Sentencia Nº 149 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 14-10-2021

Número de sentencia149
Fecha14 Octubre 2021
MateriaMORAN GABRIEL ROLANDO Y OTROS Vs. AGULLO MARCELO JAVIER Y O. S/ INDEMNIZACION POR DESPIDO

JUICIO: MORAN G.R. Y OTROS c/ AGULLO MARCELO JAVIER Y O. s/ INDEMNIZACION POR DESPIDO. EXPTE 154/16. Sentencia 149 VISTOS: En la ciudad de C., provincia de Tucumán, a los 14 días del mes de Octubre de 2021, convocados los integrantes de la Sala I de esta Cámara de Apelaciones del Trabajo, a fin de considerar y dictar sentencia sobre el recurso de apelación que se ha deducido en estos autos caratulados “M.G.R. y otros Vs. A.M.J. y O. s/ indemnización por despido”, practicado el sorteo pertinente (artículo 113 C.P.L.), proceden a expedirse vía remota en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación. C O N S I D E R A N D O Voto del Sr. Vocal preopinante Enzo Ricardo Espasa I- Contra la sentencia de primera instancia que hizo lugar a demanda deducida en autos recurre la parte demandada, a tenor del memorial de agravios presentado digitalmente en fecha 02/08/21. La réplica al recurso por la parte actora se realiza a través de la presentación ingresada el 13/08/21. II- En sostén de su recurso expone el apelante que en la sentencia recurrida se realizan afirmaciones que son absolutamente falsas, infundadas e incoherentes, que no existe prueba alguna que demuestre que los actores fueron coaccionados por los demandados para firmar el contrato de SRL; que tal aserto se contradice con consideraciones anteriores referidas a la existencia de un contrato de cesión de cuotas sociales de Locutorio Mitre SRL celebrado el 01/08/2012 entre las partes del presente proceso y debidamente certificado por la Escribana Pública Florinda del C.R., y que los actores "se desempeñaban en la S.R.L. (Locutorio Mitre)". Considera que es errónea e infundada esa afirmación de la sentenciante, que solo encuentra justificación y motivación en la necesidad imperiosa de sanear las falencias del escrito de demanda y de la acción incoada, que al haberse demostrado la existencia de una persona jurídica (L.M. S.R.L) que resulta ser la titular de la explotación que funciona en el local de calle 9 de J.N.° 50 de esta ciudad, también reviste el carácter de empleadora de quienes trabajan en ese negocio. Sostiene que la SRL es quien debe responder por los incumplimientos y reclamos laborales, y solo en forma subsidiaria podría demandarse a sus socios, y solamente en los supuestos excepcionales expresamente previstos por la ley. Refiere que de las pruebas colectadas quedó demostrado que L.M.S., CUIT n° 30711757321 es una sociedad regularmente constituida (Contrato Social del 17/08/2010), inscripto en el Registro Público de Comercio (N° 9, Fojas 39/45, Tomo I del Protocolo de Contratos Sociales año 2011), y en los órganos tributarios nacionales, provinciales y municipales (informes de A.F.I.P., Dirección General de Rentas de la Provincia y Dirección de Rentas y de Habilitación de Negocios de la Municipalidad de Concepción agregados en autos); que esa razón social, desde el año 2011 explota un negocio de servicios de locutorios, de informática y de expendio de comidas y bebidas en calle 9 de J.N.° 50 de la ciudad de C., provincia de Tucumán. Destaca que como tal, L.M.S. es una persona jurídica con todos los atributos legales, con capacidad y facultades suficientes para adquirir derechos y contraer obligaciones. Señala que conforme a las fechas de los supuestos ingresos laborales que informan los actores (años 2011 y 2012) y el lugar físico de prestación de servicios, no cabe dudas que lo hicieron para L.M.S., por lo que cualquier reclamo derivado de dicha relación debía plantearlos a su empleadora. Sostiene que los accionantes no podían desconocer la existencia de L.M.S., toda vez que revisten el carácter de socios, y reconocieron haber suscripto documentación relativa a la sociedad (contrato social presentado por la propietaria del local Sra. M.L. e informe y acta notarial remitida por la Esc. F.d.C.R. que da cuenta de dichas circunstancias). Expone que los accionantes debían demandar a su empleadora, a cuyo favor habían prestado servicios, que no es otra que la sociedad L.M.S., y únicamente podrían haber accionado en forma extensiva y/o subsidiaria contra sus socios, por aplicación de la teoría del corrimiento del velo societario, si demostraban la existencia de fraude societario; el responsable solidario de una obligación laboral, no sustituye al empleador porque la solidaridad establecida por la ley no quita el carácter de obligación accesoria y no hace al obligado solidario, deudor directo de la obligación principal. Por ello, en el presente caso al no estar demandada la principal (una SRL para la que prestó servicios el actor) y sí al socio gerente, debe rechazarse la demanda instaurada sólo contra el deudor solidario; que aun de compartirse el criterio de que el fraude o simulación da lugar a la responsabilidad directa de quienes incurrieran en tales maniobras, para analizarlas se debió integrar la litis con la persona jurídica o de existencia ideal visible que asumiera las obligaciones emergentes del vínculo laboral subordinado. Señala que no habiéndose demandado a la sociedad regularmente constituida e inscripta en el Registro Público de Comercio, y no habiéndose alegado ni probado que la misma hubiera sido creada al solo efecto de violar la ley u ocasionar fraude laboral en perjuicio de los demandantes, la defensa de fondo de falta de acción o falta de legitimidad pasiva debió haber sido receptada en la sentencia dictada. Cuestiona que los actores demandaran a las personas físicas J. y M.A., y no a la S.R.L., cuando la pretendida responsabilidad extensiva, subsidiaria y solidaria de sus socios o integrantes solo podría invocarse en caso de haber alegado y demostrado la directa participación de ellos en maniobras que configuren un abuso de la personalidad jurídica, con una finalidad estrictamente personal, nada de lo cual ha ocurrido. Apunta que en ello radica el primer agravio, toda vez que la Juzgadora, utiliza la argumentación de que se encontraría probado que los actores fueron coaccionados a firmar el contrato de cesión de cuotas sociales de L.M.S., debidamente certificado y autenticado por la Esc. F.R., y no surge de las constancias de autos que se hubiera demostrado dicha coacción, que de esa manera se pretende subsanar la falencia en que incurrieron los accionantes en su escrito de demanda al no accionar en contra de su real empleadora, esto es, L.M.S., persona jurídica distinta de sus socios y de los demandados, quienes únicamente podían ser demandados como tales en forma extensiva y/o subsidiaria ylo solidaria por las obligaciones de la sociedad. En un segundo orden de agravios alega que la sentencia desconoce y se aparta de antecedentes doctrinarios y jurisprudenciales que resultan de aplicación obligatoria al caso. Cita precedente de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucumán, en sentencia N° 421 del 12/05/2012 recaída en autos "N.S.E. y Otros vs. Coexpress S.R.L.” que transcribe, al igual que otros fallos de jurisdicción local y nacional. Como tercer agravio esgrime que la juzgadora pone en tela de juicio la real existencia de la sociedad regularmente constituida y registrada bajo la denominación "Locutorio Mitre S.R.L.", apelando para ello a premisas falsas e infundadas como que "... el perito contador informó que surge de los libros de la SRL la retribución de los socios gerentes por iguales períodos, pero no dice nada respecto al restode los socios....", "...los demandados no acreditan que los accionantes, en sucarácter de socios, percibieron sumas de dinero alguna proveniente de los ejercicios económicos. No surge de la pericial contable que los socios (M., Z. y Tomas) obtuvieron ganancias de la SRL que les permitan cubrir las necesidades alimentación, vivienda, vestimenta, educación, etc..",o que "... no fue ofrecida ni producida prueba alguna, por parte de los accionados, que demuestre como se repartían las ganancias entre los socios, lo que serviría para demostrar a ésta sentenciante la inexistencia del fraude invocado en la demanda para encubrir la relación laboral". Afirma que ha quedado debidamente acreditado y demostrado a través de las pruebas rendidas que la razón social L.M. S.R.L es una persona jurídica por ser una sociedad comercial regularmente constituida e inscripta en el Registro Público de Comercio en fecha 05/01/2011, bajo N° 9, F.39/45, T.I del Protocolo de Contratos Sociales año 2011, CUIT N° 30-71175732-1, explotando el rubro Cabinas Telefónicas, C. y Rapipago, Padrón Municipal N° 8854, con domicilio social, legal, administrativo y comercial en calle 9 de J.N.° 50 de esta ciudad de Concepción. Destaca que el dictamen confirma y corrobora que L.M. funciona como una verdadera y real S.R.L., descartando así que sea una empresa fantasma para evadir obligaciones y, por ende, la inexistencia de cualquier fraude laboral para encubrir la relación laboral con los actores, como lo sugiere la sentenciante en su pronunciamiento, y así solicita sea reconocido en la sentencia a dictarse por este Tribunal. II- Elevado el expediente en esos términos a esta Alzada y encontrándose firme la providencia de fecha 26/08/21 que llama los autos para dictar sentencia, queda la causa en estado de resolver. Ello impone en primer término a este Tribunal, como juez del recurso de apelación examinar si en el caso, el remedio intentado por la parte demandada cumple con los requisitos de admisibilidad, no obstante la providencia del inferior que lo concede, y la conformidad o silencio de las partes. En ese entendimiento y realizado el examen de admisibilidad pertinente, se constata que el recurso cumple con los requisitos de tiempo y forma exigidos por los arts. 122 y 124 del C.P.L., por lo que corresponde entrar en su tratamiento. A) De la confrontación de los cuestionamientos reseñados ut supra con los argumentos del fallo recurrido, a la luz de las constancias de autos, se sigue que el recurso en análisis debe prosperar. En el caso, tal como surge de la lectura del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR