Sentencia Nº 1008/12 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:25 de Octubre de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de Santa Rosa, capital de la Provincia de La Pampa, a los veinticinco días de octubre de dos mil diecinueve, se reúne la sala C del Superior Tribunal de Justicia integrada por los Dres. J.R.S. y E.D.F.M., como presidente y vocal, respectivamente, para dictar sentencia en los autos caratulados: “A., N.E. y otra c/ Instituto de Seguridad Social s/ Demanda Contencioso-Administrativa”, E.. nº 1008/12, registro del Superior Tribunal de Justicia, del que:

Resulta:

I.N.E.A. y C.F., por derecho propio, interponen una demanda contencioso-administrativa contra el Instituto de Seguridad Social (ISS) mediante la que pretenden la declaración de nulidad de las resoluciones nº 789/09 y 287/06 y la declaración de inconstitucionalidad del artículo 73 de la NJF 1170/82 (t.o. 2000) y de cualquier otra norma que se invoque cuyo contenido también lesione sus derechos patrimoniales (fs. 13-23).

También solicitan que se haga lugar a la indemnización de daños y perjuicios ocasionados y que se efectúe una nueva determinación del haber jubilatorio inicial de conformidad con lo establecido por la ley 2587 tanto de las diferencias resultantes como de los intereses devengados desde la fecha de otorgamiento del beneficio previsional y hasta su efectivo pago, todo con imposición de costas.

Previamente exponer respecto del agotamiento de la vía administrativa y de la temporalidad de la promoción de la demanda, relatan los hechos de la causa.

Así, exponen que el Instituto de Seguridad Social otorgó a N.E.A. la jubilación ordinaria mediante la resolución nº 789/09 con fundamento en el artículo 49 de la Ley Orgánica del Instituto de Seguridad Social provincial (NJF 1170/82, t.o. 2000).

Añade que, conforme fuera establecido por el personal jerarquizado del ISS, N.E.A. computaba 68 años, 4 meses y 26 días de edad, y 26 años, 8 meses y 14 días de servicios con aportes lo que implica un total de 95 puntos representativos del 75 % a los efectos de la liquidación del haber jubilatorio (conf. arts. 49, 73 y ccs., NJF 1170/82, t.o. 2000).

Con relación a C.F., indican que se le otorgó la jubilación ordinaria mediante la resolución 287/06 y que al momento del otorgamiento computaba 69 años, 5 meses y 21 días de edad y 25 años, 5 meses de servicios con aporte, esto es, un total de 94 puntos los que representaban 75 % para la determinación del haber inicial (conf. artículos 49, 73 y ccs., NJF 1170/82, t.o. 2000).

Expresan que los reclamos administrativos intentados en sede administrativa no radicaban en una solicitud del incremento del beneficio previsional, sino derribar el modo de liquidar el haber inicial por resultar irrazonable e ilegítimo y lesionar principios y derechos de carácter constitucional.

Precisan que la NJF 1170/82, texto ordenado 1990, establecía en su artículo 73 que: “El haber mensual inicial de las jubilaciones ordinarias y por invalidez resultará de aplicar un porcentaje sobre el importe base determinado con ajuste a las siguientes disposiciones: 1) el porcentaje a aplicar será del ochenta y dos por ciento (82 %) del importe base. El haber se bonificará con el uno por ciento (1 %) de dicho importe por cada año de servicio reconocido, con aportes que exceda el mínimo de antigüedad requerido para obtener la jubilación ordinaria, no pudiendo el porcentaje total superar el noventa y cinco por ciento (95 %). 2) Si todos los servicios computados fueran en relación de dependencia, el importe base será equivalente al monto de los conceptos remunerativos regulares, habituales y permanentes, por los cuales se hayan hecho oportunamente los aportes, del cargo o categoría más favorable al interesado, desempeñado dentro de los diez (10) años inmediatos anteriores al cese y siempre que acredite una antigüedad mínima de dos (2) años…” (fs. 16).

Agregan que el 1 de enero de 1996, la ley 1671 modificó sustancialmente el régimen establecido en el artículo 73 disponiendo que: “el haber mensual inicial de las jubilaciones ordinarias y por invalidez resultará de aplicar el setenta y cinco por ciento (75 %) al promedio de las remuneraciones actualizadas sujetas a aportes de los diez (10) últimos años de trabajo, continuos o discontinuos anteriores al cese, lapso mínimo que se incrementará en un (1) año, por cada año que transcurra desde el 1 de enero de 1996…”.

Recuerdan que fue la misma ley 1671 la que elevó en cinco (5) años la edad jubilatoria, recortó el haber jubilatorio en un siete (7) por ciento, remplazó la base del cálculo para la determinación del haber inicial y permitió dilaciones absolutamente arbitrarias en diferentes procedimientos especiales.

Señalan que el 3 de septiembre de 2010 fue sancionada la ley 2587 que modificó el sistema de cálculo del haber inicial previsional: “Artículo 73: El haber mensual inicial de las jubilaciones ordinarias, por invalidez y especial por ceguera, resultará de aplicar el setenta y cinco por ciento (75 %) al promedio de las remuneraciones actualizadas sujetas a aportes de los diez (10) últimos años de trabajo, continuos o discontinuos anteriores al cese. Cuando las afiliadas mujeres computen más de noventa (90) puntos y los afiliados varones más de noventa y cinco (95) puntos en la sumatoria a que se refiere el inciso b) del artículo 49, el porcentaje del párrafo precedente se incrementará en uno (1) por cada punto que exceda el mínimo exigido. En caso de jubilación por invalidez o especial por ceguera si el afiliado no acreditare el mínimo requerido, se promediarán las remuneraciones actualizadas de todo el tiempo computado. Si en el período a tomar en cuenta para la determinación del haber concurrieran servicios simultáneos con distintas bonificaciones, a los efectos de determinar la bonificación a que se refiere el segundo párrafo del inciso b) del artículo 49, el tiempo de simultaneidad se dividirá por el número de los distintos servicios computados. Si se computaren sucesiva o simultáneamente servicios en relación de dependencia y autónomos, el haber se establecerá sumando el que resulte de la aplicación de esta Ley para los servicios en relación de dependencia y el correspondiente a los servicios autónomos de acuerdo con su régimen propio, ambos en proporción al tiempo computado en cada régimen, con relación al mínimo requerido en los mismos, para obtener jubilación ordinaria. A los efectos de determinar este mínimo en los regímenes de la presente Ley, se considerará como tal el tiempo necesario para alcanzar los puntos requeridos en el artículo 49 inciso b). El ISS efectuará las reducciones proporcionales que correspondan en el haber jubilatorio, cuando no se hubiere efectuado el aporte mínimo previsto en el segundo párrafo del artículo 35” (fs. 17-17 vta.).

Con base en las transcripciones legales que anteceden...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA