Sentencia Nº 13 de Secretaría Civil STJ N1, 10-04-2018

Fecha de Resolución:10 de Abril de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 9 de abril de 2018.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “BOTBOL, M.L.c., R. s/RENDICION DE CUENTAS s/CASACION” (Expte. N° 29672/18-STJ-), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:
Los señores Jueces doctores S.M.B., R.A.A. y la señora Jueza doctora A.C.Z. dijeron:
Que a fs. 457/458 la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Tercera Circunscripción Judicial, mediante Auto Interlocutorio N° 474 de fecha 11 de septiembre de 2017, declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el actor a fs. 409/432, contra la Sentencia N° 13 de fecha 8 de marzo de 2017, dictada a fs. 397/401 de autos.
En lo que aquí importa, el pronunciamiento en crisis resolvió: confirmar la sentencia de Primera Instancia que rechazara la demanda del actor y modificar la regulación de honorarios, por considerar que en el presente proceso el monto base es determinado.
El casacionista se agravia que la sentencia de Cámara ha incurrido en arbitrariedad por falta de fundamentación y errónea valoración de la prueba. Concretamente, sostiene que aunque el mutuo hipotecario haya sido firmado solo por H., se encontraría acreditado que el dinero dado en préstamo pertenecía a ambos, en partes iguales; y que el fallo resultó adverso porque los magistrados ponderaron cada una de las pruebas de manera aislada y no en su conjunto. También señala que los fundamentos de la sentencia no corresponden a las constancias de la causa ni al derecho aplicable al caso y que por ello, la fundamentación del pronunciamiento es aparente.
Puntualmente, sostiene que la Cámara ha valorado incorrectamente la declaración dada por el recurrente en carácter de testigo en la causa que da origen a la rendición de cuentas pretendida, así como sus declaraciones juradas ante el organismo fiscal, las declaraciones de los testigos ofrecidos y la pericia caligráfica. Concluye que las constancias de la causa demuestran la entrega del dinero para la celebración del mutuo hipotecario, pero el análisis superfluo y la falta de contexto restaron valor a estas pruebas.
Finalmente, se agravia al considerar que la Cámara se extralimitó al tratar la apelación de honorarios “por bajos” y modificar la base regulatoria, y señala que es errónea la aplicación del art. 8 de la ley arancelaria, pues la acción interpuesta persigue una obligación de hacer -rendir cuentas por mandato- y por lo tanto, carece de monto determinado.
Ingresando al examen del recurso de marras, a los efectos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA