Sentencia Nº 17594/2 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:11 de Junio de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la Provincia de La Pampa, a los once días del mes de junio de dos mil quince, se reúnen los señores Ministros, Dr. V.L.M. y Dra. E.V.F., como integrantes de la S. B del Superior Tribunal de Justicia, de conformidad con el art. 421, en relación al art. 411 del C.P.P., a efectos dictar sentencia en los autos: “M., J.D. en causa por homicidio culposo en concurso ideal por lesiones graves culposas por conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor s/ recurso de casación”, registrados en esta S. como legajo n.º 17594/2, con referencia al recurso de casación interpuesto a fs. 1/7, por el defensor en lo penal, Dr. A.O., contra la sentencia del Tribunal de Impugnación Penal, que decidió no hacer lugar al recurso de impugnación, oportunamente formulado a favor de M., y;-
CONSIDERANDO:
- 1º) Que el Tribunal de Impugnación Penal confirmó la decisión de la Audiencia de Juicio, por la que condenó a tres años de prisión de efectivo cumplimiento, a J.D.M. por el delito de homicidio culposo en concurso ideal con lesiones graves culposas (arts. 84, primer y segundo párrafo, 54, 94 segundo párrafo en relación con el art. 90 y 84 del segundo párrafo del C.P.)
La defensa dedujo recurso de casación bajo los motivos previstos en el art. 419, incs. 1 y 3 del C.P.P., en cuanto señaló que la sentencia objetada es arbitraria en los términos de la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y viola los preceptos constitucionales de los arts. 18 de la C.N., 5.6 de la Convención Americana de Derechos Humanos y 10.3 del Pacto Internacional de derechos civiles y políticos.- 2º) Que consideró que el pronunciamiento del T.I.P., no se sustentó en disposiciones constitucionales y legales que resulten aplicables al supuesto juzgado, y que prescindió de analizar las pautas del art. 26 del C.P., que era la norma que regía para el sub-judice; agregó que la arbitrariedad del fallo no es sólo normativa, porque también se apartó de los precedentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que fijó doctrina in re “Squillario” y “D. .
Expresó que la decisión cuestionada “ha inventado” la existencia de un problema de adicción que estaría padeciendo su representado “...lo cual es falso y no surge de absolutamente ninguna constancia de la causa” que así lo acredite. Los exámenes posteriores al siniestro efectuados a M., que dieron resultado positivo, en cuanto al consumo de alcohol y estupefacientes, no pueden definir que su pupilo sufra un cuadro de dependencia.
En relación a este aspecto, adujo que la sentencia no es sólo arbitraria, sino que además es violatoria del debido proceso y el derecho de defensa en juicio, en razón de que nunca tuvo oportunidad de discutir este punto durante el juicio, incluso, en el trámite de impugnación.-
Refirió como “aberrante” que se establezcan argumentos a favor del encierro, al suponer que su representado tenía una adicción, “...pues entonces el enfermo sería discriminado por su padecimiento, recibiendo un trato más severo que quien en iguales circunstancias no lo sufra”. De la inobservancia de la ley sustantiva en que habría incurrido el Tribunal a quo, específicamente del art. 26 del C.P., el recurrente adujo que, sin explicación alguna, los magistrados cambiaron su posicionamiento en este tipo de casos, al disponer penas privativas de la libertad de manera efectiva. Asimismo, en los presentes autos, no fueron analizadas las circunstancias a las que alude la referida norma de la ley de fondo, a pesar de haber sido solicitado por la defensa, entre ellas: la personalidad moral del condenado, la actitud posterior al delito, los motivos que lo impulsaron a delinquir, la naturaleza del hecho, como también la inconveniencia de una sanción efectiva.
Cerró su texto recursivo con remisión a doctrina que sostiene, que la pena de cumplimiento condicional responde a una política criminal de sustitución de condenas cortas privativas de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA