Sentencia Nº 09/12 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2012

Fecha de Resolución:29 de Noviembre de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
FALLO Nº 09/12 -Sala "A": En la ciudad de Santa Rosa, capital de la Provincia de La Pampa, a los veintinueve días del mes de noviembre del dos mil doce, se reúne la Sala "A" del Tribunal de Impugnación, integrada por los Señores Jueces P.T.B. y V.E.F., asistidos por S.G.-.S.-, a los efectos de resolver el recurso de impugnación que fuera interpuesto a fs. 519/532 de la presente causa registrada con el Nº 02/12, caratulada "., D. E. s/ Recurso de Impugnación".- I.-) Que por sentencia dictada con fecha 29 de noviembre de 2.011, la Cámara en lo Criminal Nº 1 de la Primera Circunscripción Judicial, con la integración de los Jueces C.V.N. -presidente-, H.O.D. y A.T.F., agregada a fs. 496/510, condenó a D.E.P., como autor material y penalmente responsable de los delitos de Abuso Sexual con sometimiento gravemente ultrajante calificado por el daño en la salud física de la víctima y por el aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente con la menor en concurso ideal ideal con Lesiones Graves (art. 119, 2º párrafo e incs. "a" y "f", 90 y 54 del Código Penal), a la pena de diecisiete años de prisión, más accesoria legales (art. 12 del C.P.); con costas (arts. 375, 498 y 499 del C. de P.) II.-) Que contra dicha resolución el abogado a cargo de la defensa oficial del condenado D.E.P., interpuso ante el mismo tribunal sentenciante, recurso de impugnación con fecha 14 de diciembre del 2.011, el que le fuera concedido a fs. 533 con fecha 15 de diciembre del mismo año de conformidad a lo dispuesto en el art. 429 del C. de P.. Al desarrollar los motivos de impugnación que habilitan la ley para poder revisar la sentencia de conformidad a lo sancionado en el art. 429 de la ley 2297, modificatoria de la ley 332 a partir del 24 de noviembre de 2.007, señaló lo dispuesto en el inc. 3º del mencionada norma, alegando con el título A- Errónea Valoración de la Prueba y los subtítulos: A.1. AUTORÍA; A.1.2. ¿Cómo debe valorarse la prueba?; B. ARBITRARIEDAD; B.1. Arbitrariedad en la merituación de la prueba: B.2. Arbitrariedad en la determinación de la pena; y C- CUESTIONES ATINENTES A LA CALIFICACIÓN LEGAL. Agravios que, por una extensión singular se deberán resumir en una estricta síntesis al tiempo de satisfacer su contestación conforme al cirterio de equidad de esta alzada para el caso concreto.- III.-) Que mantenido que fuera el recurso por ante este Tribunal a fs. 556, a los fines dispuestos en el art. 426 del C.P. se notificó a la Fiscalía de Impugnación. a la que, con posterioridad, se le dió intervención de conformidad a lo dispuesto en el art. 437 último párrafo del C. de P. (fs. 571), evacuando su dictamen a fs. 572/573 formulando las siguientes observaciones, en cuanto al resultado del fallo recurrido, advirtiendo que de la lectura del mismo, a su entender, el esfuerzo del quejoso no alcanza a torcer la decisión que motiva su agravio, exponiendo una valoración subjetiva propia, dando por correcto el razonamiento efectuado por el sentenciante, que expresados conforme a los principios que guian el recto entendimiento humano; con el aval de un análisis pormenorizado de la prueba y con una lógica en su fundamentación conforme a la decisión adoptada También sostuvo el representante del Ministerio Público, que la versión defensista de los hechos planteados por el propio imputado resulta inverosímil, sin que ello sirva de obstáculo como para que el Tribunal pueda llegar a una sentencia condenatoria en cuanto a la perpetración del delito aberrante de una menor de tres años de edad. Por último, sostuvo que la obligación legal y constitucional de fundamentar la pena, se encuentra ampliamente cumplidos, al igual que la subsunción efectuada por lo los jueces de la Cámara, toda vez que las lesiones constatadas deben concursar idealmente, ya que exceden su repercusión fisiológica, y en consecuencia el alcance fijado por el art. 90 del Código Penal IV.- Integrada la Sala en su composición, conforme a lo dispuesto en autos y notificadas que fueron las partes, se fijo la realización de la audiencia "de visu", la que se llevó a cabo conforme acta agregada, quedando ésta en condiciones, así, de ser resuelta, estableciéndose el orden de votación, resultado el primer voto del Sr. Juez B., que dijo 1.-) Que a partir de los alcances del fallo "C., M.E. y Otro" dictado por por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, publicado el 14 de junio del 2.006, y su consecuencia legislativa provincial con la sanción de la ley nº 2297, se estableció la obligación de garantizar el segundo examen en todos los puntos que hayan sido materia del debate y constituyan parte del recurso interpuesto, en tanto y en cuanto ello no sea de imposible revisación; habiendo quedado en claro que, aquellos componentes que se desprendan de la inmediación, no son materia de examen por la alzada, se puede advertir de la lectura de las actuaciones y de todo lo documentado en la instrucción, como así de las constancias del contradictorio, que este tribunal se encuentra en condiciones de efectuar el máximo esfuerzo de su capacidad para satisfacer las críticas efectuadas en el trámite del presente recurso, en el que se plantearon cuestiones que hacen a los hechos individualizados y las medidas probatorias utilizadas para la demostración de aquellos.- 2º.-) Como tema genérico el recurrente ataca la sentencia condenatoria al considerarla como una derivación de la imputación hacia su defendido, producto del análisis del material probatorio que fuera valorado por la Cámara, quien se condujo con subjetividad, advirtiendo que el resolutivo no es una consecuencia de esas pruebas como interpretación lineal y mucho menos, de un entendimiento integral conforme a lo dispuesto en el art. 370 del C. de P.- También sostuvo, que la autoría de su pupilo no se encuentra acreditada con la certeza, por los escasos elementos de prueba que excluyen su accionar delictivo y, segundo, por la falta de una instrucción integral del caso Resulta indudable que la defensa efectúa un juego de palabras que, en su exteriorización, aparece como una reiteración del alegato en la negación de la autoría responsable de su asistido P., atribuyéndole el hecho a otra persona; y, en virtud función de ello y siempre según su análisis, la menor víctima nunca manifestó que el autor sea el condenado, siendo en función de ello que la denunciante G.E.B. -madre de la menor-, en el transcurso de la investigación fue variando conforme lo expresado por la menor entre el "hombre del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA