Sentecia definitiva Nº 13 de Secretaría Penal STJ N2, 13-03-2013

Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
Número de sentencia:13
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 26184/12 SJT
SENTENCIA Nº: 13
PROCESADO: A.S.N.
DELITO: HOMICIDIO AGRAVADO POR EL USO DE ARMA DE FUEGO EN CONCURSO IDEAL CON PORTACIÓN DE ARMA DE FUEGO DE USO CIVIL SIN LA DEBIDA AUTORIZACIÓN LEGAL
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 13/03/13
FIRMANTES: MANSILLA (NO FIRMA POR COMPENSACIÓN DE FERIA) BAROTTO BUSTAMANTE (SUBROGANTE)
///MA, de marzo de 2013.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “ASCENCIO, S.N. s/Homicidio en concurso real con portación de arma de uso civil sin la debida autorización s/Casación” (Expte.Nº 26184/12 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cuya constancia obra a fs. 425) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor E.J.M. dijo:

1.- Mediante Sentencia Nº 31, del 12 de septiembre de 2012, la Cámara Segunda en lo C.inal de General Roca resolvió -en lo pertinente- condenar a S.N.A., como autor del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso ideal con portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal
-arts. 79, 41 bis, 54 y 189 bis C.P.-, a la pena de doce años de prisión.

2.- Contra lo decidido, la defensa deduce recurso de casación, que es declarado admisible por el a quo.

3.- El casacionista alega que el sentenciante no desarrolla una motivación para la reconstrucción histórica del hecho juzgado -primera cuestión-. En punto a ello, sostiene que el imputado admitió la autoría de los disparos, pero que rechazó “haber tenido la intención de dar muerte a M. y mucho menos a la infortunada víctima del hecho”. Aduce similar defecto de actividad para la determinación del dolo de homicidio, punto en el que además denuncia
///2.- contradicción, pues el fallo afirma que el inculpado habría obrado con dolo directo o con dolo eventual.

Argumenta que su pupilo incurrió en un abuso de armas art. 104 C.P.-, y cita doctrina y jurisprudencia a favor de su planteo. En tal sentido, señala que el imputado “afirmó haber realizado dos disparos en dirección a la posición de M., sin intención de matarlo, y que le disparó sin bajarse de la bicicleta en que se movilizaba”. Añade que la intención era amedrentarlo y que, según la mecánica del suceso, permaneció a una distancia de 15 metros de V.M., cuando nada le impedía acercársele. Asimismo, expresa que la cantidad de disparos tampoco resulta per se un dato inequívocamente indicativo del dolo homicida, pues no puede descartarse que el arma del imputado contara con más balas y decidiera no utilizarlas.

El defensor sostiene que la solución correcta del caso era subsumir los hechos en una portación ilegal de arma de fuego, en concurso ideal con abuso de armas y homicidio culposo (ambos en concurso ideal). Al respecto, asevera que “la presencia de la infortunada víctima Uhartemendia en la línea de dirección de los disparos dirigidos a M. fue absolutamente imprevista”, y aduce que la víctima fatal apareció en escena en el mismo momento en que el inculpado realizó los primeros disparos dirigidos a la posición de aquel, sin dolo de homicidio, por lo cual “tampoco podría existir tal disposición subjetiva con relación a la señora Uhartemedia, cuya sorpresiva aparición en escena no fue advertida ni esperada por el inculpado al momento de los disparos”.

///3.
A lo anterior suma que el resultado muerte se explica por la imprudente y temeraria acción del imputado, al disparar contra una persona ubicada frente a un inmueble, sin reparar que en ese momento podría asomarse o cruzar súbitamente una tercera persona, como realmente ocurrió, que en el caso fue la infortunada víctima fatal.

Finalmente, argumenta que las hipótesis en cuanto a las verdaderas intenciones de su pupilo son varias y que lo cierto es que “quiso disparar el arma contra M. y para ello extrajo un arma de fuego, le apuntó como pudo desde su bicicleta y disparó varias veces”. Agrega que la ausencia...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba