Sentencia nº AyS 1998 VI, 271 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 1 de Diciembre de 1998 (caso Sena, Dionicio c/ Forja San Martín S.A. s/ Enfermedad accidente)

Ponente:Juez NEGRI (SD)
Presidente:Negri-Salas-de Lázzari-Hitters-Pettigiani
Actor:Sena, Dionicio
Demandado:Forja San Martín S.A.
Fecha de Resolución: 1 de Diciembre de 1998
Emisor:Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires
RESUMEN

Laboral - Enfermedad accidente - Prueba - No infringe el art. 375 del Código Procesal Civil y Comercial el fallo que impone a la demandada la carga de acreditar su afirmación de que el actor tomó conocimiento de su minusvalía laborativa dos años antes de promover la demanda, como invocó. CPCB Art. 375

 
EXTRACTO GRATUITO

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a uno de diciembre de mil novecientos noventa y ocho, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Negri, Salas, de Lázzari, Hitters, Pettigiani, se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 60.814, "Sena, Dionicio contra Forja San Martín S.A. Enfermedad accidente".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo nº 3 de General San Martín hizo lugar a la demanda promovida por Dionicio Sena contra Forja San Martín S.A. en concepto de indemnización por incapacidad derivada de enfermedad accidente. Con costas a la parte demandada.

Esta dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor Negri dijo:

1. Por la vía del absurdo cuestiona el recurrente la decisión del juzgador acerca de que Sena no presentaba várices a la época de su ingreso a la firma demandada en fecha 6-XII-76.

2. A esta determinación llegó el sentenciante de grado dejando de lado el dictamen médico de la causa, por las razones expuestas en el fallo.

3. Con acierto demuestra el apelante el absurdo que aduce en la ponderación de los elementos de juicio que sirvieron de sustento para establecer estas conclusiones.

Efectivamente en la historia clínica del actor, agregada por cuerda, obra un examen médico periódico realizado al accionante el 28-III-85 en el que se puede leer claramente que Sena fue operado de várices en el año 1970, con anterioridad a su ingreso a la empresa.

Por consiguiente, el razonamiento expuesto por los sentenciantes de grado para descalificar las conclusiones del perito médico, carece de validez en tanto han omitido considerar la pieza probatoria antes referida. Y si bien tiene dicho esta Corte que los tribunales laborales tienen facultades privativas a fin de seleccionar las pruebas computables, sin que constituya absurdo el hecho de que prefieran una a otra; asimismo se ha establecido que incurre en el vicio de absurdo con transgresión del art. 44 inc. "d", ley  11.653 el fallo que no evalúa prueba esencial y decisiva para la suerte del pleito...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA