La segunda invasión: las empresas chinas ahora buscan conquistar el mercado argentino con sus propias marcas

 
EXTRACTO GRATUITO

Hoy un argentino puede despertarse con la alarma de su celular Huawei, apagar su aire acondicionado Hisense , mirar las noticias en un televisor TCL y mientras apura el desayuno consultar en la notebook Lenovo las ofertas que encuentra en el portal Alibaba. Después puede subirse a su camioneta Chery, rumbo a la sucursal más cercana a su casa del banco ICBC, y en el camino aprovechar el viaje para fumarse un cigarrillo Baisha. Es que sin hacer mucho ruido, las marcas chinas ya ocupan un lugar cada vez más relevante en la vida de los consumidores argentinos, que poco a poco están dejando de lado los prejuicios que asociaban a los productos made in China con bajos precios y una calidad dudosa.

El cambio de percepción sobre las marcas chinas no es un fenómeno exclusivo de la Argentina y a nivel mundial se vive un proceso de revalorización de la industria del gigante asiático, que coincidió con el hecho de que prácticamente todas las grandes corporaciones de rubros como la electrónica, los celulares o la indumentaria decidieron trasladar sus fábricas a Shanghai, Shenzhen o Suzhou.

El paso inevitable después de concentrar la producción dentro de sus fronteras era dejar de ser un polo industrial para terceros y empezar a imponer sus propias marcas en las mentes de los consumidores, con la mira puesta en repetir el fenómeno coreano. Hace 30 o 40 años las marcas de Corea del Sur salieron a competir internacionalmente con un posicionamiento claramente por debajo de las líderes japonesas. Hoy LG o Samsung dejaron muy atrás esta idea de bajo precio y calidad inferior y en todo el mundo son sinónimo de vanguardia e innovación.

"China es un mundo dentro del mundo y de ahí salen tanto productos súper premium como commodities que compiten por precio. En el caso de nuestra marca estamos teniendo una muy buena aceptación en la Argentina porque el consumidor se da cuenta de que somos una marca de primera calidad, con el mismo procesador y una mejor presentación que las líderes históricas", sostiene Rodrigo Ubeda, director de Marketing de Huawei Argentina y Uruguay.

El caso de Huawei es un buen ejemplo de la avanzada de las marcas chinas en el mercado argentino. La compañía llegó al país hace 15 años como un proveedor de soluciones de infraestructura para telecomunicaciones y en 2011 inició la producción de celulares en Tierra del Fuego. Hoy lidera la expansión de las marcas de celulares chinos -que incluye a competidores como TCL o Woo Quasar- con una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA