Sentencia Nº 130/06 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2007

Fecha de Resolución:26 de Enero de 2007
 
EXTRACTO GRATUITO

IP-130.06-26.09.2007

SANTA ROSA, 26 de septiembre del año dos mil siete.-

VISTOS:

Los presentes autos caratulados: "Dr. Germán Kay Enemark, en causa nº IC-46/06 (reg. J. I. y C. nº 4 Primera C. J.) s/ Recurso de Apelación”, expte. n.º 130/06 (reg. Sala B del S.T.J.); y

CONSIDERANDO:

Que el Dr. Germán Kay Enemark, representante del querellado Juan Carlos Scovenna, formuló recurso de apelación con invocación del art. 422 del Código Procesal Penal, contra el interlocutorio del siete de noviembre de dos mil seis, mediante el cual el a quo rechazó la excepción de falta de acción que aquél había opuesto, como también una petición de nulidad, referida a la misma situación, y, finalmente, no hiciera lugar tampoco a la pretensión de inconstitucionalidad de la ley 2109 de la provincia. De tal modo, mantuvo el a quo su decisión de llevar adelante el proceso de la querella, a través de la realización del juicio oral para el que oportunamente citó al señor diputado.-

Conforme a las previsiones del art. 427 del C.P.P., se fijó audiencia de apelación y el Dr. Carlos A. Iglesia, en uso de la facultad conferida por el citado artículo del código adjetivo, reiteró el contenido argumental expuesto en la oportuna contestación de traslado -fs. 24/28-.-

2. Que en primer lugar, y con relación a la posibilidad de que sea atendido el recurso que nos convoca, dado el estrecho margen que el art. 19 del Código Procesal Penal otorga a esta instancia, se entendió que debía ser sustanciado -pese a no estar contemplado entre las opciones recursivas en las leyes procesales- en virtud de la naturaleza de la cuestión planteada y de la necesaria solución a situaciones que, como la presente, son susceptibles de causar gravamen actual de imposible reparación ulterior, razón por la que resultan equiparables a sentencia definitiva. Así fue sostenido en precedentes de la Corte (Fallos: 319-585), doctrina igualmente mencionada y ratificada al conocer en autos “Marín c/ Fernández s/ querella” (Fallos 327-4080), y con posterioridad, al tiempo de viabilizar el acceso al recurso, en “Cossio c/ Viqueira” (Fallos: 327-138) y “Rivas R.J.” (Fallos: 328-1893).-


3. Que superado todo valladar formal, y para ingresar al análisis del recurso, señalamos que la situación fáctica que nos ocupa tiene especiales características y no se compadece con las habituales situaciones tratadas por nuestros tribunales. En efecto, existen sólo algunos precedentes de semejante estructura al caso de autos -como se advierte al considerar los agravios recursivos traídos por el querellado- en los que se reclama por la falta de atención del inferior respecto de la defensa opuesta de falta de acción, nulidad e inconstitucionalidad, todo ello, luego de haber comparecido a primera citación en delito de acción privada y gestionado dentro del proceso.-

4. Que consta en autos que la primera noticia que el querellado tuvo de la promoción de esta acción que lo involucra, ocurrió el día 04-10-04, oportunidad en que se lo citó a audiencia de conciliación a realizarse el día 25 de ese mismo mes y se le entregaron copias simples de la iniciación del proceso.–

En esa audiencia -a la que concurrió el señor diputado- las partes expusieron sus puntos de vista e intercambiaron opiniones, pero finalmente no se arribó a acuerdo alguno, por lo que se continuó con el trámite de las actuaciones. Con posterioridad a ese acto, la parte querellante ingresó desgrabaciones radiales y publicaciones periodísticas. Por su parte, el Tribunal citó al querellado, en los términos del art. 399, para que compareciera a juicio, ofreciera pruebas e interpusiera excepciones. El auto que lo dispuso lleva fecha del 19 de noviembre de 2004. De allí en más, se debatió sobre pruebas pedidas y excepciones interpuestas, con apelaciones que dieron lugar a la anterior intervención de este Superior Tribunal. Con fecha 12 de septiembre de 2006, y a petición del querellante, se dictó la providencia de citación para el debate oral, juicio en sentido estricto, conforme a lo reglado por el art. 400 y 331 del Cód. Procesal Penal.-

A tal fin, se fijó la audiencia para el día 2 de octubre de 2006, la que fue postergada por una inadvertencia formal destacada por el querellado, quien solicitó, con fecha 14 de septiembre, revocatoria de la providencia de citación, petición que fue admitida por el juzgador. Luego de ello, se paralizaron las actuaciones en virtud de la presentación del 25 de septiembre del mismo año, en la que el recurrente interpuso, por primera vez, la excepción de falta de acción, un pedido de nulidad y de inconstitucionalidad de la ley provincial 2109.-

Repárese en que, hasta ese momento, ya habían transcurrido veintitrés meses desde que el querellado había sido introducido al proceso, lapso durante el cual, pese a haber participado activamente, nada había dicho respecto de la inconstitucionalidad de la ley 2109, de las nulidades ni de la falta de acción que ahora plantea.-


5. Que en razón de tales precedentes y del orden en que son tratados los distintos planteos en el resolutivo impugnado, nos expediremos, en primer término, con relación a la llamada “excepción de falta de acción” que, como se ha visto, ingresó a consideración del juzgador luego de que “la acción” había sido puesta en marcha a partir de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA