Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 25 de Octubre de 2017, expediente 121622

PresidentePettigiani-de Lázzari-Soria-Negri
Fecha de Resolución25 de Octubre de 2017
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 25 de octubre de 2017, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresP., de L., S., N.,se reúnen los señores Jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 121.622, "Segovia, A.M.. Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en causa n° 49.304 del Tribunal de Casación Penal, Sala II".

A N T E C E D E N T E S

La Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal, mediante el pronunciamiento dictado el 28 de junio de 2012, rechazó el recurso de la especialidad interpuesto contra la sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 4 del Departamento Judicial de Lomas de Z. que -en lo que aquí interesa- condenó a A.M.S. a la pena de once años de prisión, accesorias legales y costas, por resultar coautora penalmente responsable del delito de robo agravado por homicidio resultante -hecho I- (v. fs. 79/90 vta.).

El señor defensor oficial adjunto ante la aludida instancia articuló recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 118/127 vta.), que fue concedido por esta Corte (v. fs. 137/139).

Oído el señor F. del Tribunal de Casación Penal (resol. 12/16; v. fs. 141/146), dictada la providencia de autos (v. fs. 147) y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor P. dijo:

  1. El señor defensor oficial formuló los siguientes agravios.

    I.1. En el primero, denunció la violación al principioin dubio pro reo(arts. 18 y 75 inc. 22, Const. nac.; 8.2, CADH y 1, CPP) y la errónea aplicación del art. 45 del Código Penal (v. fs. 120 vta.).

    En ese camino, adujo que el tribunal intermedio incurrió en la errónea aplicación de la teoría del dominio funcional del hecho fundado en que "Ni de la materialidad ilícita comprobada, ni de la calificación legal escogida, surge que hubo un acuerdo común para matar, ni tampoco existió un reparto de tareas entre los sujetos que tuvieran esa finalidad" (fs. cit.).

    Luego de efectuar una serie de consideraciones teóricas con relación al concepto de "dominio del hecho" (fs. 121/122), precisó que "no surge de las constancias utilizadas en la sentencia que haya existido acuerdo previo de matar entre las Segovia [-en referencia a A.M. y Z.E.-] y C.M., acuerdo que en principio existió solo respecto del robo" (fs. 122).

    Expresó que "Al realizar uno de los intervinientes la totalidad de la conducta típica [...] no existió reparto de tareas, entonces no puede afirmarse la existencia de un dominio funcional del hecho, pues precisamente tal concepto viene en auxilio para dar solución a aquellos casos en los que solo existe una realización parcial y no total como en el hecho aquí investigado" (fs. 122 vta. y 123).

    En subsidio, para el caso de entenderse que existió tal acuerdo previo, alegó que "...la coautoría estará conformada por varias conductas parciales..." y que "...resulta necesario determinar en cada caso si la contribución constituye un presupuesto indispensable para la realización del resultado buscado conforme al plan" (fs. 123 y vta.).

    En concreto, reiteró que "...se encuentra debidamente probada y motivada la ajenidad de su asistida en la muerte de E.L." (fs. 123 vta.), y que "...lo único que se pudo acreditar fue la intervención de mi asistida en el robo, más no se acreditó el contenido de dicha contribución en la muerte" (fs. 124).

    Explicó que el sentenciante "...olvida que además ese aporte debe ser ‘indispensable’ para la realización del hecho conforme fuera planificado, para de ese modo poder diferenciar los casos de coautoría de los de complicidad secundaria" y que "Con la interpretación del art. 45 [...] se desnaturaliza la norma del art. 46 del C.P., pues ya no podría distinguirse entre cómplices y coautores, ya que todos responderían a título de coautor" (fs. 124 vta.).

    Por último, adujo que lo decidido es contrario a la doctrina establecida en el precedente P. 114.722 y acumulada P. 114.723, de esta Suprema Corte, en el entendimiento de que su asistida "...no acompañó el asentimiento referido a la muerte del Sr. L., sino solo a lo planeado inicialmente de robar, no existió acuerdo previo de matar, en todo caso solo de robar" (fs. 125).

    Concluyó que lo resuelto es violatorio del aludido principioin dubio pro reo(art. 18, C.. nac.) y solicitó que se declare erróneamente aplicado el art. 45 del Código Penal y se modifique la calificación legal respecto de su defendida como coautora del delito de robo calificado (v. fs. 125).

    I.2. En el segundo tramo de la queja, el recurrente denunció la errónea aplicación del art. 165 del Código Penal y la inobservancia del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR