Sentencia Nº 111 de Secretaría Penal STJ N2, 12-07-2018

Fecha de Resolución:12 de Julio de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 12 de julio de 2018.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Río Negro, doctores A.C.Z., S.M.B., R.A.A., L.L.P. y E.J.M., según surge del acta de audiencia obrante a fs. 539/540, con la presencia del señor Secretario doctor W.A., para el tratamiento de los autos caratulados “AGUILAR, E.I. y MATLASZUK, A.J.s. calificado por el uso de arma de fuego s/Casación” (Expte.Nº 29681/18 STJ), elevados por la Cámara Primera en lo Criminal de la IIIª Circunscripción Judicial con asiento de funciones en San Carlos de Bariloche, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, en conformidad con el orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ª ¿Es fundado el recurso?
2ª ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión la señora Jueza doctora A.C.Z. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
Mediante Sentencia Nº 25, del 22 de noviembre de 2017, la Cámara Primera en lo Criminal de San Carlos de Bariloche resolvió -en lo pertinente- absolver a E.I.A. por el delito de homicidio simple, por no haberse acreditado su participación en el hecho. También condenó a A.J.M. a la pena de doce años de prisión, como autor del delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego (arts. 79, 41 bis y 45 CP).
Contra lo decidido, la parte querellante, el señor F. de Cámara y la defensa del señor M. dedujeron sendos recursos de casación, que fueron declarados admisibles por el a quo.
Posteriormente este Cuerpo declaró mal concedido el recurso de casación deducido por los letrados defensores de A.J.M. (fs. 401/412), con costas, y declaró bien concedido el recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público F. y parcialmente bien concedido el recurso de la parte querellante, en cuanto cuestiona la\n/// absolución del imputado E.I.A. (conf. STJRNS2 Se. 51/18 y A.I. n° 2 que revocó in extremis lo decidido respecto de la última impugnación referida).
Se dispuso entonces que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte del Ministerio Público F. y la parte querellante, y se dio intervención a la F.ía General, que sostuvo el recurso de la F.ía de Cámara a fs. 456/460 vta.
Realizada la audiencia prevista en los arts. 435 y 438 del Código Procesal Penal (Ley P 2107) con la presencia del señor F. General doctor M.Á., la querellante señora S.B.G., junto con su letrado patrocinante doctor E.M., y los codefensores de los imputados E.I.A. y A.J.M., doctores H.R.C. y D.J.M., los autos están en condiciones de tratamiento definitivo.
2. Agravios de los recursos de casación:
2.1. Agravios habilitados del recurso de casación de la querella:
En lo sustancial, la parte querellante cuestiona que se haya resuelto la absolución de A., en tanto estima que también tuvo participación en el hecho en carácter de coautor, más allá de que M. haya sido el autor del disparo que dio muerte a la víctima. Señala que el yerro de la sentencia surgió a partir de un análisis lineal, dogmático y descontextualizado de las probanzas rendidas en el juicio.
En cuanto al móvil del homicidio, destaca que A. sí tenía una cuestión previa que venía de arrastre en relación con la víctima, lo que no fue mencionado por el juzgador.
Entiende asimismo que quedó acreditado, entre otras circunstancias que refiere, que ambos mantuvieron el dominio de las acciones desarrolladas, tanto por su superioridad numérica como por las armas portadas, a lo que suma que, que previo a abordar a la víctima, la estuvieron observando por un lapso prolongado.
Añade que el primero en atacar a F.G. con el arma blanca fue A., que aquel huyó y este lo persiguió, junto a M., y que al caer A. y detenerse G., el primero dio la orden de dar muerte, la que de inmediato fue ejecutada por M.. Pone de resalto la situación de subordinación existente entre ambos imputados, ya que A. era el “padrastro” de este último, y lo había criado desde que tenía cuatro años.
///2. También refiere que, luego de recibir el impacto, la víctima logró continuar su marcha, perseguida por A., que continuaba blandiendo el cuchillo y se detuvo cuando G. cayó y murió.
Por último, indica que también quedó establecido que el señor A. contribuyó con M. a desprenderse del arma de fuego utilizada para dar muerte y que juntos escaparon en la camioneta de aquel, conducida por él mismo, hasta que fueron aprehendidos por personal policial.
Considera que el error de la Cámara es la consecuencia lógica de una deliberación apresurada que llevó menos de quince minutos y alega que ambos debieron haber sido condenados por el delito de homicidio calificado (art. 80 incs. 5º y CP), atento al concurso y por haber sido cometido mediante una forma susceptible de crear un peligro común para el resto de los presentes.
Alude a la inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua, por lo que solicita la imposición de una sanción de dieciocho años.
Concluye que la sentencia vulneró la sana crítica racional, efectúa la reserva del caso federal y peticiona que se case la sentencia y -en lo que aquí interesa- se condene a A. en calidad de coautor, a la pena aludida.
2.2. Agravios del recurso de casación del Ministerio Público F.:
El señor F. de Cámara considera que la sentencia ha incurrido en graves desvíos lógicos, ha omitido considerar argumentos esenciales ya ha interpretado en forma arbitraria los hechos de la causa, además de carecer de sustento legal y motivación.
Hace referencia a que en el juicio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA