Sentecia definitiva Nº 16 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 18-03-2015

Emisor:Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo nº3
Número de sentencia:16
///MA, 17 de marzo de 2015.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores S.M.B., A.C.Z., R.A.A., L.L.P. y E.J.M., con la presencia del señora Secretaria doctora S.M.G.D., para el tratamiento de los autos caratulados: “LOPEZ, JOSE GUILLERMO C/XHARDEZ Y COZZI S.R.L. S/RECLAMO S/INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte Nº 24211/09-STJ), elevados por la Cámara del Trabajo de la IIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en General Roca, con el fin de resolver el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto a fs. 876/891 vlta. por la parte demandada, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme el orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor Juez doctor S.B. dijo:
1.- ANTECEDENTES DE LA CAUSA.-
Mediante la sentencia obrante a fs. 812/837, la Sala II de la Cámara del Trabajo de General Roca hizo lugar parcialmente al reclamo incoado a fs. 16/21 vlta. por J.G.L. contra X. y C. S.R.L. en concepto de reajuste horas trabajadas, integración mes despido, indemnización sustitutiva de preaviso, indemnización por antigüedad y reajuste de vacaciones proporcionales.
El a-quo se abocó a desentrañar mediante la apreciación en conciencia de la prueba rendida si la causal invocada por la demandada -violación del deber de no concurrencia desleal (art. 88 de la LCT)- como causal de despido constituía suficiente injuria como para dar por finalizado el vínculo en los términos del art. 242 del la LCT..
En principio señaló que el actor, con actividad de importancia en LU 18 -propiedad //
///
de la demandada- pasó a realizar actividad también de importancia en la recién creada emisora de radio del canal de televisión (10) explotado por Radio y Televisión Río Negro SE (RTRN), la que de entrada competía comercialmente con la primera, nueva radio en que el actor aparecía como factotum de operación de la misma, con conocimientos, experiencia y aptitud para transmitir los mismos.
Agregó que el actor previo a esos sucesos se venía desempeñando como operador de sonido del canal de televisión, tarea ésta que había sido admitida por la demandada, como surgía de la propia traba de la litis. Pero el cambio se produjo cuando el canal lanzó al aire su radio de FM y L. se siguió desempeñando como dependiente de la misma empresa: Radio y Televisión Río Negro S.E., en carácter de operador de la nueva radio creada por ésta. Consideró que a partir de allí la conducta del actor se habría tornado violatoria del deber de no concurrencia, frente a lo cual no podía ya invocarse consentimiento tácito alguno. Pero ello, y en atención a que el actor no cambió de empleador, porque sus dos empleadores en definitiva siguieron siendo los mismos, solamente hubo un cambio de tareas con uno de ellos, que tornó que mediara la concurrencia repudiada por el art. 88 de la LCT., debió haber merecido de la demandada una posición diferente en virtud del art. 63 de la LCT. -buena fe-.
Sostiene que el empleador en la extinción del contrato de trabajo, no puso en oportuno conocimiento a la otra parte de todo aquello que, como la variación habida en la otra relación, pudiera determinar una medida de gravedad como el despido, advirtiéndolo para su enmienda por la otra, cuando, como en el caso, ello era posible.
Analizado ello asi resultó que al no haberse dado el requerimiento previo señalado, la extinción producida por el empleador devino en generadora de las indemnizaciones por las que prosperó el reclamo.
En consecuencia, determinó que la causal invocada para despedir existió, pero con invocación del arts. 242 y 63 de la LCT. el empleador demandado debió intimar previamente al actor atento que éste podía retractarse de su conducta y proseguir la relación.
2.- AGRAVIOS DEL RECURSO.
La demandada impugna el decisorio de grado -fs. 876/891 vlta.con fundamento en la arbitrariedad del fallo recurrido con sustento en dos extremos a) Violación de la ley y la doctrina , alega así omisión de toda consideración respecto de prueba producida en el debate, que reviste fundamental importancia para la solución de la controversia judicial, alude /// ///-2- asimismo a que se ha ejercido en forma discrecional e infundadamente la facultad acordada a los jueces de evaluar las causas del despido - art. 242 de la LCT.-. Y b) Errónea aplicación de la ley y la Doctrina Legal, toda vez que el fallo -asevera- encuadra la conducta del actor en la violación del deber de no concurrencia, resultando afectada la fidelidad en virtud de lo dispuesto por el art. 88 de la LCT., pero por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba