Sentencia Nº 150 de Secretaría Penal STJ N2, 14-06-2017

Fecha de Resolución:14 de Junio de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 14 de junio de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “GATICA, J.D. s/Queja en: \'GATICA, J.D. s/Hurto de vehículo dejado en la vía pública\'” (Expte.Nº 28857/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor R.A.A. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia N° 100, del 20 de septiembre de 2016, la Cámara Segunda en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial resolvió condenar a J.D.G. a la pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo y pago de las costas del proceso, y lo declaró reincidente, como autor del delito de hurto de vehículo dejado en la vía pública (arts. 163 inc. 6º, 50, 40, 41, 5 y 29 inc. 3º C.P. y 375 y 498 C.P.P.).
1.2. Contra esa decisión, el defensor particular doctor P.M.B., en representación del nombrado, interpuso recurso de casación, cuya denegación motiva la presente queja.
2. Argumentos del rechazo del recurso de casación:
La Cámara en lo Criminal sostuvo que los fundamentos del recurso en modo alguno justifican la habilitación a la instancia extraordinaria de casación pues resultan inverosímiles.
En este sentido -sigue diciendo-, no se ha explicado cuál fue el error grave o el desvío lógico en el que incurrió la sentencia, ni tampoco se ha precisado en qué consistió la violación al derecho de defensa o al principio de congruencia y mucho menos en qué se violó la doctrina legal o la normativa constitucional.
El a quo agregó que el descargo del imputado en modo alguno podía tomarse en serio, como pretende el Defensor, tal como fue explicado al sentenciar, contra lo cual no se ha expuesto ningún argumento nuevo como para generar una legítima revisión en casación.
El supuesto encono o la mala intención del denunciante hacia el imputado -continúa diciendo- no es tal y su declaración fue valorada dentro de los alcances propios de quien ha sido víctima de un delito; además, tampoco advirtió esa intención porque no quiso aceptar una
/// reparación económica por el delito sufrido y de ese modo se frustrara la aplicación de un criterio de oportunidad. En otro orden y en relación con los supuestos agravios por una deficiente instrucción, el Tribunal entendió que tampoco resultan razonables en virtud de que la prueba ventilada en el juicio sobró para que G. fuera condenado; además, el doctor B. no aportó prueba en sentido contrario.
Respecto del encuadre del hecho, la Cámara adujo haber seguido la jurisprudencia de este Superior Tribunal de Justicia citada en la resolución.
Con relación al agravio referido a la supuesta desproporción en la pena fijada, consideró que la sola disconformidad con lo resuelto omite atacar motivadamente los parámetros seguidos por el Tribunal en la decisión tomada.
Por esas razones declaró inadmisible, el recurso pues los agravios no superaron el control mínimo de verosimilitud como para habilitar la instancia extraordinaria de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA