Sentecia definitiva Nº 131 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 03-11-2020

EmisorSecretaría Laboral y Contencioso Administrativo nº3
Número de sentencia131
Fecha03 Noviembre 2020
///MA, 3 de noviembre de 2020.
Visto: Las presentes actuaciones caratuladas: "MONTECINO, MARTIN AMADO C/ALCAZAR S.A. S/RECLAMO S/INAPLICABILIDAD DE LEY" (Expte. N° R-2RO-1844-L2015 // 30626/19-STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
El señor juez doctor Ricardo A. Apcarian dijo:
1. Antecedentes de la causa:
Mediante sentencia obrante a fs. 292/304 y su aclaratoria de fs. 305/306, la Cámara Segunda del Trabajo de la IIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de General Roca hizo lugar a la demanda interpuesta por el actor Martín Amado Montecino contra Alcazar SA y en consecuencia condenó a esta última a pagar al primero una suma de dinero en concepto de indemnización por antigüedad, preaviso e integración mes de despido, incluídos los intereses al 30-04-19. Seguidamente la rechazó por los conceptos de vacaciones no gozadas, indemnización del art. 80 LCT, horas extras, el monto reclamado en exceso en concepto de indemnización por antigüedad e integración mes de despido y, por mayoría, art. 2 ley 25323. Con costas en un 80% a la demandada y en un 20% al actor.
Para decidir de esta manera la Cámara consideró -por mayoría- que si bien la conducta asumida por la parte actora al viajar a Chile a presenciar un partido de fútbol, mientras cursaba el uso de licencia derivada de una lumbalgia aguda, por la que se requería tratamiento y reposo físico, es contraria al deber de buena fe; no fue esta la causal de despido invocada por la demandada, ya que los motivos plasmados en la comunicación tales como "simulación de enfermedad que ordenaba reposo" y "haber faltado a la verdad", y que "las ausencias son injustificadas" no lograron acreditarse como injuria grave que derivara en pérdida de confianza. Entendió que sólo se acreditó la existencia de la enfermedad -lumbalgia- sufrida por el actor, y que la demandada pretendió mutar el argumento originario en contra de los expresos preceptos del art. 243 LCT referidos a la invariabilidad de la causal del despido. Concluyó así que éste fue arbitrario y por tanto debió indemnizarse.
Por su parte, el voto de la minoría se expidió también en el mismo sentido, esto es, hacer lugar a la demanda por despido incausado, pero en la convicción de haber resultado desproporcionada la sanción aplicada, "? sin un adecuado análisis valorativo de la causal extintiva?" (fs. 299 y vta.).
Contra lo así decidido, la demandada interpuso a fs. 312/333 recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, contestado según constancias de fs. 338/341 vta., declarado admisible por interlocutorio obrante a fs. 344/348, únicamente en relación a los agravios relativos a la errónea interpretación del art. 243 LCT y arbitrariedad en el cómputo de la antigüedad considerada en la sentencia para liquidar las indemnizaciones.
2. Agravios del recurso:
En breve síntesis, y circunscripto el análisis a las cuestiones que fueran admitidas, la parte demandada sostiene que en el caso de autos no hubo modificación de las causales de despido y que lo decidido por el tribunal resulta arbitrario y sin fundamento. Señala que introduce cuestiones que no son ciertas, o tergiversa las constancias de la causa, extendiéndose en consideraciones que no eran "objeto de prueba" o que fueran de "interés" para la dilucidación del conflicto.
Destaca que el actor siempre supo las razones por las cuales se lo despedía y no las objetó por considerar que hubiere "falta de claridad o variación"; se limitó a rebatirlas en el entendimiento de que se "vulneraba su intimidad al obtener información de las redes sociales, que ellas podían ser falsas" y que "el trato hostil le había generado discordancias psíquicas".
Cita diversos fallos en los que la justicia se ha pronunciado por el valor relativo de los detalles o circunstancias en las que ocurrieron los acontecimientos, cuando los mismos son inexcusables y a la vez no requieren de mayor especificación para estimar su gravedad, al punto de impedir su continuidad del vínculo.
Sostiene que el trabajador pudo ejercer debidamente su defensa, que sabía de qué hechos se trataba y que el reconoció -aunque recién en sede judicial- las circunstancias de "tiempo, modo y lugar" en que habían ocurrido los hechos, aunque dándole otra proporción o entidad.
Afirma que el proceder del actor implica quebrantamiento del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR