Sentecia definitiva Nº 128 de Secretaría Penal STJ N2, 15-09-2011

Fecha de Resolución:15 de Septiembre de 2011
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 24887/10 STJ
SENTENCIA Nº: 128
PROCESADOS: M.N.F.–.Z.S.F.–.R.A.A.
DELITO: VEJACIONES AGRAVADAS POR EL EMPLEO DE VIOLENCIA EN CONCURSO IDEAL CON LESIONES GRAVES CALIFICADAS
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 15/09/11
FIRMANTES: BALLADINI – SODERO NIEVAS – BUSTAMANTE (SUBROGANTE)
///MA, de septiembre de 2011.

H. reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores A.Í.B., V.H.S.N. y J.B. –por subrogancia-, con la presidencia del primero y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “ZALAZAR, S.F.. MEYRELES, N.A.; ROJAS, A.A. s/Apremios ilegales s/Casación” (Expte.Nº 24887/10 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal, con el planteo de la siguiente:

C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
El señor J. doctor A.Í.B. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante Sentencia Nº 14 del 20 de mayo de 2010 la Cámara Segunda en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial resolvió -en lo pertinente- condenar a N.F.M., S.F.Z. y A.A.R., como co-autores del delito de vejaciones agravadas por el empleo de violencia en concurso ideal con lesiones graves calificadas, a la pena de tres años de prisión en suspenso, seis años de inhabilitación para el ejercicio de la función policial y costas, y les impuso asimismo pautas de conducta por el término de dos años (arts. 5, 20, 26, 27 bis, 29 inc. 3º, 40, 41, 54, 92 en función de los arts. 90 y 80 inc. 9, y 144 bis inc. 2º en función del art. 142 incs.
///2.- 1º y 3º C.P., y 375, 498 y 499 C.P.P.).

1.2.- Contra lo así decidido, los doctores M.A.P. y J.M.K., en representación de N.F.M. el primero y de S.F.Z. y A.A.R. el segundo, interpusieron sendos recursos de casación, que fueron declarados admisibles por el a quo y por este Superior Tribunal.

1.3.- Realizada la audiencia prevista por los arts. 435 y 438 del código adjetivo con la inasistencia de las partes, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.

2.- Recurso de casación del doctor M.A.P. en representación de N.F.M.:

El letrado alega conculcación de la ley formal y de la doctrina legal aplicable, desvío lógico, violación de los principios de congruencia y coherencia, omisión de argumentos esenciales y valoración absurda de los hechos de la causa, la que estuvo fundada en la íntima convicción de los jueces, por lo que solicita se haga lugar al recurso, se case la sentencia y se absuelva a su pupilo.

Refiere que el sistema de las libres convicciones permite a los jueces la más plena libertad del convencimiento, pero exige que las conclusiones a las que llegan sea el fruto de las pruebas en las que se apoyan, lo que en el fallo no se aprecia.

Agrega que caprichosamente la duda favorece a la imputación, ya que del desarrollo del debate surge que una de los testigos presenciales del hecho, sobrina de la víctima, no vio en ese momento al único testigo que
///3.- reconoció en el lugar a su defendido.

Sostiene asimismo que los únicos elementos de prueba con los que se cuenta para llegar a una sentencia condenatoria son los dichos de la víctima, la hermana, el hermano y la sobrina, con los cuales se pretende acreditar la existencia material del hecho, como así también la participación criminal en él. Frente al endeble plexo probatorio, prosigue, la sentencia incurre en inobservancia de la ley sustantiva y en errónea aplicación de la doctrina legal.

Luego afirma que M. fue agredido por la supuesta víctima P., y que no hay ninguna prueba directa que vincule a aquel con el delito reprochado, puesto que la indiciaria resulta por demás insuficiente.

Finalmente, solicita que se anule la sentencia, o bien se la case y se absuelva libremente a su defendido.

3.- Recurso de casación del doctor J.M.K. en representación de S.F.Z. y A.A.R.:

El defensor plantea la nulidad de la sentencia por cuanto los hechos fijados resultan inconciliables con los establecidos en otro pronunciamiento, dictado en la causa “S., J.A., S., N.A., P., F. s/Atentado y resistencia a la autoridad, lesiones y daño” (P373U9-07) Expte. 2062/46/07, relacionada con la presente, a lo que agrega la arbitrariedad en la valoración probatoria y la violación del derecho de defensa en juicio, dado que hubo un cambio de calificación sorpresivo que vulneró el principio de congruencia. Por todo ello, pide
///4.- también la casación del fallo impugnado.

Señala que en el expediente citado los allí imputados habrían reconocido su participación en los hechos que se les reprochaban mediante la modalidad de juicio abreviado. Al no ser parte en las aludidas actuaciones, y dado que el acuerdo se habría celebrado el mismo día del vencimiento del recurso, continúa, no pudo corroborar dicha información. No obstante, cita los fundamentos del auto de procesamiento y agrega que, de resultar cierto que la presunta víctima de las actuaciones reconoció haber lesionado a los condenados (Z., M. y R.) y dañado el vehículo de uno de ellos, este hecho podría explicar la reacción atribuida a Z. y R..

Refiere también que, para el supuesto de corroborarse la contradicción o la existencia de nuevos elementos de prueba que permitan encuadrar el caso en una norma penal más favorable (o en causas de justificación o inculpabilidad), corresponde señalar que el planteo no puede proponerse –por el momento- vía recurso de revisión, debido a que no se trata de sentencias firmes.

Expone a continuación varios hechos de los que se agravia por arbitraria valoración de la prueba y, respecto del expediente citado, dice: “si el Sr. P. reconoció su responsabilidad por los delitos por los que se lo acusó, y en tal expediente se demostró que el mismo se arrojó del vehículo particular de M. mientras era conducido a la Comisaría, entonces si corresponde dudar sobre la causa de las lesiones. Destaco que hasta el momento no ha sido materia de discusión si las lesiones certificadas han sido
///5.- provocadas por las presuntas agresiones, o por el impacto resultante de haberse arrojado del vehículo. Esta distinción es pertinente pues la entidad de las lesiones califican las figuras penales enrostradas” (sic fs. 334 vta.).

Por último, solicita que se case la sentencia impugnada.

4.- Responde de la F.ía General:

La Señora F. General subrogante contestó los recursos de casación en los siguientes términos:

a) Respecto del recurso del defensor J.M.K., y en relación con el agravio de remisión a otra causa penal, señala que nada nuevo agregan para el descargo de la causa en trámite, en función de que no se desconoce que los imputados hayan agredido físicamente a la víctima. Luego, sostiene que en modo alguno puede considerarse como justificación o atenuante el supuesto daño que previamente P. habría ocasionado al vehículo de M., puesto que habría sido suficiente con reducir a la víctima para que no continuara haciéndolo, pero nunca golpearla en la modalidad que en autos se acreditó. Agrega que la gravedad de las lesiones expuestas impide de plano considerarlas como una reacción justificada contra el sujeto que habría lanzado piedras al automóvil de uno de los agresores. De tal forma, entiende que este agravio carece de seriedad y falto de logicidad en el planteo mismo, por lo que debe ser rechazado.

En cuanto a la arbitraria valoración de la prueba, alega que los imputados reconocieron que actuaron en aras de
///6.- reducir y detener a P., quien había iniciado los disturbios, para llevarlo hasta la unidad policial (camioneta S-10), esposarlo y trasladarlo hacia la comisaría para concretar su detención. Menciona que la defensa entiende que las lesiones de la víctima se debieron a su caída desde el patrullero en movimiento, cuando intentaba escapar de él estando esposado, lo que, evidentemente y a partir del cúmulo y la calidad de lesiones, se aprecia manifiestamente fantasioso e irrazonable, de modo que el descargo que han ofrecido en su defensa es plenamente insuficiente.

Sobre las múltiples mutaciones de la acusación, la representante del Ministerio Público F. entiende que las los hechos y conductas reprochados en la indagatoria, el auto de procesamiento, la requisitoria, los alegatos y la sentencia permiten encuadrar la conducta del imputado tanto en el delito de lesiones como en el de vejaciones.

b) Respecto del recurso del defensor P., en lo que hace al agravio referido a la incongruencia, se remite a los argumentos supra expuestos.

Sobre el yerro en la valoración de la prueba, refiere que, tal como entiende la sentencia, no existen contradicciones en las declaraciones, sino interpretaciones difusas de la defensa manifiestamente tendenciosas.

En cuanto al dolo directo del delito de vejaciones, contesta que la finalidad del sujeto activo se desprende de la materialidad misma de la acción desplegada por el imputado.

Por último, la F. General subrogante pide que se
///7.- rechacen los recursos interpuestos y se confirme el fallo recurrido.

5.- Introducción:

Luego de un detenido análisis de las constancias de la causa y de las correspondientes al Expte. Nº CR-022/09 de la Cámara Segunda en lo Criminal de Cipolletti, caratulado “P., F. s/Lesiones leves y daño agravado” (adjuntado por cuerda a estos autos “ad effectum videndi et probandi”, conf. fs. 350 y 354/356), he observado circunstancias particulares que imponen el tratamiento conjunto de los agravios relativos a la arbitraria valoración de la prueba.

6.- Constancias de la presente causa:

6.1.- Como mencioné supra (considerando 1.1), la Cámara Segunda en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial resolvió condenar a N.F.M., S.F.Z. y A.A.R. como co-autores del delito de vejaciones agravadas por el empleo de violencia en concurso ideal con lesiones graves calificadas.

6.2.- El hecho reprochado es el siguiente: “Ocurrido en la ciudad de C. el día 27 de octubre de 2007, alrededor de las 05.30 horas de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA