Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 15 de Julio de 2011, expediente 35.561/2009

Fecha de Resolución15 de Julio de 2011

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

SENTENCIA N° 95.602 CAUSA N° 35.561/2009 SALA IV

SCHIVO GUILLERMO ALBERTO C/ DISTRIBUIDORA

METROPOLITANA S.R.L. Y OTRO S/ ACCIDENTE – ACCION CIVIL

JUZGADO N°32

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 15 DE

JULIO DE 2011, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La doctora S.E.P.V. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia de fs. 522/531, se USO OFICIAL

alzan el actor a fs. 537/542, la demandada Distribuidora Metropolitana SRL a fs.

555/558 y Mapfre Argentina ART S.A. a fs. 548/553 con réplica de sus contrarias: Distribuidora Metropolitana SRL a fs. 565/569, 567/569 Mapfre ART

SA a fs. 567/569 y el actor a fs. 575/576 y fs. 561/564, respectivamente.

II) Se agravia la parte demandada Distribuidora Metropolitana SRL en razón de que la Sra. J.a de grado tuvo por acreditada la índole de las tareas desempeñadas por el actor y el siniestro con la sola declaración testimonial de A..

Si bien es cierto que la Sra. J.a de grado fundó su sentencia en la declaración de A. (fs. 354), único que declaró a propuesta de la parte actora, no es menos cierto que sus dichos son objetivos y convictivos y dan suficiente razón de lo expuesto. En razón de ello la circunstancia de que se trate del único testimonio no obsta a su validez y que tenga eficacia probatoria (C.N.A.T., S.I., S.D. 88.392 del 26.12.06. “C., C.M. c/ Banco Río de la Plata s/ despido”).

Cabe puntualizar que, en la apreciación de la prueba testifical, lo relevante es el grado de credibilidad de los dichos, a cuyo fin, se valora las condiciones personales del declarante, la razón de sus dichos, la existencia o ausencia de interés en el asunto; es decir, todos los elementos subjetivos que puedan restar fuerza de convicción a aquéllos. También debo agregar que no sólo cabe atribuir validez a una declaración testimonial cuando ella se fundamente en la percepción directa del hecho por parte de quien declara, en tanto nada impide 1

que el testigo relate o complete la información requerida con las propias impresiones recibidas, o las deducciones subjetivas que extraiga, o inclusive por el relato que terceros le hayan efectuado; hechos que, como cualquier otro, se encuentran sujetos a la apreciación del juez. Por ello, el testimonio debe ser analizado en forma global, integrando las diversas respuestas brindadas en el interrogatorio al que se sometió el testigo, que constituye la única forma de extraer verdaderamente el contenido de aquél, y apreciar, en consecuencia, su validez de acuerdo a las reglas de la sana crítica (esta sala, 30/6/08, SD 93492,

A.C.J. c/ Alimentar S.A. s/ Despido

).

Así, A. (fs. 354/355) declaró puntualmente que al actor lo veía de manera continua y diaria y que lo vio trasladar “palets”, termotanques y televisores.

Por otra parte coincido con la Sra. J.a en cuanto a que el testimonio de A. acredita de modo fehaciente las tareas llevadas a cabo por S..

Nótese que aquél explicó que las labores desempeñadas por el actor de supervisor de tráfico eran las tareas principales. Sin embargo, agregó que también vio al accionante colaborar con otras tareas, con los chicos de descarga,

que acarreaba zorras, movía termotanques y televisores, desde el piso a un palet y, además, cargaba el palet con una zorra manual hasta una ubicación.

Asimismo considero que no le asiste razón a la apelante (fs. 555

vta./556) en cuanto sostiene que la Sra. J.a no valoró las declaraciones de los testigos propuestos por su parte. El hecho de que no lo haya hecho en forma favorable a su pretensión no significa que las hubiera omitido. Conforme se desprende de la sentencia dictada en la instancia anterior la Magistrada analizó

las declaraciones de O. (fs. 408), R. (fs. 410), D. (fs. 411),

S. (fs. 412) y N. (fs. 413) y le restó valor probatorio en razón de que se trató de personas que laboraron escaso tiempo con el actor, en otro sector u horario o en la calle (fs. 525/526). Asimismo, la demandada no logra rebatir los argumentos vertidos por la J.a en este aspecto de la cuestión en debate (art.

116 L.O.). Por otra parte, más allá de los alcances que la demandada le quisiera otorgar al término “colaboración o ayuda” considero que las tareas de carga existieron y que, además, no se verificó en autos algún llamado de atención y/o apercibimiento y/o sanción a los fines de que el trabajador dejara de realizar dichas tareas si aquella estimaba no correspondía. Por otra parte, es dable 2

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

destacar que si bien las tareas de carga no estaban dentro de las específicas del Sr. S., implicaba que se pudiera cumplir con el objetivo de la empresa con mayor eficiencia y efectividad. No era obligación del accionante acreditar qué

tipo de instrucciones recibía de sus superiores, pues lo que se encuentra en discusión en las presentes actuaciones es la efectiva realización de tareas de esfuerzo.

A ello cabe agregar que tal como lo destaca la Magistrado anterior,

el propio testigo O. –aportado por la demandada- hace referencia a que “…hacia el año 2007 el actor tuvo un tirón…” y, lo que no fue refutado en los términos del art. 116 L.O. es que, tal como se destaca en el penúltimo párrafo de fs. 526, del informe del Grupo Paramedic. –fs. 397/398- surge que el actor fue atendido el 9 de mayo de 2007 por una lumbociatalgia en el domicilio de la demandada.

En razón de lo expuesto corresponde desestimar el agravio y confirmar la sentencia en este aspecto de la cuestión en debate.

III) Se queja la demandada Distribuidora Metropolitana SRL en razón de que la Sra. J.a le atribuyó falta de diligencia para cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, en lo que a esta cuestión respecta, destaco que las manifestaciones de la apelante denotan una mera y dogmática disconformidad con lo decidido en el fallo recurrido, y no rebate de una manera crítica y razonada los argumentos vertidos por la Sra. J.a a fs. 527, por lo que corresponde declarar desierto el recurso sobre el aspecto en debate (conf. art. 116

L.O.).

En cuanto a la relación de causalidad, la apelante cuestiona que el actor había sido atendido con anterioridad a los eventos denunciados en la obra social por una hernia discal.

Al respecto cabe destacar que de la contestación de oficio de la Obra Social del Personal de Dirección de Sanidad Luis Pasteur (fs. 374/380) se desprende que el Sr. S. fue atendido el 3/5/2007 por “Dolor de cintura post esfuerzo…” (fs. 375) y los días 10/5/07 por lumbalgia, el 17/5/07 se le diagnosticó hernia discal y los días 29/5/07, 12/6/07 y 14/6/07 por lumbociatalgia. Como se advierte todas las fechas fueron simultáneas con las que denunció en el escrito de inicio (abril 2007, 9 de mayo de 2007 y 29 de junio 3

de 2007), como de aparición de la patología (ver fs. 21 vta./22 vta.) y no se demostró conducta positiva alguna de la empleadora al respecto.

En razón de lo expuesto y toda vez que, tal como surge de la sentencia de grado, el fundamento de la condena por la vía intentada ha sido “la aptitud que ostentó la actividad desempeñada para generar concausalmente el daño que actualmente presentaba el actor y, asimismo, la falta de diligencia de la empleadora para cumplir las obligaciones que las circunstancias requerían (art.

512 y cc Cód. Civil)…”, considero que acreditadas las labores con la prueba de autos y la dolencia sufrida por el actor, corresponde desestimar el agravio formulado.

IV) Por otra parte, se agravia el accionante en razón de que la Sra.

J.a de grado le restó el 50 % al porcentaje establecido por el perito médico por la patología detectada en razón de haber verificado la existencia de enfermedades preexistentes. Afirma que, tanto en el informe médico principal como así

también en los respondes a las distintas impugnaciones, el galeno ya había descontado el 30 % por patologías preexistentes. Distribuidora Metropolitana SRL se queja solamente del porcentaje de incapacidad establecido en la sentencia.

Sin embargo, debo destacar que las manifestaciones (fs. 555 vta. P..

II) de la demandada Distribuidora Metropolitana SRL denotan una mera y dogmática disconformidad con lo decidido en el fallo recurrido, y no rebaten de una manera crítica y razonada los argumentos vertidos por la Sra. J.a a quo en este aspecto de la cuestión en debate, por lo que corresponde declarar desierto el recurso sobre el aspecto en debate (conf. art. 116 L.O.).

Por lo expuesto sólo será objeto de análisis la apelación de la parte actora. En este aspecto considero que le asiste razón.

En efecto, la Sra. J.a determinó (fs. 527) que la actividad laboral incidió en un 50 % en el daño que padece el Sr. S. por haber determinado el perito médico la existencia de patologías preexistentes –extremo no cuestionado en esta alzada-

El galeno explicó, al momento de presentar su informe médico (fs.

464), que el accionante presenta una incapacidad del 18 % por la patología de lumbalgia, no obstante le descontó un 30 % sobre dicho porcentaje y se lo atribuyó a las patologías preexistentes verificadas, obteniendo así un 12,60 % de 4

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

la t.o.. Si a dicha minusvalía se le suma el 10 % por la afección psíquica y más los factores de ponderación se obtiene un total del 26,55 % de la t.o.. Asimismo,

a fs. 475 el galeno aclaró, ante la impugnación de la aseguradora, que la incapacidad de artrosis que le genera al Sr. S. ha sido considerada y por ello descontó un 30 %. A fs. 488 vta. ratificó lo expuesto y agregó que la patología de artrosis en modo alguno puede ser vinculada con las lesiones de tipo discal y ligamenaria. Finalmente, concluyó que los porcentajes del 70 % y del 30% los otorgó en función de lo informado en la RMN (fs. 495).

En razón de lo expuesto no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR