Seguirá investigando al fiscal antilavado

 
EXTRACTO GRATUITO

En momentos en que se resolvía multar al juez Claudio Bonadio con el 30% de su salario, el magistrado obtuvo respaldo de sus superiores de la Cámara Federal.

Es que los jueces de la Sala II del tribunal rechazaron la recusación del juez que había planteado el fiscal antilavado Carlos Gonella, un funcionario cercano al Gobierno, favorito de la procuradora Alejandra Gils Carbó. Bonadio investiga a Gonella por abuso de autoridad y por violar secretos.

Bonadio ya había citado a indagatoria a Gonella en dos ocasiones, pero el fiscal no concurrió y, en cambio, recusó al juez alegando que no era imparcial para resolver en su caso.

Pero los camaristas de la Sala II escribieron en su fallo que "no encuentran en los cuestionamientos concretos presentados por la parte razones con entidad suficiente para sostener un temor fundado de parcialidad sobre la actuación del instructor".

Por lo tanto, agregaron, "corresponde, por ende, rechazar la recusación intentada y, consecuentemente, la pretensión de que se anulen todos los actos procesales dictados".

Bonadio llamó dos veces a declaración indagatoria a Gonella y al fiscal Emilio Guerberoff, pero no se presentaron con la idea de esperar a que la Cámara Federal decidiera sobre la recusación que presentaron contra el magistrado.

Gonella es titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) -y miembro de la agrupación progubernamental Justicia Legítima- y Guerberoff es fiscal en lo Penal Económico.

Ambos manifestaron temor de que Bonadio pudiera no ser parcial y consideraron que el magistrado actuó en el caso con arbitrariedad manifiesta.

Los dos están imputados de los presuntos delitos de violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA