Sentencia Nº 1373 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 01-11-2022

Número de sentencia1373
Fecha01 Noviembre 2022
MateriaHEREDEROS DE CARMINATTI JORGE ALEJANDRO Vs. MIRANDE JAVIER S/ COBROS (ORDINARIO)

"2022 - Año de la Conmemoración del 40° Aniversario de la Gesta de Malvinas" CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE TUCUMÁN C A S A C I Ó N Provincia de Tucumán, reunidos los señores Vocales de la Excma. Corte Suprema de Justicia, de la Sala en lo Civil y Comercial Común, Civil en Familia y Sucesiones y Penal, integrada por los señores Vocales doctores D.L., A.D.E. y D.O.P., bajo la Presidencia de su titular doctor D.L., para considerar y decidir sobre el recurso de casación interpuesto por la parte actora en autos: “Herederos de C.J.A.v.M.J. s/ Cobros (Ordinario)”. Establecido el orden de votación de la siguiente manera: doctores A.D.E., D.O.P. y D.L., se procedió a la misma con el siguiente resultado: El señor Vocal doctor A.D.E., dijo:

1.
- Viene a conocimiento y resolución de esta Corte Suprema de Justicia, el recurso de casación promovido por la parte actora, en contra de la sentencia n° 551 dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Común -Sala II- el 17 de Noviembre de 2021, por la que resolvió hacer lugar parcialmente al recurso de apelación interpuesto por esa misma parte, en contra de la sentencia de primera instancia dictada el 16/12/2020. Por proveído de fecha de fecha 22/12/2021 se tuvo por contestado el traslado ordenado en fecha 06/12/2021, y se ordenó el pase de los autos a resolución del Tribunal. En fecha 03/3/2022 la Cámara resolvió conceder el recurso de casación deducido por la parte actora; por lo que los autos fueron elevados a esta Corte en fecha 31/3/2021 para conocer y resolver sobre dicho recurso.

2.- En orden al juicio de admisibilidad que le compete efectuar a esta Corte, se verifica que el recurso ha sido deducido en el término que establece el art. 750 primer párrafo del CPCC, se dirige contra una sentencia definitiva conforme lo establece el art. 748 CPCC, se invoca el vicio de arbitrariedad en el pronunciamiento impugnado, y no es necesario efectuar el depósito que prevé el art. 752 del CPCC por cuanto la parte recurrente actúa con beneficio de litigar sin gastos, que fuera otorgado por el Juzgado en lo Civil y Comercial Común de la Ira. Nominación mediante sentencia n° 147 dictada el 16/3/2016. Asimismo, se observa que el recurso cumple con las exigencias impuestas por Acordada n° 1498/18. Habiéndose cumplido con la totalidad de los requisitos de admisibilidad de la casación, corresponde abordar el análisis de procedencia del recurso.

3.- En un primer orden de agravios, la parte recurrente denuncia que la sentencia es incongruente, puesto que resuelve que el señor M. actuó en carácter de gestor, e incorpora a un tercero -el señor R.- que supuestamente es el “dueño del negocio”, pero no se expide sobre éste. Afirma que la sentencia no sólo debía determinar la calidad en la que actuó el señor M., sino también sobre la calidad en la que actuó el señor R., teniendo en consideración que éste negó haber contraído la deuda en forma personal, aduciendo que lo hizo en representación de La Martina SRL. Por ello concluye que al no tratar la Litis en su totalidad -es decir la calidad de J.R.- la sentencia es contraria a derecho y al principio de legalidad. En un segundo orden de agravios, el recurrente solicita la revisión de la sentencia en cuanto considera que hay aceptación tácita de la gestión de negocios realizada por el señor M. a favor del señor señor R., argumentando que no se tuvo en cuenta que este último negó la gestión de negocios, no afirmó haber aceptado el negocio en representación de J.R. y sobre todo negó la deuda. Afirma que la sentencia transcribe la opinión de juristas sobre la gestión y su ratificación, y su efecto frente a terceros, luego de lo cual señala que hay aceptación tácita por el silencio del mandante - señor R.-, si siendo avisado por el mandatario -señor M.- de lo que hubiere hecho, no le hubiese contestado. Sostiene que si tomamos como afirmativa esta aseveración, no hay ni una sola prueba en autos sobre la comunicación entre el gestor y el dueño del negocio, por ende no hay silencio ni aceptación tácita. Añade que la doctrina habla del silencio entre el gestor y el dueño del negocio y asevera que tal falta de comunicación no puede ser suplida por la carta documento remitida por el actor, quien es un tercero afectado por la no comunicación entre ellos. Concluye señalando que jamás puede considerar aceptación tácita cuando hay silencio y menos cuando el silencio es hacia el tercero y no hacia el gestor, admitiendo que el silencio genera mayores dudas al tercero -mutuario- acerca de contra quién debe accionar. Expresa que es sumamente agraviante que se haya llegado a la conclusión de una supuesta aceptación tácita, ya que durante todo el procedimiento el señor R. negó que el señor M. se haya obligado personalmente en su nombre, sino en el de La Martina SRL. Añade que la supuesta aceptación tácita tampoco fue invocada por el demandado ni por el tercero, por lo que la aseveración es nula y carece de sentido cuando el mismo tercero niega la deuda, niega la autenticidad del contrato celebrado, niega incluso el intercambio epistolar y niega especialmente haberlo solicitado en su nombre. Agrega que cualquier ratificación no puede liberar al mutuario -doctor M.- frente a su parte, porque su efecto se propaga en relación al gestor y al dominus, como lo establece el art. 2304 del Código Civil, que dice que la ratificación somete al dominus frente al gestor (y no a terceros) a todas las obligaciones que un mandante tiene en relación a su mandatario, por lo que concluye que estamos ante una sentencia arbitraria e infundada.

4.- En lo que resulta pertinente para la resolución del presente recurso, la Cámara consideró que al celebrar el contrato de mutuo que sirve de base para la acción de cobro de pesos deducida en autos, el letrado M. -demandado en autos- compareció como “gestor de negocios” del señor R., y que si bien dijo actuar en nombre y representación del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR