Seguirán presos los acusados de asesinar a Ferreyra

 
EXTRACTO GRATUITO

Para la Justicia, la patota de la Unión Ferroviaria que mató al militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra no sólo intentó evitar que los trabajadores tercerizados cortaran las vías del Ferrocarril Roca, sino dar una lección para que no lo volvieran a intentar. Con esa lógica, confirmó que los siete detenidos por el crimen seguirán presos con prisión preventiva.Los jueces de la Cámara del Crimen, además, afirmaron que Pablo Díaz, el sindicalista de la Unión Ferroviaria preso, debe ser considerado instigador del crimen.A pesar de que la Cámara entendió que todos deben enfrentar la acusación de homicidio calificado y tentativa de homicidio calificado, puntualizó el rol que le cupo a cada uno de los acusados, lo que significó que dos de ellos vieran aligerada su situación procesal.El resto enfrenta la misma expectativa de pena: reclusión perpetua, en caso de que el caso llegue a juicio con esta calificación.La Sala I del tribunal, con la firma de los jueces Jorge Luis Rimondi, Luis María Bunge Campos y Alfredo Barbarosch, confirmó que el barrabrava del club Defensa y Justicia Cristian Favale, los ferroviarios Gabriel Sánchez, Juan Carlos Pérez, Francisco Salvador Pipitó, Jorge Daniel González, Guillermo Uño y el sindicalista Díaz seguirán detenidos tanto por la muerte de Ferreyra como por las heridas que sufrieron Elsa Magalí Rodríguez Sosa, Nelson Fabián Aguirre y Ariel Benjamín Pintos.Los camaristas, en su fallo, coincidieron con la interpretación que realizó la abogada querellante María del Carmen Verdú, que representa al herido Aguirre, al sostener que más que evitar un corte de las vías del tren, el grupo atacante intentó un gesto aleccionador contra los trabajadores tercerizados del Roca, entre los que se encontraba Ferreyra, para disuadirlos de intentar una acción similar.Los jueces llegaron a esta idea tras resaltar que el ataque de los trabajadores de la Unión Ferroviaria y patoteros a los tercerizados se produjo a 300 metros de las vías del tren, cuando los manifestantes del Partido Obrero ya habían abandonado su idea de impedir el paso del tren y se estaban retirando de la zona de Barracas, donde se produjeron los enfrentamientos.Nada espontáneoAl analizar el papel que desempeñó cada uno de los acusados en este aleccionador plan predeterminado, los camaristas destacaron que Favale fue señalado por nueve testigos como una de las personas que disparó. Además que no era trabajador ferroviario, sino aspirante a serlo, lo que destroza el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA