Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal, 5 de Febrero de 2009, expediente 9.693

Fecha de Resolución 5 de Febrero de 2009

Cámara Nacional de Casación Penal °

Causa n°9693

Semeria, R.A. s/recurso de casación

Sala III CNCP

REGISTRO Nro n la Ciudad de Buenos Aires, a los cinco días del mes de febrero del año dos mil nueve, se reúnen los integrantes de la Sala Tercera de la Cámara Nacional de Casación Penal, D.. G.J.T., E.R.R. y A.E.L., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Secretaria de Cámara, Dra. M. de las Mercedes López Alduncin, con el objeto °

de dictar sentencia en la causa n° 9693 caratulada “Semeria, R.A. s/recurso de casación”, con la intervención del representante del Ministerio Público Fiscal ante esta Cámara, Dr. G.R.W. y de la Dra.

V.G.C., por la asistencia técnica del imputado.-

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto,

resultó que debía observarse el orden siguiente: T., L., R..-

Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El señor juez Dr. G.J.T. dijo:

PRIMERO

Que llega el expediente a conocimiento de esta S. en virtud de los recursos de casación interpuestos a fs. 563/580 por la defensa contra la sentencia dictada a fs. 553/vta. y 554/565vta. por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 26 de esta ciudad, que resolvió “

I) NO HACER LUGAR a las nulidades planteadas por la Defensa de R.A.S. [...]

III) CONDENAR A RODRIGO

ADRIAN SEMERIA (...) por considerarlo autor penalmente responsable del delito de Concusión, en los términos de los arts. 45, 268 en función del 266 del Código Penal, a la pena de DOS AÑOS de prisión de ejecución condicional -art.

26 del C.P.- inhabilitación absoluta perpetua y costas, imponiéndole el cumplimiento durante el plazo de la condena de la regla de conducta prevista en el inciso primero del art. 27bis del CP. [...]”.-

Que concedido por el a quo el remedio intentado mediante decisorio de fs.581/vta., la asistencia técnica mantuvo la impugnación a fs. 587.-

Puestos los autos en Secretaría por diez días, a los fines de los artículos 465 primera parte y 466 del Código Procesal Penal de la Nación, el Sr.

Fiscal General, se presentó a fs. 591/592, propiciando el rechazo del recurso.- Finalmente, habiéndose cel

SEGUNDO

La defensa de Semeria encuadra su impugnación en el segundo de los supuestos previstos en el artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación,

pues entiende que en el caso se patentiza la presencia de vicios in procedendo.

a)En primer lugar el impugnante plantea la nulidad de la orden de dotar de medios técnicos al denunciante y proceder, en el caso de que se concrete la entrega del dinero, a la requisa del lugar de trabajodel personal policial (casamata). Refiere que dicha orden se llevó a cabo a través de consulta telefónica con el Juzgado de Instrucción n° 33, de lo cual se dejó simple constancia a fs.

1/2), mediante la cual se dispuso proceder a la grabación y filmación de la entrega de dinero que se materializaría al día siguiente y en su caso la requisa del lugar de trabajo del personal policial.-

Al respecto, la asistencia técnica expresa que no existen constancias de que el magistrado tuviere conocimiento de las novedades transmitidas por el personal policía, agrega que un dato fundamental lo constituye el hecho que surge del acta de fs. 1 suscripta por el J. de la División Judiciales de la Dirección General de Asuntos Internos de la Policía Federal Argentina que quien dispuso requerir la cooperación de esa dirección y dotar al damnificado de los elementos técnicos idóneos (fílmicos y sonoros) fue el secretario del Juzgado.-

Señala que dos son las cuestiones indebidamente resueltas en la sentencia puesta en crisis, por un lado el hecho de que la orden impartida fuera verbal y no fue ordenada por el juez natural de la causa y la otra es la ausencia de fundamentación de la medida dada sus características, sin haberse hecho 2

Cámara Nacional de Casación Penal °

Causa n°9693

Semeria, R.A. s/recurso de casación

Sala III CNCP

referencia a la seriedad y urgencia de la misma.-

  1. En segundo lugar la defensa plantea la nulidad del procedimiento que culminó con la detención de R.A.S.. Señala que el agravio se vincula con la circunstancia relativa al modo en que se efectuó el procedimiento en si mismo.-

    Afirma que según se advierte de la prueba obtenida mediante grabación fílmica y sonora que el vehículo conducido por S. -quien se encontraba dotado de los medios electrónicos para proceder a grabar lo que ocurría- no fue detenido en su marcha al pasar por delante del puesto de control donde se encontraba Semeria, sino que el denunciante detuvo su marcha en forma voluntaria y luego de descender de la ambulancia se dirigió hacia la parte trasera del vehículo y le entregó el dinero marcado al imputado sin que mediara requerimiento alguno de su parte. Afirma que esta circunstancia de relevancia fue falsamente ocultada tanto por el propio denunciante como por el personal de Asuntos Internos que llevaba adelante el procedimiento.-

    A fin de dar sustento a su postura confronta las declaraciones testimoniales brindadas por S. a fs. 15/16 y por la A.L.B. a fs. 17/vta. (personal policial femenino que viajaba en la ambulancia junto al denunciante), las que a su juicio demuestran claramente la irregularidad del procedimiento llevado a cabo (cfr. CSJN “Fiscal c/Fernandez” y sus citas). Sobre el particular refiere que pese a lo afirmado por el a quo se trata de un claro caso de verdadera y evidente instigación -agente provocador o agente encubierto-

    configurada en la circunstancia probada de que la ambulancia conducida por S. ante la orden del personal de Asuntos Internos detuvo su marcha frente al puesto en el que se encontraba el imputado, a quien le colocó sin exigencia previa el dinero que llevaba marcado ya que el procedimiento se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR