Sentencia Nº 115 de Secretaría Civil STJ N1, 15-12-2009

Fecha de Resolución:15 de Diciembre de 2009
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RIO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: CIVIL
INSTANCIA: SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
EXPTE. Nº 24154/09-STJ-
SENTENCIA Nº 115

///MA, 15 de diciembre de 2009.-
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “LEIVA, Pedro Antonio s/Queja en: LEIVA, Pedro Antonio c/FARRES Y HILL VENDRELL, Mareía Teresa Rosa y Otros s/USUCAPION” (Expte. Nº 24154/09-STJ-), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:

Que por intermedio del presente recurso de hecho, la parte actora, Pedro Antonio Leiva, pretende obtener la apertura del recurso de casación articulado a fs. 42/48 de autos, cuya admisibilidad fuera denegada por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la IIa. Circunscripción Judicial, con asiento en la ciudad de General Roca, mediante Sentencia Interlocutoria Nº 364, de fecha 19 de octubre de 2009.

Efectivamente, la Cámara denegó la concesión del antedicho recurso, en la consideración de que los fundamentos desplegados en el libelo recursivo, si bien tratan de adecuar el resultado del pleito al interés del actor, no constituyen una crítica demoledora de los de argumentos desarrollados en la sentencia, resultando insuficientes, en orden a lo prescripto en el artículo 286 del CPCyC., para habilitar la instancia extraordinaria planteada.

Añadió la Alzada al respecto, que “...la recurrente, conforme la merituación efectuada en ambas instancias, no ha podido demostrar en forma determinante y con certeza el cumplimiento de ninguno de los requisitos establecidos en el artículo 4015 del Cód. Civil, como así por la jurisprudencia y doctrina elaborada a partir de tal norma”, y que mediante///.- ///.-el recurso de casación no es posible el ingreso a una tercera instancia, resultando ajena a tal medida, la reconsideración de toda la prueba, como pretende el actor en el caso de marras, dado que ello sólo es admisible en casos de absurdidad, y dicho extremo no aparece demostrado en autos.

Que para sustentar su aspiración de acceder a esta instancia extraordinaria de legalidad, la parte actora reedita los argumentos ya vertidos al deducir el recurso de casación que articulara contra la sentencia obrante a fs. 26/29 de autos, mediante la cual el Tribunal “a quo”, resolvió rechazar el recurso de apelación interpuesto, confirmando el fallo de Primera Instancia, en el cual se decidió rechazar la demanda deducida por Leiva en el entendimiento de que no se había logrado acreditar la posesión pacífica, pública e ininterrumpida alegada en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA