Señalan a Mangeri como un acosador

Diana Saettone escuchó durante dos horas a cinco vecinos del edificio de Ravignani 2360 afirmar bajo juramento que su esposo, , le regalaba bombones a una chica de 20 años que cuidaba niños; que una empleada doméstica renunció porque estaba cansada de las propuestas sexuales que le hacía el portero, y que molestaba a las chicas que vivían en la casa tomada, situada al lado del inmueble en el que fue asesinada Ángeles Rawson.

Mientras los que el portero les hacía a las mujeres, Saettone, nerviosa y molesta, sentada tres filas más atrás, se tapaba la boca con una mano y miraba la nuca de su esposo.

Ella y Mangeri habían perdido el contacto visual que habían mantenido durante las seis audiencias anteriores. Entonces, el acusado por el homicidio de Ángeles le pidió a su abogado que solicitara a los jueces del Tribunal Oral Criminal N° 9 autorización para no volver a presenciar el juicio.

La mayoría de los testigos que declararon ayer expusieron a Mangeri como un acosador. Ayer fueron revelados dos nuevos hechos, que se suman al de cuatro mujeres que habrían sido acosadas por el portero acusado del crimen ocurrido el 10 de junio de 2013 en el edificio de Palermo.

Mónica Lospinato, vecina del 5° "A", recordó que una empleada suya le dijo que cuando empezó a trabajar en su casa, en 2011, y cuando tenía sólo 20 años, Mangeri la esperaba en la puerta del edificio y le regalaba bombones Bon o Bon. Si bien la empleada le comentó que al principio ése le pareció un gesto simpático, con el paso del tiempo la situación había empezado "a darle miedo".

"En los últimos tiempos, Zunilda lo había notado más «zarpado» y contó un episodio en el cual Mangeri la siguió por la calle y le preguntó adónde iba a bailar", dijo Lospinato, quien además recordó que a veces la chica le regalaba los bombones a una de sus hijas o "los tiraba a la basura".

"En ningún momento pensamos que podíamos tener un peligro dentro del edificio", afirmó la abogada, quien aclaró que no mencionó este episodio, ocurrido una semana...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba