es válida cualquier certificación que pretenda entregarse sino solo aquella que cumpla con los recaudos que la norma prescribe. De modo que, al rechazar la indemnización que dispone aquella normativa, por el hecho de haber sido acompañada una certificación que no se ajusta a las verdaderas circunstancias de la relación laboral, ni contiene las constancias expresamente requeridas por la norma, le dio una amplitud tal que la modificó.

En referencia a la tasa de interés que la sentencia dispone aplicar refiere, que una vez más el tribunal demuestra una lamentable y preocupante falta de comprensión de lo que expresa, ya que como señala el art. 768 del CCC cualquier tasa de interés fijada por el Banco Central se encuentra comprendida en la norma y, precisamente, la tasa mix no es una tasa de interés que fije el Banco Central por lo que, razona, se encuentra expresamente excluida de sus previsiones.------

En el análisis efectuado al denunciar el vicio de incongruencia, el recurrente indica que en la fundamentación efectuada por el tribunal al aplicar el interés de la tasa mix, y por ende rechazar el de la tasa activa reclamada por su parte, y al limitar la sanción prescripta por el art. 132 bis de la Ley N° 20.744 quebrantó el principio de congruencia en clara violación al debido proceso y al derecho de defensa.

Así, explica que la Cámara omite todo tipo de análisis a la pretensión sustentada en que en el caso, es la ley especial -es decir la normativa civilista- la que impone el interés moratorio a aplicar. Refiere que ninguna referencia hizo el tribunal a la pretensión referida, lo que demuestra el quebranto al principio de congruencia.

Afirma que la Cámara a su vez viola el principio de congruencia al resolver sobre el lapso por el cual es procedente la sanción prescripta por el art. 132 bis de la LCT. Ello así, dado que la sentencia de primera instancia resolvió la cuestión y todas las partes entendieron hasta qué fecha debe extenderse aquella sanción, ya que no existió aclaratoria ni fue materia de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA