Sentencia Nº 16185/10 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2014

Fecha de Resolución:18 de Diciembre de 2013
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 18 días del mes de diciembre de 2013, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "PEREZ CONCHA, Pablo c/SAN PEDRO S.C.A. y Otro s/ Despido Indirecto" (Expte. Nº 16185/10 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- La sentencia de fs. 742/756 -y su aclaratoria de fs. 765- que rechazó en todas su partes la demanda instaurada por Pablo Pérez Concha, es atacada de nulidad y apelada por el nombrado mediante los agravios que rolan a fs. 784/799. Contestaron dicha presentación la tercera citada Liberty ART SA (fs. 805/807) y la demandada San Pedro S.C.A. (fs. 809/820). El letrado que asistiera al actor desistió -a fs. 801- del recurso interpuesto por derecho propio.- Elevados los autos para el tratamiento de la apelación, se ordenó la realización -como medidas para mejor proveer- de las pruebas informativas y pericial médica que surgen a fs. 836vta., sobre las que alegaron las partes.- En su misiva del 15 de abril de 2005 (fs. 5) el actor intimó a la empleadora por las diferencias salariales del mes de febrero 2005 y los haberes de marzo del mismo año, bajo apercibimiento de considerarse despedido por injuria económica, oportunidad en la que le recordó a su empleadora que "la enfermedad que padezco y que me impide prestar tareas es de tipo profesional no inculpable, lo cual agrava su incumplimiento en el pago de los haberes." (fs. 5) (el destacado nos pertenece). Luego hizo efectivo el apercibimiento y -además- responsabilizó a la patronal por "los daños y perjuicios por la incapacidad que me aqueja. Ello toda vez que la enfermedad que padezco es de tipo profesional, la cual adquirí durante los mas de quince años que me desempeño bajo sus ordenes como tractorista."- En su demanda, planteó el accionante la inconstitucionalidad de diversos artículos de la ley de riesgos del trabajo, entre ellos, la del artículo 6° segundo apartado, con el objeto de allanar su camino hacia la reparación integral de los daños sufridos en su persona por la vía del derecho común. Fundó la responsabilidad (objetiva y subjetiva) de la demandada en lo normado por los arts. 1113 y 1109 del C.C., afirmando que la misma era producto "de la conducción del tractor y de la manipulación durante muchos años de cosas pesadas, y que por las características de las mismas generan un riesgo, de lo cual la accionada es plenamente consiente" (sic) (fs. 80). Acumuló a su pretensión las diferencias salariales por los meses septiembre de 2004/junio 2005, con reserva de continuar reclamando sus haberes hasta el momento del alta definitivo de la "enfermedad profesional".- La sentencia hizo lugar a prescripción opuesta por la demandada. Tuvo en cuenta el juez a quo los mas de 46 años de actividad rural -no sólo los 15 años que trabajó para la demandada- y lo dictaminado por el perito de no tratarse de una enfermedad profesional -ni nomenclada- sino que "es característica y con progresividad en aquellas personas que viven y trabajan en zona rural. De modo que, como lo afirma la actora en su demanda y en sus envíos postales prejudiciales, su conocimiento de cuándo contrajo la patología, data de los quince años que en realidad refiere." Y dijo: "Así, está a mi juicio acreditado palmariamente el transcurso del tiempo, de un modo fatal y relevante, como para decretar la prescripción de la acción como acaecida el 01.08.1991, es decir dos años después de su incontrovertida fecha de ingreso a las órdenes laborales de la demandada." (fs. 754) Como consecuencia de ello, consideró que la demandada obró con apego a la ley sin dar causa a la situación de despido indirecto en que se colocó el actor y por ello rechazó "in totum" sus reclamos (conf. aclaratoria de fs. 765).- II.- El recurso y su tratamiento.- II. 1.).- La nulidad.- Es cierto que el fallo no aborda las inconstitucionalidades articuladas en la demanda respecto de la LRT, sin embargo, por tratarse de una enfermedad extrasistémica no estaba constreñido a hacerlo.- En efecto, el art. 6° de la ley impugnada veda el ingreso a ese sistema de repartición a los trabajadores que padezcan enfermedades no incluidas en el listado y sus consecuencias. La doctrina ha dicho que "... de no estar contemplada la enfermedad o accidente del trabajo en el listado del artículo 6 LRT y no ser reconocida como tal, es resarcible por la vía del Derecho Común, siempre y cuando cumpla con los presupuestos de la responsabilidad de dicho sistema" (Tratado de la Responsabilidad Civil, de Trigo Represas-López Mesa, tomo II, pág. 932). En igual...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA