Sentencia Nº 15100/1 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2014

Fecha de Resolución: 7 de Marzo de 2014
 
EXTRACTO GRATUITO
TIP-14-15100.1-07.03 FALLO N 04/13 P.A. - SALA "B": En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la provincia de La Pampa, a los siete días del mes de marzo de dos mil catorce, se reúne la Sala "B" del Tribunal de Impugnación, integrada por los señores J.C.F. y V.F., asistidos por la Secretaria, M.E.G., a los efectos de resolver el recurso de impugnación interpuesto el día 10 de octubre de 2013 ante este Tribunal, por la Defensa de O.R.D.D., en Legajo N 15100/1 - registro de este Tribunal-, caratulado: "D., O.R.D. s/ Recurso de Impugnación", del que RESULTA Que la Audiencia de Juicio de la Primera Circunscripción Judicial, mediante sentencia n° 36/13 de fecha veinticinco de septiembre de 2013 -cuya copia fue anexada por la parte recurrente en ocasión de la presentación del recurso de impugnación-, condena a O.R.D.D. como autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la comisión del mismo mediante la utilización de un arma de fuego (art. 119 primer párrafo, segundo supuesto, tercer párrafo y cuarto párrafo inc, d), segundo supuesto del C.igo Penal), a la pena de DOCE AÑOS de prisión, con la accesoria del art. 12 del C.igo Penal, con costas (arts. 355, 474 y cc del C.P.P.) Que contra la sentencia, la defensa técnica del imputado, a cargo del Dr. G.G., interpuso recurso de impugnación, conforme escrito presentado ante este Tribunal Entiende que no es correcta la posición del Ministerio Público Fiscal en tanto intenta encuadrar el hecho en una situación de violencia de género, toda vez que no se da el contexto específico de dicha problemática. Posteriormente aduce que se ha valorado erróneamente la prueba producida y que de ninguna manera el hecho denunciado se encuentra acreditado. Agrega, además que no está acreditada la utilización del arma de fuego Como planteos subsidiarios plantea la aplicación del principio in dubio pro reo, la errónea aplicación de la agravante genérica del art. 41 bis del C.P. y el monto de la pena finalmente impuesta. Que, admitido formalmente el recurso interpuesto ante este mismo Tribunal, se le dio el trámite previsto en los arts. 407 y 416 y ss. del C.. P.. Penal e integrada la Sala llamada a decidir, notificadas las partes de todo ello, queda ésta en condiciones de ser resuelta, y; CONSIDERANDO: El Sr. Juez C.F., dijo: En primer lugar corresponde afirmar que el recurso de impugnación interpuesto por el letrado defensor de O.R.D.D. resulta admisible a tenor de lo preceptuado por los arts. 400 y 405 inc. 1 del C.. P.. Penal. Que en la presentación interpuesta aparecen debidamente explicitados los agravios que sustentan el recurso, surgiendo del mismo, conforme la reseña señalada supra, el marco en que este tribunal revisor debe realizar el máximo esfuerzo de contralor para garantizar a quien fuera condenado mediante sentencia aún no firme, el derecho que tiene a que su caso sea visto una vez mas en forma integral, a los fines de legitimar el poder punitivo estatal, conforme lo dispuesto por la Convención Americana de Derecho Humanos (art. 8.2.h) y el Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos (art. 14.5), a los que adhiriera nuestro país y por ende forman parte de nuestro derecho positivo vigente y ser integrativos al concepto de debido proceso constitucional, emergente del art. 18 de nuestra Constitución Nacional. Los mismos, conforme fuera relatado precedentemente, deberán ser examinados a la luz de las constancias probatorias incorporadas legitimamente al sub-lite, prescindiendo de todas aquellas cuestiones que resultan propias de la inmediación, tal como fuera fijado por la jurisprudencia de nuestro Máximo Tribunal en el precedente "Casal". Ello así, y teniendo en consideración que ese Alto Cuerpo en la jurisprudencia aludida señala que "la revisión así entendida implica la eliminación de las limitantes por cuestiones de hecho y de derecho, debiendo aplicarse en nuestro derecho la teoría que en la doctrina alemana se conoce como del agotamiento de la capacidad de revisión o de la capacidad de rendimiento...", habré de ingresar al examen de la cuestión planteada con la amplitud de conocimiento y revisión expuesta. En mérito a lo expresado cabe efectuar el análisis de los agravios en que se funda el remedio procesal deducido por la defensa de O.R.D.D. contra la sentencia dictada por la Audiencia de Juicio de esta ciudad, consistiendo la crítica que de la misma se infiere que el tribunal interviniente ha encuadrado equivocadamente el hecho en un caso de violencia de género y ha efectuado una errónea valoración de la prueba arribándose a una sentencia condenatoria sin pruebas, haciendo referencia a la utilización de un arma de fuego por parte del acusado, circunstancia no acreditada de manera alguna. Como planteos subsidiarios solicita la aplicación del principio in dubio pro reo de su ahijado procesal, que se retire la agravante prevista en el inciso d) del cuarto párrafo del art. 119 del C.P. y la del art. 41 bis del mismo cuerpo legal, toda vez que no esta probada la utilización de arma alguna y finalmente se agravia por la mensuración de la pena impuesta por lo que solicita se readecúe la misma. A fin de adentrarnos en los agravios señalados, y teniendo en consideración los planteos de la defensa en la impugnación incoada, se analizarán los mismos separadamente a los fines de un mejor ordenamiento procesal. A) Violencia de género Señala el recurrente que la posición del Ministerio Público Fiscal, asumida durante el debate fue la de intentar vincular el hecho denunciado en un contexto de violencia de género, relacionándolo con hechos anteriores (nunca acreditados), todo ello para intentar suplantar la falta de elementos probatorios a los fines de acreditar el hecho concreto debatido. Agrega el quejoso que lo que realmente ocurrió fue una relación sexual consentida y que la actitud posterior de la Sra. P. está vinculada con las discusiones de la pareja en razón de la intención de D. de finalizar el vínculo. Señala asimismo que las afirmaciones de la denunciante, para ser tenidas por ciertas merecían un examen mas exhaustivo toda vez que lo que ella afirmaba era posible ser probado (de ser cierto) mediante pruebas objetivas. Entiende que no resulta aplicable el art. 4 de la Ley 26485 toda vez que la Sra. P. no da el perfil de una mujer en situación de vulnerabilidad y por consiguiente no se puede enmarcar el hecho denunciado como constitutivo de violencia de género y el análisis que de él debe hacerse debe circunscribirse al espacio físico y temporal en el que se desarrolló. Corresponde pues, analizar si el caso sub-examen se dio dentro de un contexto de violencia de género y al respecto cabe realizar un repaso de las actuaciones. Enseña pacífica doctrina que la violencia de género tiene por componentes un sujeto pasivo femenino, un sujeto activo masculino y un contexto específico en el que germina la conducta criminal para doblegar y someter a la víctima y presupone posiciones diferenciadas, relaciones asimétricas y desigualdades de poder. Conforme la "Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer" (Naciones Unidas, 20/12/1993, Res. 48/104), la violencia de género se define como "todo acto de violencia basado en la pertenencia del sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual y psicológico para la mujer, así como las amenazas a tales actos, la coacción y la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública o en la vida privada" (art. 1); mientras que en la "Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer", conocida como Convención de Belem do Pará (ratificada por Ley 24632, B.O. 09/04/1996) define en su artículo 1 la violencia contra la mujer como "... cualquier acción o conducta basada en su género que cause muerte, daño, o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer...". En mérito a ello y en el contexto referido, la prueba anejada y fundamentalmente las declaraciones testimoniales de quienes comparecieron a la audiencia, tanto las declaraciones de la damnificada en autos como la de su amiga E.S., por un lado , como los dichos del imputado y los testimonios de sus amigos por el otro, dan cuenta de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA