Sentencia Nº 15495/09 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2010

Emisor:Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
Estatus:Publicado
Número de sentencia:15495/09
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los días del mes de marzo de 2010, se reúne en ACUERDO la SALA 1 de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "L.F.B.A.c.D. y otro s/Daños y Perjuicios" (Expte. Nº 15495/09 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 6 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo I.- La sentencia de fs. 359/368 hace lugar parcialmente a la demanda por daños y perjuicios interpuesta por B.A.L.F. contra D.J.G. con costas al vencido. Asimismo rechaza la demanda contra N.P.G. y M.C.G. con costas al actor En sus fundamentos, comienza recreando las circunstancias en que se produjera el accidente de tránsito que protagonizaran el día 13 de marzo de 2003 a las 22:50 hs., cuando el actor conduciendo un Ford Galaxy por Avda. Circunvalación colisiona con un automotor F.F. conducido por el codemandado G. quien circulaba por la calle M.C. con dirección suroeste a noreste y cruza la primer avenida nombrada sin advertir que por el carril derecho venía circulando el otro automotor con dirección noreste a sureste, reconociendo en oportunidad de realizar la exposición policial posterior al hecho el mencionado G. que no advirtió la presencia del otro rodado, no obstante la buena visibilidad que había ese día y las dimensiones de la Avda. Circunvalación Luego de hacer mérito del trabajo pericial del Ing. de D.H. concluye que la conducta del Sr. G. es violatoria del deber de circular con cuidado y prevención, debiendo advertir cualquier maniobra previamente y realizarla con precaución, sin crear riesgos ni afectar la fluidez del tránsito, máxime cuando va a cruzar una avenida de tránsito ligero y doble mano, por lo que su accionar desprevenido hace que se le deba atribuir responsabilidad en el hecho También evalúa la conducta del Sr. L.F. el cual reviste el carácter de embistente, entiende que ello se debió a que circulaba en la emergencia a una velocidad superior a la máxima precaucional de 40 km/h, lo cual le impidió -ante la presencia del obstáculo que generara el F.F.- mantener el pleno dominio de su vehículo y así evitar la colisión, por lo que también le cabe responsabilidad en el hecho En consecuencia de lo expuesto atribuye al demandado G. el 70% de la responsabilidad y al actor L.F. el el 30%. Luego analiza la defensa de falta de legitimación pasiva interpuesta por C.V., N.P. y M.C.G. en su condición de herederos de N.V.G., y de titulares registrales...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba