Sentencia Nº 1706 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 07-11-2018

Número de sentencia1706

LC200/14 NAVARRO CRISTIAN ELCOLANO Y OTROS C/SUCESORES DE JALIL S.R.L. S/ DESPIDO 1706/2018 C A S A C I Ó N En la ciudad de San Miguel de Tucumán, a Siete (07) de Noviembre de dos mil dieciocho, reunidos los señores Vocales de la Excma. Corte Suprema de Justicia, de la Sala en lo Laboral y Contencioso Administrativo, integrada por los señores Vocales doctores Daniel Oscar Posse, René Mario Goane, y la señora Vocal doctora Claudia Beatriz Sbdar, bajo la Presidencia de su titular doctor Daniel Oscar Posse, para considerar y decidir sobre el recurso de casación interpuesto por la parte demandada en autos: “Navarro Cristian Elcolano y otros vs. Sucesores de Salomon Jalil S.R.L. s/ Despido” Establecido el orden de votación de la siguiente manera: doctora Claudia Beatriz Sbdar, doctores René Mario Goane y Daniel Oscar Posse, se procedió a la misma con el siguiente resultado La señora Vocal, doctora Claudia Beatriz Sbdar, dijo 1. Viene a conocimiento y resolución de esta Corte, el recurso de casación interpuesto por la parte demandada a fs. 694/700 contra la sentencia de la Sala II de la Cámara del Trabajo del Centro Judicial de Concepción de fecha 21/2/2017 (fs. 624/652). El recurso fue concedido por el Tribunal mediante resolución del 07/12/2017 (fs. 715/716). Una vez radicadas las actuaciones ante esta Corte, sólo la parte actora presentó la memoria facultativa que autoriza el art. 137 del CPL (cfr. informe actuarial de fs. 752) La sentencia hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a la demandada a pagar a los actores la suma de $733.223,35 en concepto de indemnización por antigüedad, diferencias salariales, SAC 2012 e indemnización art. 1 Ley 25.323, y la rechazó por los rubros indemnización arts. 95 y 97 LCT, vacaciones proporcionales e incremento indemnizatorio art. 2 Ley 25.323. Impuso a la demandada sus propias costas y el 70% de las generadas por la actora y a esta el 30% restante y reguló los honorarios de los profesionales intervinientes 2. La demandada expresa que la sentencia impugnada “se basó en una irrazonable, dogmática e ilegítima valoración de los hechos”, toda vez que “fija el término de duración de la temporada según dichos testimoniales, dejando de lado el informe técnico idóneo que resuelve esa cuestión”. Afirma que la Cámara “yerra al igualar lo informado por la institución idónea y especialista en la materia como lo es la Estación Experimental Obispo Colombres (EEOC) y lo dicho por los testigos”. Señala que la EEOC informó que “la cosecha de arándanos se realiza de septiembre a noviembre inclusive, no dejando margen de duda de que en el mes de diciembre no se cosecha arándanos, sino que hasta noviembre 'inclusive' puede haber cosecha, dando a entender, que como fecha máxima en que se puede cosechar es hasta noviembre. En cambio –prosigue–, los testigos, indican que la cosecha se realiza entre los meses de septiembre y diciembre 'aproximadamente'” Aduce que para el Tribunal “dicho informe avala los dichos de los actores, cuando en realidad, de la simple lectura de ello, podemos comprender, sin temor a equivocarnos, que no es así”. Asevera que “no es lo mismo 'de septiembre a noviembre inclusive' que entre los meses de septiembre y diciembre aproximadamente de cada año” ya que, para determinar la antigüedad de un trabajador de temporada, “se impone tomar en cuenta solamente los períodos de servicios efectivamente trabajados o sea sumar los meses comprendidos en los diversos ciclos o temporadas trabajadas, quedando impedido que se equipare un ciclo o temporada a un año de antigüedad”. Sostiene que “si la antigüedad se calcula teniendo en cuenta el tiempo efectivamente trabajado por temporada, sumando los meses comprendidos en cada temporada; y según el informe de la EEOC, la temporada de arándanos en la provincia de Tucumán, se extiende como máximo tres meses, podemos concluir que 'cada año de antigüedad' de cada trabajador, debe multiplicarse por 3”. Explica que “al haber tomado erróneamente como base de cálculo la antigüedad en 4 meses por año efectivamente trabajado, en vez de 3, el monto arrojado es mayor al que corresponde, siendo también mayor el resultado del cálculo de la multa del art. 1 de la ley 25.323”. Para la demandada, “las costas que se han generado por esta cuestión deben ser aplicadas, en todas las instancias, íntegramente a los actores por el principio objetivo de la derrota, debiendo calcularse de nuevo la planilla de fallo, debiendo determinarse nuevamente desde la remuneración base, tomando efectivamente la extensión de la temporada en tres meses, determinándose las costas en las proporciones correspondientes y se proceda a una nueva regulación de honorarios”. 3. El pronunciamiento impugnado consideró que los actores “prueban su efectiva prestación de servicios, realizando tareas de cosecha de arándanos en la finca ubicada en la localidad de La Florida departamento La Cocha explotada o de titularidad de Sucesores de Salomón Jalil S.R.L., y que dicha prestación era realizada bajo dependencia de esta última, por lo que se torna operativa la presunción contenida en el artículo 23 de la L.C.T. sobre la existencia de un contrato de trabajo entre los actores y la sociedad accionada”. La Cámara juzgó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba