Sentencia Nº 1678/17 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:31 de Octubre de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, a los 31 días del mes de octubre del año dos mil dieciocho, se reúne la Sala A del Superior Tribunal de Justicia integrada por su presidente, Dr. Eduardo D. Fernández Mendía y por su vocal, Dr. José Roberto Sappa, a efectos de dictar sentencia en los autos caratulados: “LASTRE, ADRIANA BEATRIZ CONTRA SALDAÑO, GONZALO OSCAR Sobre LABORAL”, expte. nº 1678/17, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, del que

RESULTA:

A fs. 113/126, Enrique Alberto Moreno, en su carácter de apoderado de la parte actora, interpone recurso extraordinario provincial en los términos de los incisos 1° y 2° del art. 261 del CPCC, contra la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, que a fs. 110 resolvió: “I. Hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por el demandado y en consecuencia revocar la resolución de fs. 67/68, por los fundamentos dados en los precedentes considerandos”.

Acredita el cumplimiento de los recaudos formales, y relata los hechos de la causa diciendo que el 12 de septiembre de 2013, su mandante interpuso una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Laboral N° 1 reclamando la indemnización por despido incausado a su empleador, Gonzalo Oscar Saldaño.

Refiere que el expediente siguió su curso normal pero a fs. 54, la parte demandada solicitó que se decretara el desistimiento tácito del proceso al haberse cumplido, según su interpretación, el plazo de prescripción bianual.

Señala que en la sentencia de primera instancia se rechazó tal pretensión, decisión que, revocada por la Cámara de Apelaciones, motiva la presentación de este recurso.

Con sustento en el inciso 1° del art. 261 del CPCC indica que al momento en que la demandada presentó su pedido de desistimiento por haber transcurrido el plazo de prescripción, ya se encontraba vigente el Código Civil y Comercial de la Nación, el que debía ser aplicado conforme lo dispone el art. 7.

Sin embargo, sigue diciendo, en la resolución recurrida el caso fue interpretado a la luz del Código de Vélez (arts. 3986 y 3987) y de la jurisprudencia en igual sentido, que establece que interrumpida la prescripción por la demanda, empieza a correr un nuevo plazo a partir de ese momento, soslayando que aquellas normas han perdido vigencia atento lo dispuesto en los arts. 2546 y 2547 del CCC.

Señala que la disparidad de criterios doctrinales y jurisprudenciales gestados bajo la vigencia de los arts. 3986 y 3987 del anterior código, se encuentran hoy superados con la redacción de los artículos 2546 y 2547 del CCC, en especial éste último al establecer que “Los efectos interruptivos del curso de la prescripción permanecen hasta que deviene firme la resolución que pone fin a la cuestión, con autoridad de cosa juzgada formal. La interrupción del curso de la prescripción se tiene por no sucedida si se desiste del proceso o caduca la instancia”.

Cita doctrina y jurisprudencia para apoyar sus afirmaciones y luego concluye que en el fallo cuestionado se ha violado el art. 2547 primer párrafo del CCC, el que –al contrario del articulado derogado que daba posibilidad a discusión al no declarar expresamente la duración de los efectos interruptivos de la demanda–, establece tal duración en forma expresa y clara.

Asimismo entiende que la Cámara ha aplicado erróneamente el art. 2547, segundo párrafo del CCC, “...llevándola a declarar prescripta la acción laboral entablada, cuando no se verificaban en autos las causales que establece taxativamente el citado artículo en su segundo párrafo” (fs. 119 vta).

Entiende que claramente en dicho párrafo se dispone que la interrupción del curso de la prescripción se tendrá por no sucedida si se desiste del proceso o caduca la instancia, pero en modo alguno se refiere a la prescripción.

A continuación indica que no obstante ello y pese a la argucia de la demandada quien peticionó el desistimiento del proceso por cumplimiento del plazo prescriptivo, en la sentencia se declaró la prescripción, de lo cual surge que se le ha dado un alcance distinto al que tiene.

También dice que cuestiona la sentencia apelada por infringir las disposiciones contenidas en los arts. 35 inc. 5, 155, 156 primer párrafo y 257 del CPCC, al omitir analizar los argumentos que detalló con suficiencia en el punto II del escrito de conteste agregado a fs. 91/93.

Cita jurisprudencia y más adelante reitera que la Cámara no ha dado tratamiento alguno a sus argumentos relacionados con el acuse de inadmisibilidad de la apelación del demandado.

Entiende que la resolución de fs. 67/68 no se encuentra entre las enumeradas en el art. 65 de la NFJ N° 986 y por tanto no podía ser apelada.

También alega el vicio de absurdo en la sentencia impugnada lo cual se evidencia, según interpreta, al restarle la Cámara todo efecto interruptivo al acto procesal realizado por su parte bajo el pretexto de no ser acto impulsorio.

Introduce la reserva del caso federal por tratarse de una sentencia arbitraria y por último, peticiona que se haga lugar al recurso extraordinario interpuesto, casando la sentencia dictada.

II.- Admitido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA