Sentencia Nº 17761/13 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2014

Fecha de Resolución: 6 de Agosto de 2014
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 6 días del mes de agosto de 2014, se reúne en ACUERDO la SALA 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "ALONSO, L.A.c., A.B. s/Cobro de Pesos y Medida Cautelar" (E.. Nº 17761/13 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de la Ia. Circunscripción Judicial y realizado el correspondiente sorteo, se estableció el siguiente orden de votación: 1º) Dra. L.B. TORRES; 2º) Dra. M.E. y 3º) Dr. J.O.C.. La Dra. TORRES, dijo I. Se controvirtió en autos "la procedencia del pago de un canon locativo por la ocupación o goce durante 26 meses del inmueble urbano perteneciente al acervo relicto (e/a: A 44470 y A 62003) por parte de la heredera demandada" (cfme. Acta de Audiencia Preliminar de fs. 84 vta.) El tribunal luego de la incorporación de los alegatos propone una formula conciliatoria "con fin puramente transaccional" (pago de $14.500) el que, ante el desacuerdo expresado por la parte actora (fs. 273), pasa al dictado de sentencia (fs. 278/283 vta.) en la cual el Sr. Juez a quo analiza lo acontecido en el caso y, adelantando opinión dice: "en efecto, el rechazo del actor a la fórmula supera dora de conciliación,... en definitiva le ha venido a bloquear e impedir a su hermana accionada, la libre disponibilidad nada menos que del saldo que como heredera le ha correspondido por la venta del bien relicto de mención, so pretexto de cautela de cánones locativos que adelanto, no le corresponden al actor percibir de manos de su coheredera" (fs. 280 vta., 281). Explica su decisión por no encuadrar dicha "situación de desaveniencias" dentro de las normas que rigen el condominio, aclarando que "el inmueble no dio frutos civiles, ni los hubo para repartir, puesto que ni siquiera el actor ha probado que se hubiera frustrado su chance cierta de alquilar ese inmueble (no ya la mera conjetura que esbozó). Todo lo cual aleja la discusión relativa a la posibilidad de demandar por daño reparable alguno" (fs. 281) Agrega más adelante que la ocupación que la demandada realizó del inmueble no fue como condómina sino como coposeedora del bien hereditario, situación ésta que, incluso, fue "beneficiosa a los fines del buen mantenimiento y la conservación del bien, hasta que se produjo su enajenación, tal como la accionada lo acredita con profusa prueba documental glosada a fs. 50/61 vinculable verosímilmente a arreglos de pintura, electricidad, accesorios de ferretería, albañilería y a diversos materiales típicos para arreglos de mantenimiento sobre bienes raíces..." (fs. 281 vta.). Ahonda en el concepto de "coposesión" la califica como "un hecho", coligiendo que, "... la coposesión que hubo entre los hermanos respecto del bien inmueble, como activo de la sucesión de I.C.A., no debe interpretarse con analogía primaria en el derecho real de condominio...", para finalmente sostener que "La ocupación de la vivienda del padre, estaba pues perfectamente validada legitimada..." (fs. 282) y que, "... de hacerse lugar a la demanda por los conceptos accionados, se estaría configurando un verdadero enriquecimiento incausado...", razón por la cual juzga que "... la accionada no resulta responsable de obligación de pago alguna en favor del actor". (fs. 283). En consecuencia, rechazó la demanda interpuesta y ordenó el levanta miento del embargo preventivo decretado debiendo el demandante dice hasta tanto quede firme la misma, mejorar la contracautela con caución real, bajo apercibimiento de cancelar el embargo preventivo a su costa, imponiéndole las costas del juicio Esta decisión es apelada por la accionante en los términos del memorial de fs. 300/304 vta., el que es respondido a fs. 312/317 vta II. Recurso del Sr. L.A.A.. Luego de considerar que el fallo fue dictado "con arbitrariedad manifiesta, y en clara violación del principio de imparcialidad, neutralidad, y al principio de congruencia" (fs. 300), trata de explicitar tales vicios a lo largo de cinco agravios en los que cuestiona primordialmente los "considerandos" a los cuales cita expresamente, centrando su crítica en lo que, a su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA