Sentencia Nº 17036/11 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2013

Fecha de Resolución:12 de Julio de 2013
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 12 días del mes de julio de 2013, se reúne en ACUERDO la SALA 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "BAIGORRIA, Joana Alejandra y Otro c/NUÑEZ, María Soledad y Otro s/Despido Indirecto" (Expte. Nº 17036/11 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- La sentencia de Primera Instancia (fs. 306/313vta) Acoge parcialmente sendas acciones laborales incoadas por Joana A. Baigorria y por María C. Barroso contra la Sra. María S. Núñez.- En lo que aquí concierne y es motivo de interés para la elucidación de la presente causa, la Jueza de grado resolvió lo siguiente: A) Entre ambas pretensionantes y la encausada de autos existió una vinculación encuadrable como contrato de trabajo; B) Respecto de la actora Baigorria, tuvo por probado que la fecha de inicio de la mentada relación aconteció en fecha 06/03/08 y que la jornada de trabajo se extendió de lunes a viernes de 9:00 hs. a 13:30hs. y de 16:00 hs. a 22:00 hs. y los días domingos de 9:00 hs. a 13:30 hs. y de 19:00 a 22:00 hs. C) En relación a la demandante Barroso, consideró acreditado que la vinculación laboral principió el día 12/11/2007 y que la respectiva jornada de trabajo se extendió de lunes a sábados de 8:00 hs. a 13:30 hs.- II.- El recurso de apelación articulado por las pretensionantes (fs. 325/334) y por la demandada (fs. 351/353) Liminarmente, cabe consignar que se abordará ab initio la ponderación del primer agravio proyectado por la accionada en tanto ésta objeta la existencia misma de la vinculación habida entre las partes. Las demás impugnaciones articuladas en autos se analizarán conjunta o separadamente en función de la autonomía y/o conexidad que registraren las objeciones efectuadas.- II.- 1) Existencia de la relación laboral (1º agravio de la demandada) Enjuicia críticamente la encausada el criterio del A quo de encorsetar laboralmente la relación verificada entre las partes como consecuencia de haber operativizado la presunción legal del art. 23 de la LCT.- En la inteligencia propuesta, anota la impugnante una serie de datos relevantes que desacreditarían -a su entender- las notas tipificantes del contrato de trabajo: a) Las dimensiones físicas y la entidad de la clientela de la despensa no ameritan la contratación de empleados; b) La a quo omitió considerar aspectos decisivos de los testimonios obrantes en la causa tales como la edad de los testigos, su vecindad con las actoras de este juicio, la amistad reinante entre algunos de aquéllos y éstas; c) Las respectivas declaraciones testimoniales brindadas por Oscar Mateos (resp. Nº 4, fs. 228) y Adela Ojeda (resp. Nº 10, fs. 241) dan cuenta de una colaboración de tipo más bien familiar o amical entre las partes de este juicio.- El agravio se encuentra claramente desierto.- En efecto, como acertadamente lo expone la Jueza de grado en su sentencia y tal como lo recrean las actoras en sus contestes recursivos, ha quedado debida y sobradamente acreditado en autos que Joana Baigorria y María C. Barroso realizaron diferentes tareas en el ámbito de la despensa de la accionada (atención al público, limpieza, reposición de mercaderías, etc).- Absolutamente todos los testigos refieren y refrendan tal circunstancia. A modo simplemente enunciativo, baste recordar algunas de las declaraciones obrantes en autos.- Así, frente al interrogante formulado sobre las tareas que realizaban la Sra. Tarrio y Baigorria en el local comercial en cuestión, el Sr. Daniel Escudero (testigo ofrecido por la actora) en su respuesta Nº 12 obrante a fs. 206, contestó: atención al público, limpieza y manejo de caja; la Sra. Marcela Saiff (testigo ofrecido por la actora) en su respuesta Nº 10 obrante a fs. 209, contestó: y a veces atendían, a veces estaban reponiendo mercadería, a veces lavando el piso; la Sra. Marcela Sotelo (testigo ofrecido por la demandada) en su resp. Nº 7 de fs. 231, contestó: sí, atendía también, lo mismo que la otra chica; la Sra. Inés Justo (testigo ofrecido por la demandada) en su respuesta Nº 4 y Nº 8 obrantes a fs. 224, contestó a la cuarta: de despachar al público; y a la octava, contestó: si también de despachar al público; etc, etc (sic.).- Más aún. El propio testimomio de Oscar Mateos que la encausada invoca como sustento de su posición, ha sido transcripto parcial y fragmentariamente porque si bien es cierto que en la parte final de su respuesta Nº 4 dijo: "...Por la forma que era tratada ahí adentro, para mí parecía una más de la familia" (sic., fs. 228, resp. Nº 4) no lo es menos que, al inicio de la misma, textualmente expresó: "Lo que yo he visto es que atendía a la gente, osea empleada. A que título estaba ahí, no sé" (sic., fs. 228, res. nº 4).- De hecho, adviértase que la propia accionada reconoció en sendas oportunidades la efectiva prestación de servicios remunerados y no registrados de las pretensionantes en su negocio (contestación de la demanda a fs. 119, ptos 3.1 y 3.2 y declaración confesional obrante a fs. 191/192, resp. Nº 2, 3 y 13), razón por la cual, al no existir en autos elementos convictivos que autoricen a destruir la presunción emanada del art. 23 de la LCT, la resolución de la sentenciante luce ajustada a derecho.- III.- 1) Inicio de la relación laboral de Joana Baigorria (1º agravio de la actora y 2º agravio de la demandada) No será en vano memorar que la Jueza de grado sentenció que la actora Baigorria comenzó a trabajar a las órdenes de la demandada en fecha 06/03/08.- Para arribar a tal conclusión, la Magistrada reputó dubitativos y discordantes los testimonios obrantes en la causa. De modo inverso, consideró relevante el hecho que aquélla hubiera trabajado a las órdenes del Estado Provincial desde el 05/02/08 hasta el 05/03/08 (fs. 117) para derivar de ese dato que la relación laboral con la accionada principió al día siguiente de la expiración de vínculo contractual de la actora con la Subsecretaría de Salud de la Provincia.- ¿Qué objeta la accionante? Básicamente, que la mentada relación se gestó en Julio de 2007 y ello como consecuencia de un detenido análisis de los testimonios brindados por Escudero (resp. Nº 11); Saiff (resp. Nº 12); Fuentes (resp. Nº 13/14 y 20); Maica (resp. Nº 11); Di Francisco (resp. Nº 12, 19/20); Ojeda (resp. Nº 7 y 10) y Fuentes (resp. Nº 20) cuya ponderación se analizará en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA