Sentencia de Camara Civil Caleta Olivia de 18-09-2019

Fecha de Resolución:18 de Septiembre de 2019
Emisor:Cámara Civil de Caleta Olivia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Caleta Olivia
Fuero: Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Mineria de la Segunda Circunscripción Judicial
Instancia: Segunda Expte. Nº: 7279
Sentencia: 2800
Actor: Barboza, Nestor Fabian
Demandada: Chuequina, Angela
Objeto: Laboral
Fecha: 18/09/2019
Texto: En la ciudad de Caleta Olivia, Provincia de Santa Cruz a los dieciocho días del mes de Septiembre de dos mil diecinueve, se reúnen los señores miembros de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para dictar sentencia en los autos: “BARBOZA, Néstor Fabián c/ CHURQUINA, Virginia s/ laboral”, Expte. Nº 979 del año 2013 que tramitan en el Juzgado de Primera Instancia Nº 1 en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la ciudad de Puerto Deseado, que tuviera su ingreso en esta instancia bajo el Nº 7279. A estos fines se estableció el siguiente orden de estudio: Dr. Humberto Eduardo Monelos, Dra. Griselda I. Bard y Dr. Jorge Omar Alonso para responder a las siguientes cuestiones: PRIMERA: ¿Es nula la sentencia recurrida? SEGUNDA: ¿En caso negativo es justa la sentencia recurrida? TERCERA: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?
A LA PRIMERA CUESTIÓN el Dr. Monelos dijo:
I.- Que en el curso de su escrito de agravios el apelante sostiene que la violación de las reglas que apoyan el principio protectorio del derecho laboral hacen que la “sentencia sea alcanzada por la nulidad absoluta” y que no se puede obviar la consideración de los principios protectorios “porque acarrearía la nulidad insanable del fallo” (fs. 415) y reitera a fs. 415 vta. que el “fallo queda viciado de nulidad”. Ya a fs. 410 había sostenido anticipando el ataque, que al estar el pronunciamiento alejado de los principios del proceso laboral y de las Constitución Nacional y Provincial “amerita la nulidad de la sentencia en crisis…”
Se trata de una grave acusación que amerita sea tratada en primer lugar. A estos fines debemos tener en cuenta que el recurso de apelación comprende el recurso de nulidad por defectos de la sentencia como establece el art. 254 del CPCC. Como es sabido con el recurso de apelación se tiende a corregir errores in iudicando es decir error de juicio en una resolución formalmente válida mediante la revocación o modificación de la misma, mientras que por el de nulidad se procura subsanar errores in procedendo o sea en las formas que deben observarse para obtener un acto procesal válido por vía de la anulación de la sentencia viciada, o de todo el procedimiento consecuente con un acto viciado, es decir se persigue desconocer los efectos de las providencias dictadas por medio de la invalidez por vicios propios de la sentencia o a actos que precedieron a su dictado y que no hayan sido convalidados. Los supuestos de nulidad de la sentencia son limitados (“por defectos de la sentencia” expresa el art. 254 CPCC) y entre ellos se ha considerado entre otros la falta de integración de la litis, falta de firma del juez, o de notificación del traslado de la demanda o carencia de fundamentos, pero no el de la brevedad o error de los mismos, que constituyen errores in iudicando.
En el caso de autos el recurrente invoca, en agravios, la reglas de la condición mas beneficiosa, la de in dubio pro operario, de la irrenunciabilidad de los derechos, de la primacía de la realidad o los principios de interpretación y aplicación de la ley, la primacía de la realidad y de la buena fe, e imputa al juez de grado “haber violado todo y cada uno de dichos principios que hacen su sentencia sea alcanzada por la nulidad absoluta…” y repite en el tramo final de su escrito que el fallo queda viciado de nulidad. Adelanto que la estrategia del recurrente aparenta, a mi entender, como en muchos casos una intención dirigida a impresionar con esa fuerte calificación, más que pretender corregir la sentencia mediante esta vía, de una forma torpe de atacar al magistrado y a la sentencia calificándola livianamente, en pleno convencimiento de la improcedencia de esta vía.
De la lectura de sus agravios se desprende que se pretende corregir errores in iudicando, que no son materia susceptible de corregir por la vía del recurso de tachar a la sentencia de nula. El art. 254 del CPCC establece que “El recurso de apelación comprende el de nulidad por defectos de la sentencia….” como se recordara más arriba y al no haberse indicado errores en el procedimiento o el confección de la sentencia (falta de fecha, de parte dispositiva, de integración de la litis, de traslado de la demanda, de fundamentos etc.…); y siendo que sus agravios hacen a la imputación de un error in iudicando debe rechazarse el planteo de nulidad de la sentencia, lo que así propongo a mis colegas en el Acuerdo. Respondo pues en forma negativa a la primera cuestión.
A LA PRIMERA CUESTIÓN la Dra. Bard dijo:
II.- Coincido con mi colega que la sentencia carece de vicios in procedendo motivo por el cual no es procedente la vía de la nulidad con que se la desprestigió. Adhiero al voto que antecede y voto también en forma negativa a la primera cuestión.
A LA SEGUNDA CUESTIÓN el Dr. Monelos dijo:
III.- Que rechazada la vía del recurso de nulidad corresponde ingresar al examen del recurso de apelación. Para ello y a fin de tener una visión del expediente debo resumir la pretensión del actor el Sr. Néstor Fabián Barboza quien representado por el Dr. Miguel Nicolás Cano, con la documental y escrito de fs. 1/14, promueve demanda laboral contra la Sra. Ángela CHUEQUINA, titular del “NIGHT CLUB INTERNACIONAL por cobro de la suma de $177.388,63 en concepto de indemnización por despido sin justa causa (arts. 245 LCT y 1 y 2 Ley 25.323) sanción del art. 80 de la LCT, diferencias salariales o lo que en más o en menos resulte de la prueba a aportarse, con intereses y costas. Sostiene que la relación laboral y por ende el contrato de trabajo se da por el sólo hecho de la prestación efectiva de servicios conforme el art. 23 de la LCT que sostiene justificará por medio de testigos y cita jurisprudencia. Indica como fecha de ingreso en seguridad como vigilador principal del NIGHT CLUB INGTERNACIONAL el 1º de febrero de 2001 con desempeño de miércoles a domingo de 00 a 06 hs. con relación laboral desarrollada en forma normal pero con altibajos en atención a sus reclamos de blanquear la relación y actualización de salarios que nunca pudo lograr. Transcribe los telegramas remitidos y recibidos hasta que se da por despedido por las injurias del desconocimiento de la relación laboral y de la deuda por diferencias salariales y el rechazo por parte de la demandada.
Afirma encontrarse ante un despido indirecto sin justa causa y se refiere a las indemnizaciones de la que resulta acreedor con cita del art. 242 de la LCT y jurisprudencia. Detalla los rubros reclamados practicando liquidación. Cita el derecho y ofrece prueba.
IV.- Que corrido traslado
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA