Sentencia Nº 174 de Secretaría Penal STJ N2, 22-10-2012

Fecha de Resolución:22 de Octubre de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 25850/12 STJ
SENTENCIA Nº: 174
CONDENADO: LEÓN MIGUEL ALEJANDRO
DELITO: ROBO AGRAVADO POR EL USO DE ARMA CUYA APTITUD PARA EL DISPARO NO HA SIDO DEMOSTRADA
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 22/10/12
FIRMANTES: M.B.S.N. EN ABSTENCIÓN
///MA, de octubre de 2012.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores E.J.M., S.M.B. y V.H.S.N., con la presidencia del tercero y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “LEÓN, M.A.; LEÓN, S.A. s/Coautores de robo calificado por el uso de arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no se ha podido acreditar s/ Casación” (Expte.Nº 25850/12 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del C.igo Procesal Penal, con el planteo de la siguiente:-
C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
El señor J. doctor E.J.M. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante Sentencia N° 5, del 21 de marzo de 2012, la Cámara Segunda en lo Criminal de General Roca resolvió
-en lo pertinente- condenar a M.A.L., como autor del delito de robo agravado por el uso de arma cuya aptitud para el disparo no ha sido demostrada -art. 166 inc. 2º primer supuesto último párrafo C.P.-, a cumplir la pena de cuatro años y seis meses de prisión, accesorias legales y costas -arts. 12 y 29 inc. 3º C.P., y 499 C.P.P.-. Asimismo, resolvió unificar la pena con la impuesta en la causa 2544 del mismo tribunal -arts. 55 y 58 C.P.-, en la pena de ocho años de prisión, lo declaró reincidente por tercera vez y le
///2.- revocó la libertad asistida oportunamente otorgada.-
1.2.- Contra lo así decidido, el doctor O.I.P., en representación de M.A.L., dedujo recurso de casación (fs. 637/640), que fue declarado admisible por el Tribunal de grado y por este Cuerpo.

2.- Realizada la audiencia prevista por los arts. 435 y 438 del código adjetivo, las actuaciones se encuentran en condiciones para su tratamiento definitivo.

3.- Recurso de casación:

El recurrente afirma que el fallo en crisis es absurdo y arbitrario, en tanto no resulta derivación razonada del derecho vigente, desinterpreta caprichosamente la poca prueba producida y, además, es en un todo producto de la sola voluntad de los jueces que lo dictaron.

Agrega que el reconocimiento fotográfico practicado por la señora P., y en el cual identificó a L., no tuvo control de legalidad, puesto que el F.F.J. estuvo fuera de la oficina donde se realizó, a pesar de lo cual aparece firmando el acta de fs. 16 como presente, lo que implica una nulidad absoluta del acto.

Luego señala que el reconocimiento del arma de fuego
-calibre 32 largo, color negro, marca Diablo, N° 9545- no fue contundente, dado que la reconociente lo consignó como “parecido”, que no es lo mismo que “idéntico”.

También refiere una discrepancia entre los testimonios prestados por la señora P. a fs. 1 y a fs. 84. En relación con la testigo T., plantea que su impresión fue totalmente diferente de la sostenida por el a quo.

Alega además que el sentenciante ha violado el
///3.- principio de razón suficiente al valorar las declaraciones aportadas por el imputado.

Finalmente, en relación con la revocación de la libertad asistida de su pupilo, sostiene la posición dada por el magistrado de tercer voto doctor J.P.C., al cual se remite.

4.- Dictamen de la F.ía General:

El representante del Ministerio Público F. comparte en todos sus términos los fundamentos sostenidos por el Tribunal de grado en su fallo condenatorio en relación con la primera y la segunda cuestión tratadas, los que a su criterio resultan legal y razonablemente motivados (art. 200º C.Prov.), sin perjuicio de lo cual sostiene cierta discrepancia respecto de la revocación de la libertad asistida decretada, la cual ha recibido tratamiento dentro de la tercera cuestión de la misma sentencia.

Es decir, la funcionaria agrega que, en cuanto a las dos primeras cuestiones, la prueba desarrollada en la causa acredita los hechos tal como los relata la requisitoria fiscal, y que estos se subsumen en el tipo penal de robo con arma cuya aptitud para el disparo no ha sido acreditada (art. 166 inc. 2 segundo supuesto C.P.).

Añade que la defensa no explica de dónde extrae que el señor F. no se encontraba presente durante la medida de reconocimiento fotográfico, si el acta da plena fe de ello; aunque la presencia de tal funcionario en esta medida preliminar sumaria no hace a la legalidad y validez del acto, por lo que estima desechable el agravio.

Se explaya luego sobre las testimoniales, su
///4.- valoración y correlación con las demás pruebas colectadas.

En lo que hace a la revocación de la libertad asistida, discrepa con la postura sostenida por la defensa y el voto minoritario de la sentencia recurrida, en tanto entiende que lo relevante para el caso es que, en la fecha en que cometió el hecho por el cual se lo condena en la sentencia actualmente impugnada (14/08/10), L. se encontraba cumpliendo pena por un hecho distinto (causa 2544) bajo el beneficio de libertad asistida desde el 14/07/10, la que estaba vigente con todas sus obligaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA