En una señal a los bonistas, Martín Guzmán dijo que recién en 2023 habrá superávit

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que no habrá superávit fiscal este año y que supeditará el pago de la deuda al crecimiento económico. Aunque no brindó ninguna precisión sobre cuáles serán las medidas que adoptará el Gobierno para lograrlo, dijo que ese objetivo recién podría alcanzarse después del año 2023. De esa forma, Guzmán trazó ante la Cámara de Diputados un panorama sombrío de la situación financiera del país y envió una nueva señal a los acreedores, en el marco de la negociación por los pagos de la deuda.En un discurso de predominante tinte político, el ministro sostuvo de esa forma que la combinación entre el equilibrio de las cuentas públicas y el crecimiento recién será una meta alcanzable en 2023. Aunque evitó polemizar con la oposición, adjudicó el aumento del endeudamiento al gobierno de Mauricio Macri.Sin embargo, y en línea con las palabras que la vicepresidenta Cristina Kirchner pronunció en Cuba el último fin de semana, dijo que "el Fondo Monetario Internacional es también responsable de la crisis de deuda que la Argentina está viviendo hoy". Pero también aseguró que con el organismo "se viene trabajando de manera constructiva" y que en cada reunión con sus representantes "se obtienen progresos".A pesar de que imperó un clima de cordialidad y respeto durante el tiempo que permaneció en el recinto, las palabras de Guzmán provocaron la reacción de los bloques de la oposición, que cuestionaron la ausencia de lineamientos sobre un programa económico que permita vislumbrar el sendero de crecimiento al que, según dijo el ministro, apunta la política económica del gobierno de Alberto Fernández."Hay voluntad de pagar la deuda; el problema es que no hay capacidad para hacerlo", sentenció Guzmán en uno de los pasajes más fuertes de su exposición.El ministro inicio su presentación enumerando los índices de pobreza, indigencia y desocupación, tras lo cual aseguró que "es condición necesaria para romper la dinámica de recesión, que se profundiza, sacarse de encima esa carga de deuda que no se puede pagar".En ese sentido, aseguró que "no es sostenible que haya reducción del déficit fiscal en 2020". "Un escenario alcanzable implica alcanzar el equilibrio fiscal en el año 2023 y converger unos años después en un superávit primario de entre 0,6 y 0,8% del producto", agregó.Atento a las críticas que se le vienen formulando al Gobierno, el ministro defendió las medidas tomadas en diciembre en la denominada ley de solidaridad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba