Secuestran cargamento de EE.UU.

 
EXTRACTO GRATUITO

Después de la intriga que generó el episodio y del silencio oficial, ayer el Gobierno reconoció que el avión militar estadounidense demorado en el aeropuerto internacional de Ezeiza traía "material sensitivo" no declarado para realizar cursos de seguridad en el país.Lo llamativo resultó la dimensión del cargamento incautado: se trata de "cerca de mil pies cúbicos", según dice un comunicado que emitió Cancillería ayer después del mediodía. De acuerdo con especialistas en control aduanero consultados por LA NACION, esto equivale a nada menos que cinco contenedores.El hecho, revelado hace dos días, generó polémica: es investigado por la Justicia y tuvo eco en el Congreso. El diputado Miguel Bonasso presentará mañana un pedido de informes al Poder Ejecutivo para que explique los alcances del ejercicio, el marco legal y qué transportaba la aeronave.La postura oficial sobre el C-17 Globemaster III que aterrizó el jueves pasado se conoció recién a 48 horas del arribo. Minutos antes, vía Twitter, Timerman había acusado a LA NACION de "desinformar".Según el comunicado, el miércoles pasado Cancillería recibió una carta de la embajada de Estados Unidos. Allí le solicitaba "cooperación para ingresar al país «material sensitivo» a ser utilizado en un curso sobre seguridad".El Gobierno afirma que, como respuesta, advirtió que en agosto del año pasado una práctica debió ser cancelada porque la carga que traía el avión no coincidía con el manifiesto declarado ante las autoridades locales.La inspecciónEsta vez, ocurrió lo mismo. La aeronave de la Fuerza Aérea norteamericana fue inspeccionada por la Aduana, en colaboración con la Policía de Seguridad Aeroportuaria. De matrícula 77184, el vehículo estaba en falta. Debieron ser incautados "cerca de mil pies cúbicos de material que no figuraba en el listado oficial".A partir de entonces, parte de la carga fue liberada y retirada por la embajada estadounidense y el resto quedó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA