Sentencia Nº 17276/12 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2013

Fecha de Resolución:26 de Agosto de 2013
 
EXTRACTO GRATUITO
[CCSR2]SUCESORES DE CANALE, A.-26.08.2013 En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 26 días del mes de agosto de 2013, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "SUCESORES de CANALE, A. y Otros c/Provincia de La Pampa y otro s/Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 17276/12 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- La sentencia de fs. 462/488vta. rechazó la excepción de prescripción opuesta por la provincia de La Pampa, sin costas; declaró procedente la defensa de falta de legitimación en cabeza de los actores (E., M., H. e H.C.) que instaron la demanda por derecho propio en su carácter de parientes colaterales en segundo grado sin costas; válida bajo condición suspensiva la legitimación activa de aquellos para litigar como herederos necesarios de A.C.; hace lugar a la demanda iniciada por A.C. contra la Provincia de La Pampa, condenando a ésta última al pago de la suma de $349.759 calculada a la fecha del pronunciamiento con más sus intereses a tasa mix hasta su efectivo pago; impone las costas a la demandada vencida y regula los honorarios a los profesionales intervinientes Señala el Sr. Juez aquo que los actores, A., H., H., M. y E.C. demandan la reparación de los daños y perjuicios por derecho propio (la primera en el carácter de madre y los segundos de hermanos) que le ocasionara el fallecimiento de J.C.C. ocurrido el 31.10.2002 mientras permanecía detenido en la comisaría de General A. , lugar en que habría sufrido una golpiza Para decidir, analiza en primer lugar si ha operado la prescripción liberatoria, concluyendo, por las razones que esgrime que la misma no ha ocurrido. Posteriormente examina lo concerniente a la legitimación activa; considera ajustado a derecho que A.C. haya accionado ab-initio como progenitora y heredera forzosa de su hijo muerto sin descendencia y que ante el fallecimiento de ésta ocurrido en el 2004 -durante el transcurso del proceso- quedaran legalmente legitimados (como sucesores de A.C.) los cuatro restantes demandantes, razón por lo cual, les admite en forma re- troactiva la legitimación para obrar por la madre, sin perjuicio del deber de documentar que han sido judicialmente declarados como únicos y universales sucesores para poder efectivizar cualquier activo de condena (fs.471vta.). En cambio, les rechaza la legitimación para reclamar por derecho propio con fundamento en que "No siendo por ley herederos aprioristicamente necesarios ni forzosos al tiempo de demandar, advierto que los hermanos C. (...) por derecho originario propio no se hallaban legitimados para promover la demanda de por daños y perjuicios" y que "(...) además la prevision del art. 1078 impone un valladar, respecto del cual (así lo tendré en cuenta en materia de costas) la doctrina no es unánime en cuanto a las soluciones prácticas" (fs.473/473vta.) Luego al analizar la responsabilidad del Estado sostiene que la misma sea por acción o por omisión quedó configurada por evidente relación de causa lidad con la muerte de J.C.C.. Ello por cuanto "desde el plano de la responsabilidad objetiva, así se tuviera por antecedente la acción directa del personal policial (hipótesis fáctica no probada en sede penal) o la ausencia o falta de efectivo control o manejo de la situación del sujeto muerto en carácter de demorado (mecánica de los hechos que tengo plenamente probada)" el Estado debe responder En cuanto a los rubros pretendidos, indica que el daño moral respecto de A.C. resulta procedente por tratarse de la muerte de un hijo, siendo que éste además de ayudarle era aún quien convivía con ella y subsume en el caso el daño psicológico demandado ($17.500) en la medida que su muerte ocurrida durante la tramitación del proceso, si bien impidió que en autos el daño quedara rendido e informado por la perito, las declaraciones testimoniales revelan la incidencia que el hecho tuvo en aquélla. Asimismo, hace lugar al valor vida como daño emergente (que asciende a la suma de $182.259 a la fecha del pronunciamiento) y lo subsume también en la condena por daño extrapatrimonial, receptando el rubro daño moral por la suma de $150.000 (art.157 CPCC). Desestima la pérdida de chance y el lucro cesante reclamados al carecer de pruebas categóricas relacionadas con la actividad e ingresos de J.C.C.; por la propia muerte sobreviniente de la madre y por cuanto la avanzada edad de esta última superaba la tenida en cuenta para la utilización y el eventual aprovechamiento de una renta periódica. – El fallo es apelado por la actora y el Estado provincial en los términos de los memoriales obrantes a fs. 510/518 y 538/545 respectivamente, obrando las contestaciones a fs. 522/532 y 549/522. – II.- Para un mejor ordenamiento de las cuestiones que han sido motivo de agravios por las partes, hemos de considerar en primer término el agravio de los co-actores referente a su falta de legitimación activa en su condición de hermanos de la víctima en los términos del art. 1078 del Cód. Civil y luego los de ambas partes relativos a la procedencia y montos por los que prosperan los rubros reclamados. Por último el recurso de la demandada respecto de la imposición de costas y regulación de honorarios. II.a.-) Para fundamentar el primer agravio el apelante hace referencia a las posturas doctrinarias y jurisprudenciales sobre el tema, expresando que existe una posición amplia y otra restrictiva en cuanto al reconocimiento de la legitimación activa de los hermanos para reclamar por derecho propio, para lo cual transcribe partes pertinentes de un fallo de la S.C.J de Mendoza (causa Nº 73065 "Servicios Especiales San Antonio") en que la Dra. K. de C. trata el tema en cuestión y otros antecedentes de relevancia como lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA