Sentencia Nº 13927 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2006

Fecha de Resolución: 8 de Mayo de 2007
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de SANTA ROSA, capital de la Provincia de La Pampa, a los ocho días del mes de mayo de 2007, se reúne en ACUERDO la SALA 2 de la Excma. Cámara de A.ciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: "P.C.L. y Otros c/BOMBEROS DE GENERAL PICO y Otro S/ Ordinario" (Expte. Nº 13927/06 r.C.A), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de la Ira. Circunscripción Judicial y existiendo unanimidad (art. 257 C.Pr.), la SALA, dijo
I.- La sentencia de fs. 783/790 rechaza la demanda promovida por C.- tian L.P., L.R.P., A.M.T. y M.D.P. contra M.D.P., ASOCIACIÓN CIVIL CUERPO DE BOMBEROS DE LA CIUDAD DE GENERAL PICO y PROVINCIA DE LA PAMPA. Impone las costas por su orden y regula los honorarios de los letrados y peritos
A. la parte actora, expresando agravios a fs. 864/889, los que son contestados por la ASOCIACIÓN BOMBEROS DE GENERAL PICO a fs. 899/903 y por la PROVINCIA DE LA PAMPA a fs. 907/911
A. también por sus honorarios el perito accidentológico D.A.- dro M.M., expresando agravios a fs. 836/837, los que son contestados por la parte actora a fs. 839/840, por la Provincia de La Pampa a fs. 853/855 y por la Asociación Bomberos de General Pico a fs. 859/861
II.- El hecho que origina la causa: El día 10 de noviembre de 1999, ocu- rre un accidente de tránsito en la localidad de General Pico, protagonizado por M.D.P., quien circulaba por la calle 9 conduciendo un camión autobomba perteneciente a BOMBEROS VOLUNTARIOS DE GENERAL PICO y J.C.P., quien conducía por la calle 32 en dirección Norte-Sur un automóvil marca Renault 18 Break. La autobomba embiste al Renault, provocando la muerte a su conductor, el mencionado J.C.P
La parte actora pretende la responsabilidad de los demandados, fundado en que la víctima estaba habilitado por el semáforo en verde para efectuar el cruce y porque fue embestido por la autobomba, la que circulaba a gran velocidad.
Por su parte, los demandados sostienen que la autobomba tenía la prio- ridad que le concede la ley de tránsito (art. 61 de la ley 24.449) por tratarse de una situación de emergencia, ya que se dirigían los bomberos a apagar un incendio, con las sirenas, bocinas de aire y luces funcionando, lo que le otorgaba prioridad de paso, la que no fue respetada en la ocasión por el infortunado P.. Que ello fue reconocido en la instancia penal, Juzgado de Instrucción Nº 3 de la 2da. Circunscripción, causa caratulada "PIAZZÓN, M.D. s/ Homicidio Culposo", Expte. Nº 8013/99, que a fs. 114/117 dictó la falta de mérito y a fs. 275 y vta. el sobreseimiento de PIAZZÓN.
Refiere la sentencia que el cuartel del Cuerpo de Bomberos Voluntarios al recibir el aviso telefónico de que se estaba produciendo un incendio, envió primeramente un móvil más liviano al lugar del supuesto incendio y luego ordenó que la autobomba marca P. modelo 1995 saliera con 3800 litros de agua, conducida por M.D.P.. Que "Cuando se encontraban doblando de calle 11 a 18, reciben la confirmación del incendio, situación que de acuerdo con las instrucciones de práctica, llevó a PIAZZÓN a apurar la marcha del móvil, accionando ahora sí la sirena, continuando con hacer sonar la bocina de aire (dos veces) en cada intersección de calles".
"Al tomar por calle 9, PIAZZÓN circula bien recostado sobre su lateral derecho. Al llegar a proximidades del cruce con calle 32, todos los ocupantes de la autobomba advierten la presencia de una barredora municipal que desde la izquierda comenzaba a avanzar, pero debido a las señas que le efectuara a ésta el ciudadano E.Z., ubicado enfrente, la barredora se detuvo, posicionándose sobre la senda peatonal para no entorpecer la circulación del móvil bomberil, que se encontraba a esa altura de las circunstancias, todavía distante 50 metros de la intersección de 9 y 32 (conforme declaraciones en sede penal de los testigos LEGUIZAMÓN fs. 9/11 y fs. 39/41 ZAPATA)".
"... transpasando que se encontraba ya el cruce de las calles menciona- das, escucha el ruido de la colisión con el auto que conducía J.C.P....".
III.- Agravios de la actora:
Primer agravio: cuestiona la afirmación de la sentencia de que la barre- dora "...por su magnitud, prácticamente ocupaba toda la arteria (de la calle 32 donde estaba ubicada". Sostiene que es falso, ya que se trataba de una arteria de doble mano, de 12,70 m de ancho, en tanto que la barredora mide 2,40 m.
Segundo agravio: sostiene la inexistencia del incendio, afirmando que se trató de una falsa alarma, una fábula para justificar el accionar de los bombe- ros, cuando en realidad no existía la situación de emergencia.
Tercer agravio: cuestiona que la sentencia considere que la velocidad desplegada por la autobomba, luego de encender las sirenas, era adecuada para la emergencia. Sostienen los apelantes que la velocidad era altamente excesiva y que es absurdo el informe pericial obrante a fs. 258 de la causa penal que indicó que circulaba a 46 kilómetros por hora. Menciona que dicho informe fue oportunamente observado a fs. 265/9, recalculándose la velocidad de ambos vehículos, desde el momento en que pasaron a deplazarse juntos, concluyendo que lo hicieron a una velocidad de 102 Km/hora. Expresan que los 46 km/hora admitidos por la sentencia apelada, es un dato ridículo con sólo pensar que la autobomba arrastró al auto a más de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA