Sentencia Nº 17522/12 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2013

Fecha de Resolución:18 de Octubre de 2013
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 18 días del mes de octubre de 2013, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver los recursos de apelación interpuesto en los autos caratulados: "DÍAZ, L.D.c., F.H. y/o "LA ESPIGA DE ORO" y/o quien resulte responsable s/L." (Expte. Nº 17522/12 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de la IIIra. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- La sentencia de fs. 240/248 hace lugar a la demanda entablada por L.D.D. contra F.H.G. y condena a este último a pagar la suma que resulte de la liquidación que manda a practicar, asimismo lo condena a la entrega del certificado de servicio bajo apercibimiento de ley, con costas a cargo del vencido y difiere la regulación de honorarios.- En sus fundamentos, dado que el actor alega despido indirecto y el demandado con causa, establece en qué forma se produjo el distracto siguiendo el criterio doctrinario que hace prevalecer, la que quedó configurada en primer lugar, y de conformidad a lo que surge del intercambio epistolar entre las partes, concluye que el contrato fue rescindido por el actor el día 30 de marzo de 2006 al darse por despedido en forma indirecta alegando "grave injuria laboral, económica y personal".- Luego analiza si el reclamante acreditó los hechos en que fundara el mismo. Para ello, y considerando que a tenor de lo normado por el art. 242 de la LCT la causa invocada tiene que tener una gravedad tal que impida la continuación del contrato, y sobre la base de la testimonial producida, establece como fecha de ingreso el mes de diciembre de 2002 -tal como alega el demandado- y que la categoría laboral era de Medio Oficial. Sin perjuicio de ello, y respecto a la cuestión principal de fondo, colige que el despido indirecto en que se colocara el actor resultó apresurado e ilegítimo, contrarió el principio de continuidad del contrato, no acató la orden de reintegrarse al trabajo, y no esperó el plazo legal con el que contaba el empleador para regularizar la relación laboral, por lo que violó el principio de buena fe y de conservación del empleo (art. 10 de la LCT). En consecuencia rechaza las indemnizaciones emergentes del despido indirecto invocado.- Respecto del reclamo de horas extras, en razón de que deben ser acreditadas claramente por quien las peticiona, -cosa que no ocurre en autos- y que no hubo reclamo durante la vigencia de la relación laboral se expide por su improcedencia. En cuanto a las diferencias salariales y habida cuenta que ha tenido por acreditado que se desempeñaba como Medio Oficial categoría distinta a la que se le pagaba hace lugar al rubro por el período no alcanzado por la prescripción (agosto de 2004 hasta el distracto marzo de 2006). En cuanto a las asignaciones familiares y en atención a que el demandado no acreditó haber exigido la presentación de declaración jurada al inicio de la relación laboral, hace lugar al reclamo. Asimismo condena a la entrega del certificado de servicios previsto por el art. 80 de la LCT y al reclamo en los términos de los arts. 43 y 45 de la Ley N° 25345 y admite el SAC proporcional, vacaciones 2005 y proporcional 2006. Finalmente, hace lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por el codemandado H.O.A., rechazando en consecuencia la demanda en su contra, con costas a cargo del accionante.- Apela el actor que funda su recurso a fs. 263/271 el que es contestado a fs. 274/277 y 295/298, también apela el demandado que expresa agravios a fs. 278/283 los que son contestados a fs. 286/290.- II.- Examinaremos primeramente el recurso del actor que plantea cuatro agravios, sin perjuicio de ello trataremos en forma conjunta el del demandado G. en aquellos puntos en que apunta a la misma cuestión.- II. a.- En el primer agravio el Sr. D. cuestiona que no se haya admitido el despido indirecto por considerar que el mismo fue apresurado. En sus fundamentos critica varios aspectos del fallo; que no se haya tenido como fecha de ingreso la alegada por el trabajador, soslayando los graves incumplimientos del demandado como la falta de registración del contrato, la existencia de diferencias salariales y la falta de pago de las asignaciones familiares. También señala que el sentenciante omitió hacer aplicación del principio in dubio pro operario...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA