Sentencia Nº 113 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 21-11-2012

Fecha de Resolución:21 de Noviembre de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 21 de noviembre de 2012.-

Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores S.M.B., E.J.M. y V.H.S.N., con la presencia del señor S. doctor G.G.L., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “SANDOVAL, GUILLERMO C/ CASAS ANDINAS S.R.L. Y OTRO S/ SUMARIO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte. Nº 24440/10-STJ), elevados por la Cámara del Trabajo de la IIIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche, con el fin de resolver el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto a fs. 131/137 por la parte actora, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S

1ra.- ¿Es fundado el recurso?

2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor Juez doctor S.M.B. dijo:

1.- Mediante la sentencia que luce a fs. 125/127, la Cámara del Trabajo de la IIIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche hizo lugar a la demanda y condenó a Casas Andinas S.R.L. a abonarle al actor una suma de dinero en concepto de diferencias salariales e indemnizaciones contempladas en los arts. 18 y 19 de la Ley 22250 y 80 de la LCT. Asimismo, rechazó la pretensión del trabajador de extender en forma solidaria la responsabilidad al socio gerente de la firma -J.M.V.-.

Para así decidir, y a tenor de los testimonios brindados / ///-2- en la audiencia de vista de causa, el Tribunal de grado tuvo por acreditado que el actor comenzó a laborar para Casas Andinas S.R.L. en julio de 2007 como sereno de obra a tiempo completo, de manera que el alta registral efectuada por la empleadora el 14.01.08 resultó tardía. Asimismo, hizo lugar a las indemnizaciones contempladas en los arts. 18 y 19 de la Ley 22250 y 80 de la LCT, en tanto las constancias obrantes en autos evidenciaban el cumplimiento de los requisitos objetivos para su procedencia. Finalmente, sostuvo que la demanda debía rechazarse respecto del codemandado V., atento a que los elementos probatorios colectados en el proceso resultaban insuficientes para tornar aplicable la solidaridad prevista en el art. 54 de la Ley 19550, conforme doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en los autos “C., “P. y “Tazzoli”.

2.- Contra la decisión de rechazar la extensión de la condena solidaria al socio co-demandado se alzó la parte actora mediante el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley deducido a fs. 131/137, que fue concedido por el Tribunal de grado a fs. 144, decisión confirmada por este Cuerpo en el punto dispositivo primero de la resolución de fs. 152.

En sustento de su pretensión recursiva, el accionante sostuvo que el Tribunal de grado rechazó la responsabilidad solidaria demandada con apoyo en una afirmación dogmática, arbitraria y caprichosa, en tanto no expresó las razones a mérito de las cuales concluyó que los elementos probatorios obrantes en autos resultaban insuficientes para alcanzar la solución pretendida. En este sentido, alegó que el a-quo soslayó valorar los expedientes judiciales iniciados contra los mismos accionados y en trámite ante la misma Cámara, donde se acreditaron las falencias aquí denunciadas -falta de registración, pago insuficiente de salarios, etc.- y, con ello, el abuso de derecho en la administración y dirección de la /// ///-3- sociedad por parte del socio gerente V., circunstancia que habilitaba la procedencia de lo dispuesto en el art. 54, tercer párrafo, de la Ley 19550. Finalmente, con fundamento en abundante doctrina y jurisprudencia sobre la teoría de la inoponibilidad de la persona jurídica, argumentó que el precedente sentado por nuestro máximo Tribunal de la Nación en autos “P.” no resultaba de aplicación automática a todos los supuestos, sino que debía verificarse la existencia de los presupuestos fácticos y normativos que justificaran el corrimiento del velo societario y la consiguiente responsabilidad solidaria de los socios o controlantes.

3.- Ingresando en el análisis de los cuestionamientos formulados por el actor, comenzaré señalando que la posibilidad de extender la responsabilidad en forma solidaria a los socios por las deudas contraídas por las sociedades, a raíz de reclamos de trabajadores que han tenido una relación laboral con estas últimas, es siempre una cuestión delicada, porque pone en crisis el principio sobre el que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA