Sentencia Nº 17966/13 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:11 de Abril de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
[CCSR1]GANADERA EXALTACIÓN DE LA CRUZ S.A.-11.04.2015 En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 11 días del mes de abril de 2015, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "GANADERA EXALTACION DE LA CRUZ S.A. c/TAPIE M.I. s/Ordinario y Embargo Preventivo" (E.. Nº 17966/13 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 6 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo: - I.- La sentencia de fs. 309/312vta. rechazó la demanda por cobro de pesos entablada por Ganadera Exaltación de la Cruz S.A. contra M.I.T. mediante la cual se reclama el pago de la suma de $ 31.264,29 con más intereses y costas por la venta de ganado vacuno e impuso las costas del juicio a cargo de la actora vencida. Para así resolver la sentenciante analizó la documental acompañada por la accionante y que obra a fs. 20/23 (Factura de compra Nº 001-00000449 de fecha 14.02.2005 emitida como consignataria en la que consta que se vende a la Sra. Tapie 39 terneros y 13 terneras de Quimica Ind. del Sur y 25 terneras de V.B.M. E.M. por la suma total de $31.264,29 y la Guia Única de Traslado de Animales Nº 1918659 emitida por la Municipalidad de Exaltación de la Cruz autorizando el traslado de 67 animales al campo San Alberto Pcia. de La Pampa figurando como comprador M.I.T.) concluyendo que la misma resulta insuficiente toda vez que tanto la factura como la guía de ganado carecen de constancia de recepción y no produjo la accionante otra prueba que acredite la recepción de la hacienda que alega haber vendido y entregado a la Sra. T. (art. 360 CPCC). – El referido pronunciamiento ha sido apelado por Ganadera Exaltación de la Cruz S.A. expresando sus agravios a fs. 335/348, los que merecieron de la contraria la respuesta que se agrega a fs. 350/359. Apela por sí y por la representación acreditada la letrada de la accionante los honorarios y cuyo memorial luce a fs. 333/334. Hace lo propio el letrado de la demandada -Dr. J.P.F.-, obrando la expresión de agravios a fs. 360/361 sin que mereciera respuesta por la contraparte. – II.- Plantea el recurrente cinco agravios: a) Errónea valoración de la prueba, b) Omisión en el tratamiento de prueba conducente, c) Errónea aplicación de la carga probatoria contenida en el artículo 360 del CPCC, d) Errónea aplicación de la ley y finalmente imposición de costas, que pasaremos a sintetizar. – II.a.) Sostiene la apelante que la juez aquo efectuó una errónea valoración -al quitarle relevancia probatoria respecto de la operación de compraventa- a la factura de compra adjuntada con fundamento en la inexistencia de constancia de su recepción por la demandada. Los argumentos que brinda remitiéndose a doctrina es que la factura no puede modificar el contrato de compraventa y que éste existe con anterioridad y puede ser probado por cualquier medio, incluso la costumbre. Señala que "su parte ha ofrecido y rendido demás prueba, que ha sido omitida en su plena valoración" (fs. 338vta.) señalando que la factura acompañada por su parte ha sido debidamente contabilizada conforme surge de la pericial, con lo cual no puede desecharse sin más la eficacia probatoria tal como hizo la juez aquo. Alega también que la deuda le fue reclamada a la accionada y contrariamente a lo sostenido en el fallo -que no fue recepcionada la carta documento- la misma fue devuelta al remitente puesto que pese a haber efectuado dos avisos de visita, tal misiva no fue retirada del correo. Admite a continuación "que aún cuando la factura no hubiera sido recepcionada, ello no empece a que se pruebe la operación por otros medios de prueba" (fs. 340). Igual sucede con la guía de traslado emitida por el Municipio de Exaltación de la Cruz que la juez aquo desecha su eficacia probatoria con fundamento en que no fue firmada por la demandada ni probado por otros medios que acrediten la recepción de la hacienda, siendo que la misma reviste el caracter de instrumento público, y como tal, para desvirtuar su validez debe ser redargüida de falsa. Mediante el segundo agravio cuestiona que la sentenciante haya valorado sesgadamente la prueba colectada, rechazado la eficacia probatoria de modo parcial de alguna de ellas y omitido aplicar igual razonamiento respecto de otras. Expresa que se adjuntaron los libros de comercio en los que se asientan las operaciones tales como la que se reclama y que da cuenta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA