Sentencia Nº 1633/17 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:22 de Mayo de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, a los 22 días del mes de mayo del año dos mil dieciocho, se reúne la Sala A del Superior Tribunal de Justicia integrada por su presidente, D.E.D.F.M. y por su vocal, Dr. J.R.S., a efectos de dictar sentencia en los autos caratulados: “LA COLORADA SRL Y OTRO c/PROVINCIA DE LA PAMPA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS”, expte. nº 1633/17, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, del que

RESULTA:

I.- A fs.761/776 J.A.V., Fiscal de Estado de la Provincia de La Pampa y M.E.Á., en representación del Estado provincial, interponen recurso extraordinario provincial en los términos del artículo 261 inc. 2° del CPCC contra la sentencia de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial, L. y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, que a fs. 754 vta. resolvió: “I.R. parcialmente la sentencia de primera instancia, condenándose al Estado Provincial al pago de la suma que surja de la liquidación a practicarse en la instancia de grado, derivada del daño emergente (pérdida o deficiente conservación de piezas) en los términos que dan cuenta los precedentes considerandos”.
Acreditan el cumplimiento de los recaudos formales, y relatan los hechos de la causa diciendo que La Colorada SRL y el señor L.B. iniciaron una demanda contra el Estado provincial reclamando el resarcimiento de los daños y perjuicios que surgen de la clausura, a su entender, en forma incausada, arbitraria y contraria a derecho que se impuso al establecimiento Los Cerritos, coto de caza n° 123 propiedad de los demandantes y que posteriormente fue revocada.
Aclaran que la demanda se fundamenta en la ilícita e irregular clausura del establecimiento por el período del año 2007 dispuesta por la Dirección de Recursos Naturales en un procedimiento viciado de nulidad, en el que fueron secuestrados distintos trofeos los que luego fueron destruidos o inutilizados generando un daño a la propiedad ya que todos podían haber sido comercializados.
Señalan que en primera instancia se rechazó la demanda, pero luego la Cámara de Apelaciones hizo lugar a uno de los agravios planteados por los actores, mandando indemnizar las piezas que habían sido destruidas o devueltas en mal estado.
Con fundamento en el inciso 2° del art. 261 del CPCC dicen que la incongruencia que le adjudican a la sentencia recurrida radica en que “...no es posible que habiéndose (rechazado) la responsabilidad por falta de servicio, por ende una actuación irregular, arbitraria o ilegítima que se había reprochado, se ordene indemnizar. Si no existe responsabilidad, no existe obligación de responder” (fs. 769).
Añaden que no resulta viable ni jurídicamente aceptable que, desestimada la responsabilidad atribuida con base en el art. 1112 del CPCC, impongan la obligación de resarcir por un deber de custodia que no integraba la litis, ya que no integraba las pretensiones, la responsabilidad del Estado por una actividad lícita sino por una irregular actuación de la Administración.
Indican que incurre en igual incongruencia cuando revoca la imposición de costas a la parte actora y modifica el porcentual de los honorarios determinados en la sentencia de primera instancia, por cuanto la apelante no se había agraviado ni de uno ni de otro punto de la decisión.
Sostienen que la Cámara de Apelaciones aplicó erróneamente la facultad de readecuar las costas y honorarios, prevista en el art. 258 del CPCC, puesto que en el caso, la sentencia de primera instancia fue confirmada sustancialmente en todas sus partes, rechazándose 5...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA