Scioli endurece su discurso y busca encolumnar al PJ

 
EXTRACTO GRATUITO

"Yo soy mi propio productor", sentencia , atribuyéndose el copyright de los retoques en su estrategia comunicacional y la nueva dinámica de la marcha de su plan 2015. Puntilloso con su imagen y medido con las palabras, no de casualidad empezó a hilvanar frases picantes y generar contrapuntos con sus máximos rivales, cuando siempre se apegó al manual de evitar los cruces.Con una figura superinstalada y asociada a la "previsibilidad" y el "diálogo", sus más valiosos atributos según arrojan los estudios que maneja su equipo, ahora apunta a neutralizar lo que se visualiza en parte del electorado -y la dirigencia- como su punto débil: la sensación de falta de carácter y definiciones. La táctica de fue diseñada, sobre todo, para "hacer notar la escala" de lo que consideran que es gestionar la provincia de Buenos Aires y un municipio.Ese giro simbólico, junto con un renovado pack electoral, va enlazado con otro objetivo que, en una disputa cabeza a cabeza, se le vuelve más imperioso: acarrear cuanto antes a todo el peronismo detrás de su candidatura, para sumar capital político concreto al proyecto presidencial. Scioli, al igual que el ala más tradicional del PJ, cree que la fragmentación puede derivar en una derrota a manos de Mauricio Macri. "Los respaldos van a llegar a fin de año", se ilusiona ante LA NACION un funcionario.Mientras trabaja bajo cuerda alianzas y busca repatriar a los díscolos, como José Manuel de la Sota, Scioli exhibe en el ruedo potenciales candidatos cuyo denominador común es la popularidad por fuera de la política. El jueves pasado, en su visita a Mendoza, uno de los distritos donde tiene mayor respaldo de las distintas líneas del PJ, se vio en primera fila al corredor de autos Marcos Di Palma, un ferviente seguidor de la ola naranja que ya pidió pista para competir en Arrecifes.Después de la misión comercial a Alemania que arranca hoy, su próximo destino en clave electoral será Río Negro, junto con el senador Miguel Ángel Pichetto, y prevé un gran evento -que él denomina "reunión de gabinete ampliada"- para dentro de un mes y medio. En esos encuentros, como el que se realizó en el Teatro Argentino de La Plata, nada está librado al azar. Y menos el discurso: Scioli se valió de un casi imperceptible teleprompter, similar al que utiliza Barack Obama.Habrá más ironías sobre sus contrincantes, en un registro similar a "Las bicisendas son muy lindas, pero hice 4000 km de rutas", "Una cosa es administrar el Puerto de Frutos y otra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA