Sentecia definitiva Nº 145 de Secretaría Penal STJ N2, 22-10-2013

Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
Número de sentencia:145
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 26589/13 STJ
SENTENCIA Nº: 145
PROCESADO: M.J.A.
DELITO: AMENAZAS LESIONES LEVES
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN (SUSPENSIÓN JUICIO A PRUEBA)
VOCES:
FECHA: 22/10/13
FIRMANTES: A.Z.P.B. EN ABSTENCIÓN MANSILLA EN ABSTENCIÓN
///MA, de octubre de 2013.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores R.A.A., A.C.Z., L.L.P., S.M.B. y E.J.M., con la presidencia de este último y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: "MARTÍNEZ, J.A. s/Amenazas y lesiones leves s/ Casación" (Expte.Nº 26589/13 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal, con el planteo de la siguiente:

C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
El señor J. doctor R.A.A. dijo:

1.- Antecedentes:

1.1.- Mediante Auto Interlocutorio Nº 96, del 30 de julio de 2012, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti, como tribunal unipersonal con competencia correccional, resolvió denegar la suspensión de juicio a prueba solicitada a favor de J.A.M.. Para fundar tal decisión, el a quo sostuvo que el causante “… no es merecedor de la oportunidad que otorga el beneficio de la suspensión de juicio a prueba pues ha demostrado un desprecio, no sólo para con los bienes jurídicos ajenos, sino para con las normas que rigen la vida en sociedad y las pautas que le han sido impuestas oportunamente…”. En definitiva, consideró que el instituto en cuestión es de
///2.- “inoficiosa aplicación cuando el agente ya ha demostrado su indiferencia a desenvolverse dentro de esos parámetros…”.

1.2.- Contra lo decidido, la defensa dedujo recurso de apelación, que fue concedido el 21 de agosto de 2012, y se integró el Tribunal a fs. 153. Luego del trámite respectivo, en fecha 20 de marzo de 2013, por medio del Auto Interlocutorio Nº 101, se resolvió declarar improcedente el recurso de apelación interpuesto con invocación de la doctrina “ANSOLA” de este Superior Tribunal y, con el fin de garantizar la vía en el caso que persistiera la voluntad impugnativa, se remitieron los autos al Tribunal de origen con el objeto de que corriera vista a la defensa para que articulara, de considerarlo necesario, el recurso pertinente y se resolviera luego en consecuencia.

1.3.- En oposición a esta última resolución, la señora Defensora Oficial interviniente dedujo recurso de casación, en tanto entendía que la fecha que debe considerarse para determinar si es o no aplicable la doctrina del precedente “ANSOLA” es aquella en que los autos pasaron a resolución (27/09/12) y no la de la resolución consecuente (20/03/13).-
1.4.- Dicho recurso fue denegado por cuanto el Tribunal de origen estimó que la recurrida no era una resolución con carácter de definitiva ni cercenaba derecho alguno. Ello motivó la posterior queja ante este Cuerpo, a la que se hizo lugar mediante Auto Interlocutorio Nº 24, del 4 de julio del corriente, y se ordenó agregar copia de lo decidido en este expediente principal para continuar la tramitación.

Se dispuso asimismo que el expediente quedara por diez
///3.- días en Oficina para su examen por parte del Ministerio Público de la Defensa, cuya titular sostuvo el remedio intentado mediante escrito glosado a fs. 161/163. Así, realizada la audiencia prevista en los arts. 435 y 438 del rito, durante la cual se agregó el dictamen del señor F. General, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.

2.- Agravios del recurso de casación:

La casacionista sostiene que una simple lectura de los argumentos del Tribunal permite advertir la manifiesta falta de fundamentación de la resolución, dado que los autos habían pasado para resolver su recurso de apelación el 27 de septiembre de 2012 y no el 20 de marzo de 2013. Por lo tanto, prosigue, no podía retrotraerse el trámite y declarar la improcedencia de su impugnación que, por decreto firme, se había declarado procedente. Agrega que esto es justamente lo que quiso evitar el Superior Tribunal en el fallo “ANSOLA”, al establecer que la nueva doctrina legal comenzaría a regir el 1 de febrero de 2013.

Luego reseña el fallo citado, y pone de resalto que tal doctrina intenta descartar cualquier solución que implique someter a los litigantes a una suerte de retrogradación del proceso. Considera, en definitiva, que el razonamiento seguido por el a quo no solo aplicó de modo erróneo el fallo “ANSOLA”, sino que además era insuficiente para cumplir con las prescripciones de los arts. 98 y ccdtes. del código ritual y 200 de la Constitución Provincial.

3.- Sostenimiento del recurso:

///4.
La señora Defensora General coincide con los argumentos expuestos y sostiene el recurso de casación.

4.- Contestación del recurso:

Al dictaminar, el señor F. General coincide con la Defensa en el sentido de que la doctrina “ANSOLA” comienza a regir para aquellos recursos que se interponen a partir del primer día hábil del mes de febrero de 2013 y, por lo tanto, no sería aplicable en este caso. No obstante, agrega, el recurso no resulta acertado pues aun la anterior doctrina legal precisaba “la casación” como la herramienta recursiva contra las resoluciones del J. Correccional que denieguen una probation. Explica que, previo a la doctrina legal del fallo “ANSOLA”, las resoluciones relativas a la denegación de suspensión de juicio a prueba en la IVª Circunscripción Judicial, donde no existen Juzgados Correccionales cuya actividad jurisdiccional es ejercida por los Jueces de Cámara de modo unipersonal-, debían ser recurridas mediante casación, lo cual coincide con el criterio sostenido en el precedente mencionado. De tal modo, concuerda con el resultado del auto recurrido, pero por otra fundamentación.-
En lo que respecta a la cuestión de fondo, manifiesta que el recurso carece de autosuficiencia, pues no expresa los argumentos por los cuales procedería de la suspensión del juicio a prueba. Entiende entonces que el Superior Tribunal no pude ingresar, aun como consecuencia del máximo rendimiento de la revisión, en cuestiones no introducidas por la parte recurrente.

En tal sentido, cita el voto del señor J. doctor E.Z. en el fallo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba