Sentecia definitiva Nº 122 de Secretaría Penal STJ N2, 21-08-2014

Fecha de Resolución:21 de Agosto de 2014
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 26885/13 STJ
SENTENCIA Nº: 122
PROCESADO: G.J.J.
DELITO: ROBO AGRAVADO POR EL USO DE ARMA DE FUEGO CUYA APTITUD PARA EL DISPARO NO SE HA PODIDO ACREDITAR
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN (SUSPENSIÓN JUICIO A PRUEBA)
VOCES:
FECHA: 21/08/14
FIRMANTES: ZARATIEGUI - APCARIAN - MANSILLA - PICCININI EN ABSTENCIÓN - BAROTTO EN ABSTENCIÓN
///MA, de agosto de 2014.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores A.C.Z., R.A.A., E.J.M., L.L.P. y S.M.B., con la presidencia de este último y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “GARCÍA, J.J. s/Robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no se ha podido acreditar s/Casación” (Expte.Nº 26885/13 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal, con el planteo de la siguiente:

C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
La señora Jueza doctora A.C.Z. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante Sentencia Interlocutoria Nº 383, del 7 de noviembre de 2013, la Cámara Primera en lo Criminal de la IIª Circunscripción Judicial resolvió rechazar por improcedente el beneficio de suspensión de juicio a prueba peticionado a favor del procesado J.J.G. (conf. art. 76 bis primer párrafo C.; cf. fs. 125/126).

En sus fundamentos, sostuvo que el dictamen fiscal resulta determinante y excluyente del trámite incidental. Aduce que el F. de Cámara hizo suyos los argumentos de la doctora P. en causa Nº 7442/14-CC1ra. reeditando la negativa al otorgamiento de la probation, basándose no en el
///2.- hecho en concreto que se le atribuye en esta causa, sino en el concurso delictual que G. registra (fs. 116) el que, debido a la entidad y gravedad de la pena, impediría que, en caso de recaer condena, esta sea de cumplimiento en suspenso (art. 76 bis párrafo cuarto C.).

1.2.- Contra lo decidido, el señor Defensor Penal, en representación del procesado, interpuso recurso de casación, que fue declarado formalmente admisible por el a quo y por este Tribunal, por lo que se dispuso que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte del Ministerio Público de la Defensa (arts. 435 y 436 C.P.). A fs. 154/158 se agrega el escrito de la señora Defensora General, en el que sostuvo el recurso deducido (art. 21 inc. d Ley K 4199). Asimismo, el señor F. General contestó el recurso de casación en el escrito de fs. 175/180, en el que pide que se haga lugar al recurso de la Defensa y se dicte la nulidad impetrada.

La parte querellante, debidamente notificada (fs. 160, 165 y 171), no constituyó domicilio ante este Tribunal ni presentó escrito.

1.3.- Realizada la audiencia prevista por los arts. 435 y 438 del rito, sin la presencia de las partes, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.-
2.- Agravios del recurso:

La Defensa alega que tanto el dictamen fiscal como la resolución en crisis son inválidos por arbitrarios y vulneran el art. 57 del Código Procesal Penal, al dictaminar sin tener en cuenta como motivo denegatorio aquellos previstos en el art. 76 bis del C., extendiendo las
///3.- posibilidades de denegar una suspensión de juicio a prueba a supuestos no reglados, excediendo el límite de su discrecionalidad y transformándola en arbitrariedad.

Agrega que el F. de Cámara adoptó un criterio basado en la cantidad y calidad de las causas en trámite que pesan sobre el imputado, esbozando una hipotética situación que las concursaría materialmente, lo que de hecho no ocurre ni ha solicitado.

Refiere que los motivos del F. son arbitrarios y equivocados, pues en este proceso no tenemos causas distintas acumuladas, sumado a que los únicos antecedentes computables que se debió haber tenido en cuenta para valorar son los que provienen del dictado de una sentencia condenatoria firme, pues la interpretación contraria estaría conculcando el principio de inocencia del que goza el imputado hasta dicha decisión.

Añade que ninguna de las causas en trámite que registra G. tiene sentencia condenatoria, mucho menos firme, por lo que con la resolución impugnada se violan notoriamente sus derechos, tanto la presunción de inocencia como el debido proceso.

El recurrente expresa que en la presente causa no hay concurso de delitos, sino un solo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA