Sentencia Nº 1187 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 23-11-2021

Número de sentencia1187
Fecha23 Noviembre 2021
MateriaFAUZE ROBERTO Vs. SALAS MARIA JOSE S/ DESALOJO

SENT Nº 1187 CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE TUCUMÁN C A S A C I Ó N En Provincia de Tucumán, reunidos los señores Vocales de la Excma. Corte Suprema de Justicia, de la Sala en lo Civil y Penal, integrada por la señora V. doctora C.B.S. y los señores Vocales doctores D.O.P. y D.L., bajo la Presidencia de su titular doctora C.B.S., para considerar y decidir sobre el recurso de casación interpuesto por el señor Defensor Oficial en lo Civil, Comercial y del Trabajo de la Ia. Nominación doctor G.D.T., en representación de la parte demandada, en autos: “F.R.v.S.M.J. s/ Desalojo”. Establecido el orden de votación de la siguiente manera: doctores D.L. y D.O.P. y doctora C.B.S., se procedió a la misma con el siguiente resultado: El señor Vocal doctor D.L., dijo:

1.- Viene a conocimiento y resolución de esta Corte, el recurso de casación interpuesto por el Defensor Oficial de la demandada en fecha 02/10/2020 contra la sentencia de la Sala I de la Cámara Civil en Documentos y Locaciones de fecha 23/09/2020. En fecha 05/10/2020 dicha parte presentó escrito casatorio ampliatorio. El 14/10/2020 la actora contestó el traslado respectivo. El recurso interpuesto fue declarado admisible por la Cámara mediante resolución de fecha 10/12/2020. La sentencia resolvió: “I ) HACER LUGAR al recurso de apelación interpuesto por FAUZE, ROBERTO contra la sentencia de fecha 22/11/19 (fs. 124) la que se revoca y sustituye por lo siguiente: ´...I) HACER LUGAR a la acción de desalojo iniciada por ROBERTO FAUZE en contra de M.J.S. y en consecuencia condenar a ésta a restituir al actor el inmueble que ocupa, sito en calle Las Piedras 268, D.. 3 de esta ciudad, en el plazo de diez días de quedar firme esta resolución bajo apercibimiento de proceder a su desahucio, con auxilio de la fuerza pública y allanamiento de domicilio en caso de ser necesario. II) COSTAS de Primera Instancia a la demandada, conforme lo considerado. III) RESERVAR pronunciamiento sobre honorarios". Impuso las costas de segunda instancia a la demandada y difirió la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes para su oportunidad.

2.- El recurso expresa que la sentencia es arbitraria en tanto “determinó en exceso de su competencia material que el inmueble objeto de la litis es propio del actor y no ganancial”. Manifiesta que esa determinación “es contraria al derecho vigente al momento en que se produce la liquidación de la sociedad conyugal”. Resalta que “al día de la fecha en el fuero correspondiente no existe decisión respecto a la naturaleza del bien, manteniéndose vigente por imperio legal la presunción de ganancialidad”. Advierte que “nada impide al actor a promover acción de liquidación respecto del inmueble”. Explica que “el régimen de sociedad conyugal del código velezano es de orden público y en consecuencia alejado de la voluntad negocial (arts. 1275 y 1276 de dicho digesto)”, por lo que “las declaraciones realizadas por las partes carecen de todo efecto”. Señala que la Cámara “deja de lado la posición defensiva de mi representada, sosteniéndose en una prueba que además fue descartada por insuficiente en otro proceso judicial”. Agrega que el Tribunal “toma postura respecto de la naturaleza del bien como así también le impone el carácter de obligada a restituir a mi representada en base a una declaración carente de valor en otro proceso judicial”. Afirma que, ante la situación descripta, la Sra. Salas “resulta poseedora del mismo y no tenedora con la obligación de restituir, ya que ninguna sentencia judicial emanada de un Juzgado competente ha determinado que se trata de un bien propio del Sr. Fauze”. Razona que “no existiendo ni tenencia ni intrusión (causal invocada y no acreditada en autos) mi representada no puede ser en consecuencia desalojada”. Aduce que “las declaraciones que no tuvieron efecto en el juicio de liquidación de la sociedad conyugal también resultan inidóneas a la hora de alterar la naturaleza y calidades de la posesión de la Sra. Salas”. Resalta que el inmueble fue adquirido durante el matrimonio y que “del propio informe del registro inmobiliario se evidencia la ganancialidad del bien”. Argumenta que la sentencia es “contraria a derecho y no solo afecta los derechos de las partes, sino que además perjudica a todo el grupo familiar que además no fue debidamente oído en el presente proceso”. Expresa que el Tribunal “ignora que se trata de una problemática típica del fuero de familia”. Manifiesta que “el grupo familiar de las partes, a pesar de encontrarse divorciados, tienen hijos en común, y está integrado además por otras personas, entre ellas la hija menor de edad de la Sra. Salas quien vive junto a la demandada y sus hermanos”. Advierte que “por ignorarse la situación familiar la Excma. Cámara puede romper este grupo perjudicando no solo a las partes, sino a los hijos del matrimonio y a la niña que convive con sus hermanos”. Plantea que “esta situación fue advertida especialmente a la hora de contestar demanda, denunciando la situación de la niña, quien, según disposición de la CDN, art. 12, debería haber sido oída en el proceso judicial que puede perjudicarla”. Expone que “de hacerse lugar a la pretensión del actor, implicaría que la decisión judicial trae aparejada la ruptura del núcleo familiar”. Propone la doctrina legal que estima aplicable al caso, hace reserva del caso federal y solicita que se haga lugar al recurso. En el escrito ampliatorio del recurso de casación se expresa que “si bien en la relación entre cónyuges sería suficiente (pese a considerar que tal confesión no existe en autos), en la calificación del carácter del bien se afectan intereses de terceros, tales como los intereses de los hijos matrimoniales y extramatrimoniales de las partes, razón por la cual la prueba destinada a acreditar la naturaleza del bien se complejiza, no basta una mera interpretación o forzada presunción”. Añade que “la parte interesada debe obtener una declaración judicial del carácter del bien, sea un juicio ordinario sin restricción probatoria, o declarativa de certeza, pero no en el marco de un juicio especial de desalojo”. Resaltó que “el informe de dominio del inmueble acredita que la Sra. M.J.S. no está obligada a restituir el bien, circunstancia que el actor no desvirtuó por la vía procesal del fuero especializado de familia”.

3.- La Cámara sostuvo que “al analizar las constancias de la causa ‘F.R.v.S., M.J. s/ Liq. de S.. Conyugal - Expte. Nº 3049/02’ del Juzgado en Flia. de la Iª Nominación, oportunamente traída en vista, advertimos que se ha dictado sentencia nº 398 el 18/05/2020 (fs.328) en la cual se resolvió: a) dejar establecido el carácter de bien ganancial del inmueble sito en calle Rivadavia nº 464, Planta Baja "C"; b) que el activo de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR