Sentencia Nº 1742/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:23 de Abril de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

SANTA ROSA, 23 de abril de dos mil diecinueve.

VISTOS:

Los presentes autos caratulados: “ESPINEL, Héctor Carlos c/MORALES, José Omar s/ Incidentes”, expediente nº 1742/18, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, y;

RESULTANDO:

1°) Que a fs. 470/480 el Dr. Javier Horacio Díaz, en el carácter de abogado apoderado del Sr. Héctor Carlos Espinel, interpone recurso extraordinario provincial contra la decisión de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, la que en su parte resolutiva dispuso: “I.- Rechazar el recurso de apelación del ejecutante por los motivos dados en los considerandos; con costas de Alzada por su orden…” (fs. 467).-

Funda el recurso interpuesto en los incisos 1º y 2º del art. 261 del CPCC y art. 75 de la NJF N° 986.

2°) Dice que se encuentran reunidos los requisitos de admisibilidad del recurso y al relatar los antecedentes de la causa expone que promovió ejecución de sentencia contra el Sr. José Omar Morales por la suma de $57.867,26, en concepto de capital reclamado más intereses y costas. Que aquel efectuó pagos parciales, los que en principio fueron percibidos por el ejecutante, mas no los restantes por no estar obligado a recepcionarlos.-

Manifiesta que la Sra. jueza de primera instancia rechaza la liquidación practicada por su parte y ordena readecuar la planilla en consideración a los depósitos efectuados. Que dicho resolutorio fue apelado, recurso que es desestimado por la Cámara de Apelaciones.-

Con fundamento en la violación de la ley y quebranto del principio de congruencia impugna el decisorio de la Alzada. En cuanto al primero de los motivos invocados dice que en la fundamentación efectuada por el Tribunal para imponer al trabajador la obligación de recepcionar pagos parciales se violó la ley al prescindir de aplicar los arts. 869 y 10 del Código Civil y Comercial y los arts. 16 y 19 de la Constitución Nacional.-

Dice que la jurisprudencia que surge del fallo “Fossaceca”, es inaplicable al caso de marras ya que no se refiere a los pagos efectuados en juicio -como en el caso- sino a los efectuados extrajudicialmente.-

Sostiene que la norma que utiliza el Tribunal ad quem para resolver la imposición de los depósitos parciales efectuados en autos (refiere pues al art. 260 de la Ley N° 20744) no ha sido la correcta ya que la misma contempla un supuesto distinto como lo son los pagos insuficientes extrajudiciales, y en ninguna de sus partes obliga al trabajador a percibir pagos parciales.-

Alega que excluir al trabajador de las prescripciones del art. 869 del Código Civil y Comercial importa no solo distinguir negativamente en clara violación del art. 16 de la CN, sino que además importa una clara negación al derecho a la retribución justa que tutela el art. 14 bis de la CN, pues se desnaturaliza el carácter alimentario del crédito laboral, el cual queda desvirtuado si se obligara al trabajador a recepcionar el mismo en cómodas cuotas como acontece con la sentencia en crisis.-

Por otra parte acusa que el Tribunal de Alzada también violó el principio de congruencia ya que no se expidió sobre las defensas opuestas por su parte las que fueron expuestas en la expresión de agravios en forma clara y concreta y, a su vez, resolvió sobre una cuestión que no fue objeto de la resolución y menos aún de las pretensiones de las partes.-

Por último, hace reserva del caso federal, solicita que se tenga por presentado el recurso extraordinario provincial y oportunamente se haga lugar al mismo casándose la sentencia de segunda instancia y mandando a dictar una nueva ajustada a derecho.-

3°) A fs. 482 la Cámara de Apelaciones admite formalmente el recurso interpuesto por la parte ejecutante en los términos del art. 261 inc. 1° y 2° del CPCC y art. 75 NJF N° 986.-

CONSIDERANDO:

1°) Traídos los autos a despacho corresponde a este Tribunal efectuar el análisis de admisibilidad tendiente a determinar si el recurso interpuesto reúne los requisitos previstos en el art. 263 del Código Procesal Civil y Comercial, en relación con el inciso 1º y 2° del artículo 261 del código adjetivo.-

2º) Como primera cuestión, cabe referir a la nota de definitividad que debe reunir la sentencia que se impugna, requisito de presencia ineludible que condiciona el acceso al recurso extraordinario. Al respecto, sostiene el recurrente que la decisión que se recurre reúne aquella condición dado que “no existe ningún otro remedio procesal de carácter ordinario que permita reeditar lo ya resuelto” (fs. 470vta).-

Es criterio reiterado por la Suprema Corte de Buenos Aires que los pronunciamientos recaídos en la etapa de ejecución de sentencia, en principio, no son definitivas a los fines de la admisibilidad de recurso extraordinario pues, por ser posteriores a la resolución definitiva, no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA