Por segunda vez en 10 meses, vuelven a importar petróleo

 
EXTRACTO GRATUITO

Un poco de pragmatismo por un momento su declarado interés por reducir la importación de energía y lanzarse al mercado internacional de hidrocarburos a comprar petróleo. Los ejecutores de esa política serán dos empresas estatales, ya que por cuenta y orden de Enarsa, que pagará la millonaria compra en dólares.

La compañía que maneja Miguel Galuccio lanzó una licitación para importar hasta un millón de barriles de petróleo de África Occidental, del Mar del Norte o del Mediterráneo. El número es enorme: equivale a casi dos días de la producción de petróleo de todo el país según los números de diciembre. La licitación estará abierta hasta el 3 del mes próximo.

Esos volúmenes servirán para cubrir la menor oferta local del crudo denominado Medanito, propio de Neuquén, el que mejor rinde en las refinerías argentinas.

Si ningún interesado está en condiciones de cubrir la cantidad que pidió YPF, se puede hacer una oferta por al menos 600.000 barriles. En cualquier caso, se necesitarán varios barcos para traerlos a las costas de Puerto Rosales (Bahía Blanca), donde está previsto que descarguen entre el 29 del mes próximo y el 7 de abril.

Será la segunda importación de crudo en 10 meses (la anterior fue en mayo de 2014), todo un récord para la Argentina, que estuvo más de dos décadas sin necesidad de comprar petróleo en el exterior.

Eso se debió, en parte, al fuerte aumento que registró la producción en los años 90 (en 1998 el país llegó al récord de extracción, pero luego comenzó a caer de manera ininterrumpida).

El Gobierno, que desde hace tiempo compra gas en el exterior para compensar la caída en la oferta local, rechazó durante años la importación de petróleo por temor a los titulares de los diarios. Vencer ese miedo fue uno de los últimos legados del ex secretario de Energía Daniel Cameron, quien antes de su salida había hecho las cuentas, por sugerencia de distintos colaboradores y representantes de la industria, que mostraban la conveniencia de comprar crudo en los mercados internacionales antes que importar productos terminados, como naftas y gasoil.

Aunque desplazó al funcionario (su sucesora es Mariana Matranga), el ministro de Economía, Axel Kicillof, tomó la idea, que cobró aún más forma con la baja internacional del crudo.

Es una paradoja más de la energía en la Argentina: aunque en la mayor parte de los últimos años ocurrió lo contrario, hoy el petróleo importado es más barato que el nacional.

"Por las características de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA