Sentencia Nº 15788/09 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2011

Emisor:Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
Estatus:Publicado
Número de sentencia:15788/09
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los 18 días del mes de agosto de 2011, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "MARTINEZ, J.P. c/Exportaciones Agroindustriales ART. S.A. y Otro s/Accidente Acción Civil" (Expte. Nº 15788/09 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 4 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- Conforme lo normado por el art. 251 del CPCC corresponde en primer término expedirse sobre la apelación interpuesta por la demandada a fs. 465 contra lo resuelto a fs. 442/443 y fs. 458/460, recurso que fuera concedido a fs. 467 con efecto diferido.- Al respecto, se constata que la accionada no ha fundado su recurso en el plazo establecido por el art. 70 de la NJF 986, debiendo en consecuencia declarárselo desierto conforme lo estatuye la última parte de la citada norma legal. Sin costas de Alzada, en atención a la inoficiosidad de la aludida apelacición.- II.- La sentencia de fs. 492/503vta. (y su aclaratoria de fs. 525), declaró la inconstitucionalidad del art. 39 P.. 1 de la Ley Nº 24557 y, con fundamento en normas del derecho civil, hizo lugar parcialmente a la demanda de daños y perjuicios interpuesta por J.P.M. contra Exportaciones Agroindus- triales S.A., condenando a ésta y a MAPFRE ARGENTINA ART S.A. a pagar al actor la suma de $ 68.000, con más intereses a tasa mix desde la fecha del accidente de trabajo motivo de autos. Las costas por los rubros por los que progresó la demanda se impusieron a las condenadas, mientras que las vinculadas a los rubros rechazados se cargaron al accionante.- El mencionado pronunciamiento ha sido apelado por el actor, por ambas condenadas y también por los abogados de E.A.A. SA.- El demandante expresó sus agravios a fs. 528/533vta. y fueron respondidos por las condenadas a fs. 538/541vta. y a fs. 548/549.- E.A.A. S.A. presentó su memorial a fs. 558/581vta., mereciendo respuesta sólo del actor a fs. 587/595vta.- MAPFRE ART. S.A. planteó sus impugnaciones contra la sentencia a fs. 603/615, que fueron respondidas únicamente por el actor a fs. 617/625vta.- Por su parte, los letrados de E.A.A. S.A. expresaron sus cuestionamientos por derecho propio a fs. 552/557 y fueron respondidos por el demandante a fs. 584vta./587.- III.- Apelación de E.A.A. S.A.- a) En primer término se queja esta apelante porque la Juez a quo declaró la inconstitucionalidad del art. 39.1 de la Ley Nº 24557. Dice que no basta una mera mención a los lineamientos constitucionales para enervar la legalidad de una norma, que el sistema reparatorio de la LRT no afecta la "integralidad" de la persona del trabajador, que no es posible declarar en abstracto su incostitucionalidad como lo ha hecho la sentenciante anterior porque el actor no demostró diferencia indemnizatoria entre el sistema reparatorio de la LRT y el C.igo Civil, y que en la demanda ni siquiera se cuantificó el monto pretendido por la indemnización por incapacidad que se reclama, no pudiendo entonces considerarse por la mera remisión al caso "A." que la Ley Nº 24.557 resulte confiscatoria de derechos constitucionales del actor. Cita luego jurisprudencia en apoyo de su postura, solicitando la revocación de la sentencia y el rechazo total de la demanda con costas.- Si bien M. no ha efectuado ningún cálculo comparativo entre la prestación que por incapacidad parcial le pudiera corresponder en base a los parámetros de la LRT y el régimen indemnizatorio del C.igo Civil, cabe apuntar que la sentenciante anterior se ha remitido para resolver al precedente "A." en el que se ha considerado que la norma impugnada es inconstitucional no sólo porque el régimen específico limita el monto de la reparación por incapacidad, sino también porque vulnera el principio de igualdad ante la Ley consagrado por el art. 16 de la Constitución Nacional, al impedir al trabajador -por su sola condición de tal- el ejercicio pleno de la acción civil íntegramente reparatoria a la que tiene derecho cualquier otro justiciable que no reviste tal calidad y que no limita el reclamo sólo al daño emergente derivado de la incapacidad laborativa, sino que permite también la reparación de todos los otros perjuicios que una enfermedad o accidente de trabajo puedan generar en la víctima, tanto en los aspectos materiales como en los inmateriales.- A tal criterio de la CSJN ya a adherido esta Cámara con anterioridad al expresar que la norma impugnada por el actor resulta inconstitucional cuando afecta el derecho de propiedad del trabajador en lo relativo al monto indemnizatorio de la incapacidad sobreviniente, y además, porque al cercenar su derecho a reclamar la reparación integral de todos los perjuicios sufridos vulnera "...también los principios de igualdad ante la Ley (arts. 14 bis y 16 de la C.N., que no admiten discriminaciones arbitrarias en perjuicio del trabajador por su condición de tal), de inalterabilidad de las norma constitucionales (art. 28 de la C.N.), de progresividad e igualdad de oportunidades (art. 75 incs. 19 y 23 de la C.N.) y el citado "alterum non laedere" que emana del art. 19 de la C.N. y prohibe perjudi- car los derechos de otros, siendo este último un principio general del derecho que se integra con el concepto de "reparación integral" que inspira el sistema indemnizatorio de daños (arts. 1109, 1113, 1069, 1078 y cc. del C.igo Civil)". (Causa Nº 14553/07 r.C.A.).- Por lo dicho, siendo que el actor en autos además de la indemnización de la incapacidad laborativa sobreviniente demanda también la reparación pecuniaria de otros perjuicios que la exceden, cabe confirmar en este aspecto la sentencia apelada y remitirse brevitatis cause a los fundamentos del referido pronunciamiento de la CSJN en los que correctamente se sustenta el fallo impugnado.- b) En su segundo agravio sostiene la apelante que no existe relación de causalidad entre el daño alegado por el actor y la actividad laborativa por él desplegada. Argumenta que el hecho riesgoso de "empujar medias reses" alegado por el actor no ha quedado acreditado como causa generadora del daño, ya que el perito médico apartándose de los términos de la demanda ha estimado como origen posible de la afección (hernia discal cervical del 4º espacio) la tarea de elevar mediante aparejos los trozos de carne moviendo la cabeza hacia arriba cada vez que lo hacía.- El aludido cuestionamiento no puede prosperar. Los testimonios de Z., M. y C. referidos por la sentenciante, han descripto las tareas de esfuerzo que implicaba la realización del trabajo desarrollado por el actor sobre piso resbaladizo, empujando varias medias reses con las manos y el hombro y/o la cabeza para luego cuartear la media res en tres o cuatro partes. Tanto la tarea de empujar las medias reses como la posterior manipulación de los distintos trozos son todas actividades de indudable esfuerzo, capaces por lo tanto de producir la lesión que sufre el demandante. De allí que el hecho de que el dolor se manifestara en oportunidad de empujar el actor las medias reses no invalida lo dicho por el perito en cuanto a que el esfuerzo realizado para la manipulación y elevación de los trozos de carne depostados, y la consecuente necesidad de elevar la vista, son circunstancias aptas para producir la lesión cervical que aqueja al actor, ya que tal tarea repetida en el tiempo resulta capaz de generar un "...deterioro progresivo de los componentes del dis co intervertebral hasta que un movimiento cualquiera termina por producir la hernia..." (fs. 325).- Acreditada entonces la realización de tales tareas por el actor a órdenes de la demandada, no puede entonces entenderse que el perito se apartara de los términos de la demanda como afirma la recurrente, ya que al ofrecerse dicha prueba a fs. 129 y como punto de pericia se le requirió al experto que indicara si las dolencias del actor pudieron ser causadas por el accidente motivo de autos teniendo en cuenta el tipo de tareas y los esfuerzos realizados para ello, lo que así hizo el perito al evacuar su dictamen, quedando con ello demostrada la existencia de causalidad jurídica adecuada entre la afección que presenta el accionante y las tareas realizadas a favor de la accionada, según el curso natural y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba