Sentencia Nº 14911/08 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2009

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2009
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los días del mes de mayo de 2009, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "K.C.A. S/ Concurso Preventivo" (Expte. Nº 14911/08 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 4 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo Contra la resolución de fs. 37/38 que decreta la incompetencia del Juzgado de Primera Instancia para entender en el pedido de apertura del concurso preventivo del Sr. C.A.K., éste interpone recurso de apelación Ese pronunciamiento consideró que el actor no reviste el carácter de comerciante, y que de la prueba aportada no surge la existencia en esta provincia de una sede, que cumpla la finalidad dispuesta en el artículo 3º de la Ley 24.522. La competencia es improrrogable y el actor no acreditó los extremos necesarios como para ampararse en una competencia territorial especial También es recurrida la resolución de fs. 41 Pto. II que no hace lugar al pedido de suspensión de la subasta requerida por el actor, en razón de esa declaración de incompetencia Agravios: 1. Respecto a la resolución de fs. 37/38 (se expresa agravios a fs. 42/45), el actor manifiesta que desde 1983 se ha dedicado a la producción minera domiciliándose desde siempre en la ciudad de Santa Rosa, que poseía cuenta corriente en el Banco de La Pampa y que en esta ciudad contrajo la totalidad de sus deudas En su escrito de inicio expresa (en el punto 3. Hechos) que es la actividad minera a la cual se dedicó junto a su padre y a partir de la muerte de éste, en 1983, quedó como único titular de las minas de cloruro de sodio, las que transfiere en el año 1995 al Sr. A.S.. Minas éstas que fueron recuperadas a finales del año 2003, luego de un pleito judicial que dio origen a deudas por honorarios de los profesionales intervinientes y a una demanda del Sr. S. contra el Sr. K. por el cobro de unos documentos que obraban en su poder, más una serie de gastos que habría realizado mientras figuraba como titular de las pertenencias mineras. En efecto, de la nómina de acreedores denunciados por el actor (fs. 34/35) se observa que la mayoría de ellas provienen de honorarios regulados a los distintos profesionales que intervinieron en los diversos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA