Sentencia Nº 1446/14 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:30 de Junio de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
SC-A-1446.14-30.06.2015 En la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, a los 30 días del mes de junio del año dos mil quince, se reúne la S.A. del Superior Tribunal de Justicia integrada por su presidente, D.E.D.F.M. y por su vocal, Dr. H.O.D., a efectos de dictar sentencia en los autos caratulados: “DÍAZ, M.P. Y OTRO contra GÓMEZ, T. Y OTRO sobre daños y perjuicios”, expte. nº 1446/14, registro Superior Tribunal de Justicia, S.A., del que- RESULTA:- I.- A fs. 598/605, T.G., por derecho propio, con el patrocinio letrado del Dr. J.R.B., interpone recurso extraordinario provincial en los términos del artículo 261 incisos 1° y 2° del CPCC contra la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial, que a fs. 591 resolvió rechazar el recurso de apelación interpuesto, y a fs. 597/597 vta. rechazó los agravios reclamados mediante aclaratoria.- Acredita el cumplimiento de los recaudos formales, y relata los hechos de la causa diciendo que el señor D.A.D. y su esposa, D.R.B., en nombre y representación de la hija de ambos, M.P.D. inician una acción contra el suscripto reclamando una indemnización por daños y perjuicios alegando su presunta responsabilidad en el accidente de tránsito ocurrido el 23 de junio de 2007.- Aclara que el accidente originó dos causas penales, una caratulada: “G.T. (imp) c/Díaz, M.P. (dam) s/lesiones culposas”, y la otra, “G., T.s.ón de instrumento público”, ninguna de las cuales ha sido resuelta.- Señala que respondió la demanda planteando la culpa de la demandante por un manejo negligente y se solicitó la citación en garantía de la compañía de seguros, Liderar, la que se presenta y alega la exclusión del seguro por cuanto su licencia de conducir sería apócrifa.- Indica que el 5 de julio de 2013 se dictó resolución sin esperar el dictado de sentencia en las causas penales, haciendo lugar a la demanda por la suma de $68.973,00 más intereses y costas.- Dice que apeló esta decisión solicitando en primer lugar la nulidad por no haberse respetado una norma de orden público como es el art. 1101 del CC, y en segundo lugar, que se calificara en forma concurrente la culpabilidad y que se tuviera en cuenta que no se había redargüido de falsedad su carnet de conducir, ni declarado apócrifo en una sentencia penal.- Expresa que la Cámara de Apelaciones dictó sentencia el 28 de julio de 2014 rechazando la nulidad, sin decir nada acerca de la distribución de culpas y de la licencia de conducir, motivo por el cual, el 5 de agosto, presentó aclaratoria, agregando que para la fecha de redacción de este escrito no se ha resuelto o no lo han notificado.- Sigue diciendo que “...la sentencia es nula toda vez que deja de aplicar una norma de orden público sin declararla inconstitucional” (fs. 600) y lo hace “...con una fundamentación aparente porque se limita a repetir o reproducir fallos y comentarios doctrinarios...” (fs. 600).- Más adelante precisa que para prescindir de una norma de orden público es indispensable peticionar su inconstitucionalidad, lo cual no ha acontecido en autos, por ende, el art. 1101 del CC es plenamente aplicable ya que la excepción invocada no está prevista en ella.- Cita jurisprudencia y doctrina para fundamentar sus dichos y más adelante expresa que en cuanto “a la violación de las garantías del debido proceso y de defensa en juicio por la omisión de pronunciarse sobre los temas de concurrencia de culpas y de invalidez de un instrumento público no redargüido de falso, propuestos a la Cámara en el correspondiente memorial, cabe acotar que aún en el caso de que se entienda que el rechazo del recurso significó el rechazo de estos agravios se equivoca la sentencia impugnada...” (fs. 602).- Señala que en el caso de la culpa concurrente la sentencia no amerita pruebas legalmente incorporadas al proceso que influyen indudablemente en su culpabilidad, concretamente el hecho de que la actora sea embistente y que reconozca que el que suscribe colocó la luz de giro e igual lo embistió, con lo cual es dable suponer que conducía distraídamente Ambas cuestiones, manifiesta, están reconocidas incluso por la contraria en su escrito de demanda y no han sido consideradas al evaluar la culpa, resultando por consiguiente, la asignación del 100% de culpa a su cargo, completamente dogmática.- Sigue diciendo que “el no ameritar estos hechos o esta conducta reconocida cargando a mi parte con toda la culpa implica una arbitrariedad de la sentencia...” (fs. 602 vta).- En el parágrafo B2, respecto de considerar apócrifa una licencia de conducir sin que tal falsedad haya sido decretada por sentencia penal o incidente de redargución de falsedad, resulta violatoria de los arts. 993, 994 y 980 del CC.- Aclara que el art. 993 del CC establece que un instrumento público, como lo es la licencia de conducir, hace plena fe hasta que es argüido de falso por acción civil o criminal, mientras que el art. 995 del mismo ordenamiento establece que también hacen plena fe de las enunciaciones de hecho o de actos jurídicos directamente relativos al que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA